Italianismos en el tango ciruja

La inmigración italiana a la Argentina entregó un legado en el habla llamado lunfardo. ¿Qué italianismos existen en este tango?

Por: Laura Cecilia Bedoya Ángel
agosto 31, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Italianismos en el tango ciruja
Foto: Pixabay

Desde que estaba niña me enseñaron que no es de buen gusto presumir, sin embargo, y contra esos preceptos hoy presumo de recibir una clase con la presidenta de la Academia Porteña del Lunfardo, Otilia Daveiga, y como esta maestra me atrapó con la palabra, hoy quise escribir una nota sobre su exposición magistral.

Arribo al tema contando que el lunfardo y el tango nacieron y evolucionaron juntos, es por eso que sus letras portan los términos de esta jerga.

Ahora bien, en aras de no cansar al lector y para entrar en materia omito la génesis de la palabra lunfardo para adentrarme en el tango El ciruja escrito por Alfredo Marino.

La expositora invitada acude en su ponencia a distintos autores como José Gobello y Oscar Conde, reconocidos lingüistas y estudiosos. En esta ocasión tomó un análisis del profesor italiano Giovanni Meo Zilio, quien hizo a su vez un examen de El Ciruja para contarnos los italianismos que contiene y que refiero a continuación, después de explicar por qué hay italianismos.

Dice la profesora Otilia " la inmigración italiana que llegó a la Argentina, además de aportar a la gastronomía, arquitectura, música y demás, contribuyó en la formación de otro legado que aparece en el habla y que se llama lunfardo. La mayoría de ellos venían de tres sitios, Sicilia, Génova y Piamonte, y todavía en esa época de la afluencia migratoria el idioma italiano no estaba consolidado porque la península itálica no estaba unificada; quienes llegaban hablaban su idioma regional (dialecto). Seguro que había palabras parecidas entre las distintas lenguas, entonces ellos obligados por la necesidad de comunicación acudían a los términos del castellano apelando a la intuición; de esa amalgama de idiomas contando además los muchos pobladores de distintos países que llegaron hasta allí, salió lo que dio origen al nacimiento de lo que llamamos lunfardo.

Antes que nada, definir al ciruja como individuo que comerciaba los residuos de los vaciaderos, revolvía allí los restos óseos y era diestro en el cuchillo. “Ciruja ha de ser apócope de cirujano, por alusión burlona a los huesos que reunía para comerciar” (1). El tango en mención cuenta la historia de este hombre que regresa de la cárcel después de haber matado a un cafiolo, a un proxeneta que le disputaba los favores de su mina.

Veamos entonces lo que nos cuenta el profesor Giovanni Meo Zilio en la voz de Otilia Daveiga: En el elemento léxico de la letra encontramos dialectismos, y sobre todo jergalismos itálicos. Así reza la primera estrofa:

Como con bronca, y junando

de rabo de ojo a un costado,

sus pasos ha encaminado

derecho pa'l arrabal.

Lo lleva el presentimiento

de que, en aquel potrerito,

no existe ya el bulincito

que fue su único ideal (...)

Empecemos con la palabra bulín, a la que también se atribuye un origen francés. Y en el italiano jergal está dado como cama, que en lunfardo viene a ser el lugar del encuentro amoroso. (Las palabras bronca y junando son términos lunfardos y no provienen del italiano, el primero procede de la germanía española y significa enojo, el segundo viene del habla de los gitanos españoles, junar es mirar con determinada intención. Aclaro estas dos palabras porque son las que irrumpen en el comienzo, los demás términos lunfardos con procedencia de otros países, los aplazo para el siguiente artículo).

Recordaba aquellas horas de garufa

cuando minga de laburo se pasaba,

meta punguia, al codillo escolaseaba

y en los burros se ligaba un metejón;

cuando no era tan junao por los tiras,

la lanceaba sin tener el manyamiento,

una mina le solfeaba todo el vento

y jugó con su pasión (...)

Acabamos de encontrar 13 lunfardismos, de los cuales 8 son italianismos:

Minga: significa nada, del dialecto milanés y con el mismo significado.

Laburo: quiere decir trabajo, del italiano meridional laburare, con el mismo significado.

Punga: es robo, también del italiano meridional, es bolsillo. Meo Zilio lo da como de origen griego y alude al dinero que se guarda en el bolsillo.

Tiras: policía, del italiano jergal, espías de la policía.

Manyamiento: por identificación, del piamontés jergal, alude al conjunto de gestos que usan para identificarse entre sí los ladrones. En lunfardo, es el que está en la mira de la policía.

Mina: mujer, muchacha, del Venetto jergal.

Solfiaba: por robaba, posiblemente del italiano jergal, cruzado con la alocución metafórica de tocar el piano.

Vento: por dinero, del genovés jergal con el mismo significado.

Era un mosaico diquero

que yugaba de quemera,

hija de una curandera,

mechera de profesión;

pero vivía engrupida

de un cafiolo vidalita

y le pasaba la guita

que le shacaba al matón (...)”

Se han hallado  9 lunfardismos, de los cuales 3 son italianismos:

Engrupida: sobreestimación del dialecto genovés, grupo, engaño, estafa.

Cafiolo: por proxeneta, alternando con cafisho, sofica, canfinflero, variantes de cafiel que significa hombre joven del dialecto genovés.

Shacaba:  significa engañar, sacar dinero a alguien mediante falsas promesas, viene del genovés sciaccâ “romper y groseramente forzar, violar,( por traslación de significado semejante a la ocurrida con joder)” (2).

Frente a frente, dando muestras de coraje,

Los dos guapos se trenzaron en el bajo,

Y el ciruja, que era listo para el tajo,

Al cafiolo le cobró caro su amor.

Hoy ya libre’e la gayola y sin la mina,

Campaneando un cacho’e sol en la vedera,

Piensa un rato en el amor de su quemera

Y solloza en su dolor (...)

Estamos al frente de 7 lunfardismos entre ellos los italianismos son mina, cafisho, cafiolo (ya mencionados).

Campaneando: mirando, del  italiano jergal campana, ayudante del ladrón que es el que da la alarma. Con igual significado en el lunfardo

Es importante observar que en 32 versos , encontramos 31 lunfardismos,  no por nada el tango es el vehículo más importante para la difusión del lunfardo.

Dentro de los 31 lunfardismos hay 15 italianismos, lo cual representa un 50 %. Este es el análisis de Giovanni Meo Zilio, que expuso magistralmente Otilia Daveiga".

Por el momento dejo esta nota con unos versos de El Choclo escritos por el hijo de un inmigrante italiano llamado Enrique Santos Discépolo:

...“Por vos shusheta, cana, reo (3) y mishiadura

se hicieron voces al nacer con tu destino...

¡Misa de faldas, querosén, tajo y cuchillo,

que ardió en los conventillos y ardió en mi corazón”.

 

Referencias:

(1) Gobello, José. Nuevo diccionario lunfardo- 9° reimp. Buenos Aires: Corregidor. 2014

(2) Ídem

(3) Reo no es un italianismo, es de origen popular.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-.
0
600
La sueca dueña de UNE se frota las manos mientras Daniel Quintero pelea en Medellín

La sueca dueña de UNE se frota las manos mientras Daniel Quintero pelea en Medellín

Nobel de la Paz a tres grandes defensores de los derechos humanos de Bielorrusia, Ucrania y Rusia

Nobel de la Paz a tres grandes defensores de los derechos humanos de Bielorrusia, Ucrania y Rusia

Colombia entre los 10 países del mundo con las peores carreteras

Colombia entre los 10 países del mundo con las peores carreteras

Mientras unos lo odian, otros lo siguen amando: esto piensan los bogotanos del despilfarro de Petro

Mientras unos lo odian, otros lo siguen amando: esto piensan los bogotanos del despilfarro de Petro

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus