Votos, pero sin botas

Las próximas elecciones son claves para darle un vuelco político al país. Sin embargo, cambiar la Constitución para que los militares puedan votar sería un error

Por: John García Fitzgerald
agosto 31, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Votos, pero sin botas
Foto: Pixabay

El desprestigio del Congreso en Colombia no solo se relaciona con algunos legisladores corruptos, incluso desde su elección por compra de votos o por nexos con narcoparamilitares; la muy merecida mala fama y falta de credibilidad también obedece al paso sin pena ni gloria por el hemiciclo de algunos “honorables”, que entre ausentismo injustificado, ronquidos en plenarias y/o presencia en el recinto, pero dedicados a jugar con sus dispositivos y como ha sucedido otros congresistas, se dedican a presentar inútiles e inconvenientes proyectos de ley, dejando de legislar en lo esencial, prioritario y necesario, basta con evocar algunos de los bodrios de proyectos de ley presentados:

Declarar lunes primer día de la semana, proyecto de ley presentado por el congresista conservador Alfredo Ape Cuello. Ese mismo congresista presentó una iniciativa que declara el 27 de abril el día nacional de la música vallenata.

Proyecto de Ley de Jimmy Chamorro, del Partido de la U, que busca reconocer el Día Internacional de los Voluntarios…

El Partido de la U radicó una iniciativa para reglamentar el uso de la bandera en todo producto hecho en Colombia. (Ojalá excluya mercenarios tipo exportación, drogas ilícitas y aquellos que incurren en “tragedias familiares” de alta alcurnia cuyo infierno son las playas de Miami y Bahamas) …

Y pese a la crisis económico, social y humanitaria por coletazo de la pandemia y del paro, recientemente fue aprobado el proyecto presentado por la senadora Ruby Chagüi del Centro democrático, para homenajear el carriel antioqueño: declarando el 15 de agosto como un día conmemorativo de la celebración del carriel de Jericó, la construcción de una escultura alusiva al carriel y que la próxima moneda emitida por BanRepública tenga acuñada una imagen del carriel… Es innegable que el país tiene muchas riquezas culturales por destacar, ¡pero todo a su debido tiempo!

Un proyecto de ley que ha sido presentado durante diferentes oportunidades, que no ha pasado y que en el presenta año volvió a ser radicado es otorgar el voto a los militares.

El senador Édgar Palacio Mizrahi del partido Colombia Justa Libres, volvió a presentar la iniciativa que plantea una reforma a la Constitución para que los miembros de la Fuerza Pública (militares y policías) ejerzan el derecho al voto.

“El voto es un derecho humano fundamental Art. 21 Declaración Universal de los DDHH y Art. 23 Convención Americana de los DDHH prohibido en nuestra Constitución para las Fuerzas Armadas. Los miembros de la fuerza pública no podrán ejercer derecho al voto. Anotó en un trino el senador Mizrahi.

El senador invoca los DDHH para que los militares en Colombia ejerzan el derecho al voto, pero pasa por alto que dichas Fuerzas Armadas tienen una gran deuda con la justicia y mucho por aclarar en lo que respecta a constantes y graves violaciones a los derechos humanos, tan graves como ser los actores de genocidio, por los execrables “crímenes de Estado” mal llamados falsos positivos, cuya cifra incierta e indeterminada, que se cree supera los 6.402 colombianos asesinados por el Estado.

No han sido completamente aclarados ni se ha determinado quién dio la orden: militares recientemente “encochinados” por el Gran Colombiano, quien sin vacilar, les tiró toda el agua sucia por el genocidio cometido, diciendo que “los soldados lo habían engañado”. Qué raro que soldados rasos tengan tanta iniciativa, autonomía para salir de sus batallones; tanto poder económico y logístico para movilizarse por todo el país, para reclutar con engaños a cientos de jóvenes, transportarlos lejos de su lugar origen, asesinarlos, ponerles uniformes camuflados, botas pantaneras nuevas y el poder e incidencia sobre los medios de comunicación para mostrar los “trofeos” en bolsas plásticas…

También hubo derechos humanos violados durante los días del reciente paro, con dolorosas cifras de muertos, torturados, mutilados y desaparecidos.

Nada podría ser más peligroso e inconveniente para la democracia en este momento que se aprobara el voto para los militares, sabiendo que son plena y fácilmente manipulables. Quienes pasamos por la experiencia de ser soldados sabemos que existen los incentivos si se mantiene el alojamiento limpio, si se hace buen puntaje de tiro en el polígono; cuando se responde bien a los entrenamientos y al orden cerrado, los premios pueden ir desde doble ración de pan, un puesto de guardia no tan extremo hasta lo más codiciado: una salida de al menos 24 horas…

Retomando el tema de las ejecuciones extrajudiciales, los incentivos por cada “baja” (asesinato), según la macabra directiva ministerial 029/2005, donde se cambió la ración de pan por cifras desde dinero hasta licencias de varios días y es que según el entonces general Mario Montoya, quien en forma ruin y cobarde atribuyó la autoría de los falsos positivos a la ignorancia de los soldados al punto de decir que en el Ejército les "enseñaban a usar los cubiertos e ir al baño”, le faltó decir que los soldados incorporados no conocían la existencia del espejo y la rueda…

Pero mediante la vil declaración reconoce que los soldados entonces sí son manipulables, obviamente habría que incluir rangos mayores, cuando se trata de órdenes y de ahí hacia arriba la línea de mando, que ya sabemos quien es el comandante en jefe supremo de las FF.AA., y para bien o para mal, por acción y omisión es el responsable absoluto de todo lo que hagan dichas fuerzas armadas".

En septiembre de 2020 el desaparecido ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, ante la propuesta de ese momento del proyecto de ley para permitir el voto a militares, manifestó que “sería el peor y más enorme error que se podría cometer en Colombia”.

Según Infodefensa, al 2020, Colombia cuenta con 266.606 efectivos (Ejército, Fuerza Aérea y Armada), más 185.000 policías y 23.513 civiles que trabajan en el sector Defensa, para un total de 475.119 integrantes. Es decir, cerca de 500.000 votos, multiplicados por… si se le suma la familia de cada miembro de las FF.AA., asumiendo un esperado y muy predecible constreñimiento electoral donde posiblemente resulten sufragando los abuelos, bisabuelos y tatarabuelos fallecidos de los militares y quizá hasta la mascota de la casa…

El senador John Milton Rodríguez, del partido Colombia Justa y Libres, anunció en medio de rechiflas e insultos su precandidatura presidencial en Cali. Qué casualidad ¿o causalidad? que sea el mismo partido que volvió a radicar el controversial proyecto que permitiría el voto a militares.

De acuerdo con las actuales circunstancias del país, sería el peor momento para manosear la Constitución y permitir que este proyecto sea aprobado, y para que los militares tengan el derecho al voto es innegable que nuestra democracia está enferma, que las últimas elecciones han tenido mantos de dudas, ni pensar en la manipulación y/o trampa en que incurrirían al contar con los votos (nada libres ni a conciencia) de los militares y sus familias. Colombia, más que nunca, necesita una masiva participación en las próximas elecciones, se requieren más votantes, ¡más votos, pero sin botas!

 

 

 

 

-.
0
200
Las poderosas mujeres que pesan en las próximas elecciones con sus millones de votos

Las poderosas mujeres que pesan en las próximas elecciones con sus millones de votos

Pobreza, crimen organizado y migración: los retos de la primer mujer presidente en Honduras

Pobreza, crimen organizado y migración: los retos de la primer mujer presidente en Honduras

El asesinato del dueño de Surtifurver que quebró el exitoso negocio

El asesinato del dueño de Surtifurver que quebró el exitoso negocio

Guerra de precios de útiles escolares en las calles de Bogota

Guerra de precios de útiles escolares en las calles de Bogota

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus