Opinión

Ignorando las lecciones de la historia

Reducir nuevamente el narcotráfico va a costar decenas de billones de pesos, decenas de miles de vidas y unos ocho años; porque en aras de la paz este gobierno olvidó la historia

Por:
marzo 04, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Ignorando las lecciones de la historia
Los cantos de sirena de que la paz ‘no tiene precio’ no permitió vislumbrar la tragedia que se nos venía encima

Algunos iletrados le adjudican a Marx la sentencia “Aquellos que olvidan la historia, están condenados a repetirla.” No es de Marx, sino del filósofo hispano estadounidense, George Santayana. Los colombianos, por culpa de un mandatario desmemoriado, al ignorar las lecciones de la historia estamos condenados a volver a vivir la mayor tragedia que hayamos atravesado: el narcotráfico.

Basta hacer una breve reseña de los últimos cuarenta años y repasar lo que los colombianos hemos tenido que sufrir por culpa de narcotráfico: la corrupción desbordada; el auge del narcoterrorismo y sus hijos bastardos, los paramilitares; el holocausto del Palacio de Justicia; los asesinatos indiscriminados de los policías; el vil asesinato de prohombres de la talla de Guillermo Cano, Rodrigo Lara, Luís Carlos Galán, Carlos Low Murtra; la enfermedad holandesa; los ‘carteles’ de la rama judicial; la compra masiva de votos y de conciencias; la abierta corrupción en el poder legislativo. Después de varios lustros de lucha y decenas de miles de muertos que le costaron al país sangre, sudor y lágrimas, a finales del 2010 se logró desmontar este sucio negocio hasta su mínima expresión.

Pensamos los colombianos que el flagelo narcoterrorista no se iba a repetir jamás, pero no fue así… El gobierno que se inició en el 2010, con una visión de túnel que nadie se explica, dejó renacer el monstruo del narcotráfico a un nivel que ya es casi imposible detenerlos. Hoy tenemos más de cinco veces el área sembrada en coca de la que había en el 2010. Y dados los importantes aumentos en productividad, Colombia está produciendo cerca de ocho veces más cocaína de la que producía en el 2010. Es esta sobreproducción la que explica que múltiples jets ejecutivos estén aterrizando en Cartagena, Bogotá, Cali y Medellín para recoger el alcaloide ya no en kilos, sino en toneladas.

El auge del narcotráfico también explica la arrogancia de los terroristas del ELN cuyo objetivo actual es el de pretender arrodillar en Quito al mismo gobierno que permitió el renacer del narcotráfico.

 

El auge del narcotráfico también explica la arrogancia de los terroristas del ELN
cuyo objetivo actual es el de pretender arrodillar en Quito
al mismo gobierno que permitió el renacer del narcotráfico

¿Y fue a consciencia que este gobierno permitió que el sucio y asqueroso negocio del narcotráfico tuviera un inesperado renacimiento? Me niego a creer que Santos y su equipo fueran tan estúpidos de no haberse dado cuenta que el país estaba nadando en coca. Sospecho que lo que pasó es que los cantos de sirena de que la paz ‘no tiene precio’ no les permitió vislumbrar la tragedia que se nos venía encima. Con una candidez rayana en la imbecilidad, el gobierno pensó que siendo las Farc el principal ‘cartel’ del narcotráfico, el llegar a unos acuerdos implicaba la colaboración de este grupo en la erradicación de los cultivos y en el desmantelamiento de los laboratorios y las rutas de comercialización. Con sin igual torpeza el gobierno no se dio cuenta que los frentes de las Farc involucrados en forma directa en el narcotráfico iban a mantener intactas sus estructuras y que los espacios vacíos los iban a llenar de manera inmediata los terroristas del ELN. Adicionalmente el gobierno diseñó una serie de programas de sustitución de cultivos que en vez de reducir el área sembrada, lo que fomentaron fue su multiplicación. Finalmente, la idiotez de tratar el narcotráfico como un delito ‘conexo’ a la rebelión, lo que hizo fue multiplicar a los narcotraficantes.

Aún en el mejor de los casos, el volver a reducir el narcotráfico nos va a costar decenas de billones de pesos, decenas de miles de vidas y por lo menos ocho años. Este es el legado que nos deja un gobierno que, en aras de la paz, hizo caso omiso de las lecciones de la historia.

-Publicidad-
0
536
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Petróleo, oro y cocaína

Petróleo, oro y cocaína

Sobre el gobierno de los jueces

Sobre el gobierno de los jueces

Carta abierta a Pepe Mujica

Carta abierta a Pepe Mujica

Una cosa es una cosa…

Una cosa es una cosa…

¿Qué sigue y qué debería cambiar?

¿Qué sigue y qué debería cambiar?

Ni de los banqueros…ni de empresarios…

Ni de los banqueros…ni de empresarios…

¿Y por qué no cocinaron más al murciélago?

¿Y por qué no cocinaron más al murciélago?

La banda de los eufemismos

La banda de los eufemismos