¡Histórico cambio de mando!

La historia de Colombia registra en este 2022 un hecho que dejará huella. Llena de simbolismos quedará perpetuada la posesión de un nuevo presidente de izquierda

Por: Mario Arias Gómez
agosto 08, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
¡Histórico cambio de mando!
Foto: Leonel Cordero

Alborozado, en medio del calor popular, se registró el fin –por fin– de la desértica, horrible, interminable, noche del “todo vale”, que dio paso al luminoso amanecer representado por la emocionante, memorable asunción del mando del bien amoblado, incorruptible, proactivo Gustavo Petro y su fresca, sincelejana esposa, Verónica Alcocer.

|Le puede interesar: La posesión de Gustavo Petro: lo que la televisión no mostró

Hecho histórico, materializado luego de corajuda, titánica lucha –en la legalidad– en defensa del interés público, de la Colombia olvidada, diversa, acentuado por la pequeñez del cínico, inepto y pedante títere, perfilado –después del ‘Grito de Independencia’– como el peor monigote diminuto, enmascarado espantajo, opacado por el sustituto que, pareciera, a su lado, un gigante, como colosales son los problemas originados por su ininteligible, turbio Gobierno, que supera con creces el acumulado balance desde el ominoso asesinato hace 74 años del mítico Jorge Eliécer Gaitán, en que con él se apagó la ilusión, esperanza del explotado, irredento pueblo.

Atávico legado adoptado a los 17 años, por el demonizado, alias “Andrés Aureliano”, cuya perseverante, polémica, romántica, épica lucha –saturada de tropiezos, limitaciones, incomprensiones nada desdeñables– superó finalmente, el pasado 19 de junio de 2022, fecha que la Historia recogerá como prolongación del heroico proceso iniciado al final del siglo XVIII (20 de julio de 1810).

Precursora efemérides –la independencia del Nuevo Reino de Granada– tenida como la más importante del país, en la que se conmemora la emancipación del yugo de la monarquía española, complementada con la Batalla de Boyacá -7 de agosto/1819-, que dio origen a la ‘Gran Colombia’ (Colombia, Venezuela, Ecuador Panamá), que preexistió hasta 1830.

Cimeros sucesos, agregado –guardadas proporciones–, a la alegórica liberación del momificado uribismo -dirá la historia-, agenciada por PETRO que por décadas predicó en el desierto, con un norte definido, remozada doctrina, inspirada en la regeneración ética de la política que, duélale a quien le duela, llegó para quedarse como movimiento de avanzada, convertido en fuerte bastión democrático.

‘Primavera’ que auspiciosamente recorre el Continente, a semejanza de la ‘Primavera árabe’, que arrancó con la simbólica inmolación en Túnez -17 de diciembre/2010-, del vendedor ambulante, Mohamed Bouazizi, motivada por las pésimas condiciones sociopolíticas.

Similar situación engendrada desde prehipánicos tiempos, por una cavernícola, depredadora, regresiva, represiva, sectaria casta feudal, impuesta -a sangre y fuego- en nuestra abusada, defraudada, dominada, encadenada, lucrada, robada, sometida, timada patria; reencarnada hoy por una hereditaria, insaciable clase latifundista, ejemplificada por el intocable ‘napoleoncito’, quintaesencia de la desahuciada, edulcorada, montaraz, opresora ‘Seguridad Democrática’, premunida de fraguada inmunidad de hecho.

Decadente modelo que exhibe el deshonroso título de nación más desigual, inequitativa de Latinoamérica; problemática que PETRO –por mandato mayoritario de la ciudadanía–, comprometido con capitanear el “Cambio imparable por la vida”, rescindir la pobreza, exclusión, polarización; cauterizar el represado odio derramado; reimpulsar el ralentizado pasivo social acumulado. Gobierno que probablemente no será el edén soñado; pero tampoco será el averno augurado por el innombrable, la Cabal, Paloma Valencia.

Reivindicaciones, razón de ser de ¡Colombia Humana!, antípoda del pensamiento (con perdón por lo de “pensamiento”) del incorregible, omnímodo, santificado pontífice que, premonitoriamente reconoció –por las que debe– padecer “complejo de recluso”, que tendrá -más pronto que tarde- que expiar.

Prontuario desnudado en los agrios, públicos enfrentamientos con los imbatibles gladiadores: los senadores, Petro, Cepeda, relacionados con los excesos en la  lucha antisubversiva; denuncias extendidas a las ‘Convivir’, génesis del paramilitarismo que derivó en su enjuiciamiento, el del carnal ‘angelito’ Santiago, por ‘los doce apóstoles’; Mario Uribe, Luis Alfredo Ramos, cincuenta congresistas,130 diputados ligados con "narcopolíticos" –salvo error u omisión de este escriba–.

Añosas sindicaciones que espero finiquite, “la comisión judicial independiente que como presidente solicitaré (PETRO) conformar a la ONU, como la dirigida por Iván Velásquez en Guatemala, encargada de investigar la megacorrupción, impunidad reinantes”, los crímenes de ‘lesa humanidad’ agrego.

Destape que recobrará la extraviada confianza en la maniatada justicia; contradecirá la persecución alegada por el pérfido innombrable, en el entendido que está en juego la democracia, cuyo valor supremo es la libertad y, como sucedáneo, el progreso socio-económico, como la atención de la conflictividad social.

Ante la innegable convicción antiuribista de Petro, tras la búsqueda de una patria más justa, moderna, ‘paz total’, ‘unidad’ –prevalecientes anhelos–, inusual, sorprendentemente, se bajó del ring, para invitar a un diálogo, a las plurales fuerzas políticas sociales, incluido el ultramontano, vencido halcón –verdugo de Colombia– “potencia mundial de la vida”, orientada a apaciguar los espíritus, cicatrizar las heridas, defender la vida, honra y bienes de los colombianos; desentrampar la compleja, gravosa crisis material, moral que mantiene al país en el oscurantismo.

Blog aquí

 

-.
0
400
El pasado del hombre que Petro nombró su Comisionado de Paz

El pasado del hombre que Petro nombró su Comisionado de Paz

El coreano que quiere llevar alta tecnología al campo de la mano del gobierno Petro

El coreano que quiere llevar alta tecnología al campo de la mano del gobierno Petro

Los millonarios contratos en asesorías de ministerios del Gobierno Petro

Los millonarios contratos en asesorías de ministerios del Gobierno Petro

Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: crónica de dos personas que nunca se soportaron

Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: crónica de dos personas que nunca se soportaron

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus