Opinión

Hay que suspender los bloqueos ya

Los bloqueos comienzan a tener graves efectos en la vida de millones, hay que levantarlos, parar la violencia, la pública y frenar y castigar la de los vándalos.

Por:
mayo 10, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Hay que suspender los bloqueos ya
Bienes perecederos se pudren, un viaje de Bogotá a Tunja puede durar tres días, el desplazamiento de ambulancias es azaroso. Foto: bloqueo en Cundinamarca

El paro actual no tiene antecedentes. El del 14 de septiembre de 1977, durante el gobierno de Alfonso López Michelsen, quizás se le pueda comparar, aunque no en la magnitud ni en la duración. Buena parte de los manifestantes presentes en las protestas de hoy son los jóvenes, sobre los que caen el desempleo y la incertidumbre de futuro. Los datos del Dane sobre pobreza extrema, agravada con la pandemia y las medidas asociadas, son aterradores.  Corrupción, promesas incumplidas, educación en crisis, lenta campaña de vacunación se suma al coctel de motivos.

El telón de fondo del paro es el covid: la situación es grave tanto por las consecuencias sanitarias como por la incidencia que seguirá teniendo en la economía. Seguimos bordeando las 500 muertes diarias y, aunque no lo queramos, las restricciones seguirán. Jorge Orlando Melo recordaba en Twitter que por cada 100.000 habitantes se presentaron, el 9 de mayo, 96 casos en Colombia, 62 en Argentina, 61 en Chile, 40 en Brasil, 23 en India. En la última semana las muertes por millón de habitantes fueron de 61 en Colombia, mientras en la India la tasa fue de 19, es decir, tres veces inferior a la colombiana. Salir a manifestar en tal contexto sólo refleja angustia, desespero y la decisión de protestar pese al pico más alto de la pandemia. Campaña de vacunación mediocre.

Quienes han salido a la calle lo han hecho, en su inmensa mayoría, de forma pacífica y tarde que temprano tendrán que presentarse negociaciones efectivas que den señales creíbles de soluciones.

Sin embargo, hay fuertes señales de fatiga y el clamor para que cese la violencia y se levanten los bloqueos.

________________________________________________________________________________

Después de doce días de paro el saldo es doloroso. Según un informe conjunto de Indepaz y la ONG Temblores han muerto 47 personas y desaparecido 500

________________________________________________________________________________

Después de doce días de paro el saldo es doloroso. Según un informe conjunto de Indepaz y la ONG Temblores han muerto 47 personas y desaparecido 500 (El Tiempo). Las noticias de Cali son muy graves, incluyendo violencia de la fuerza pública y enfrentamientos que parecieran reproducir escenarios de “lucha de clases”.  (El alcalde Ospina consiguió que se firmara un acuerdo en uno de los puntos de bloqueo, que podría dar la pauta para otros y bajar la tensión).

Doloroso que el gobierno nacional no repudie la violencia policial y que algunos medios de comunicación contribuyan a identificar a los manifestantes pacíficos con el vandalismo, motivo adicional para alimentar el desconcierto y la ira de quienes protestan pacíficamente. Desde luego el vandalismo, la violencia contra servidores públicos, debe ser rechazada de plano y castigada.

Hay que desbloquear.

Los bloqueos están comenzando a tener consecuencias en la vida de millones. El tránsito de un municipio a otro, en muchas regiones, se ha convertido en un riesgo. Bienes perecederos que se pudren en los bloqueos.  Un viaje de Bogotá a Tunja puede demorar tres días. El desplazamiento de ambulancias es azaroso. El desabastecimiento de combustible ha contribuido a paralizar el transporte. A pesar de que durante el paro, en las regiones, pueden apreciarse cadenas de suministro de alimentos muy efectivas a partir de la producción agrícola local, es evidente cómo, día a día, se vacían los estantes de las tiendas. Por otra parte, bienes agrícolas producidos en los territorios, atascados, sin poder transportarse, afectan el empleo y los ingresos. Los medicamentos y la provisión de múltiples productos como insumos agrícolas, comienzan a escasear afectando a la población.

Más allá de los justos motivos del paro muchos se hacen la pregunta sobre quiénes están detrás la destrucción de peajes, actos que producen miedo y mayor incertidumbre en la ciudadanía. La pesca en río revuelto incluye a quienes agencian el vandalismo destruyendo infraestructura en ciudades y campos.

Debe garantizarse el derecho a la protesta y deben buscarse salidas a la grave situación que ha motivado el paro. No obstante, hay que levantar los bloqueos y parar la violencia, la pública y frenar y castigar la de los vándalos.

 

-.
0
600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Pretender aniquilar moralmente a Alejandro Gaviria: grave error

Pretender aniquilar moralmente a Alejandro Gaviria: grave error

Agradecimiento y esfuerzo: nuestros deportistas enseñan

Agradecimiento y esfuerzo: nuestros deportistas enseñan

Déficit de ingenieros informáticos y superávit de mercenarios

Déficit de ingenieros informáticos y superávit de mercenarios

¿Quién vela por las decenas de miles de huérfanos por el covid?

¿Quién vela por las decenas de miles de huérfanos por el covid?

Internet para los niños del campo: ¿otro caso de corrupción?

Internet para los niños del campo: ¿otro caso de corrupción?

Tapando la tragedia de los 600 fallecidos diarios con circo

Tapando la tragedia de los 600 fallecidos diarios con circo

Alegría del comercio y dolor de los profesionales de la salud

Alegría del comercio y dolor de los profesionales de la salud