Hay que meterle más pueblo al Congreso

"Es allí donde debe de empezar la transformación de Colombia"

Por: Raúl Briceño
septiembre 22, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Hay que meterle más pueblo al Congreso
Foto: Las2orillas

Quizás uno de los peores males que por muchos años ha carcomido a la democracia colombiana es la desmedida ambición de enriquecimiento de personas que sin escrúpulos aprendieron —quizás muchos de ellos de sus progenitores— a apropiarse de lo ajeno y a amangualarse con la corrupción como único medio de supervivencia. Es aberrante que gracias a pertenecer a un poderoso grupo económico y a pesar de tener abiertas en curso investigaciones por fraude electoral, el presidente del Congreso sea un cantante o que el anterior lo haya sido por hacer parte de un partido político que lo habilitó, aún sin haber terminado la escuela secundaria.

Pero aún más anormal es que este mismo Congreso haya carecido de los valores morales para elegirlos, lo que significa que estos dos personajes fueron ungidos por una revoltijo de pusilánimes congresistas que ya una vez aplaudieron nutridamente y con efusividad a Salvatore Mancuso (un paramilitar al que no le caben más crímenes a sus espaldas) como a todo un prócer, cuando anunció en el púlpito sagrado del Congreso de Colombia que: “El compromiso patriótico de las AUC para salvar y guardar a una Colombia libre, digna, segura y en paz, sigue en pie”. ¡Qué insolencia!

La sangre de muchos de los congresistas de Colombia es negra y malsana. Ha saltado de una a otra generación y, en vez de purificarse, ha ido contaminándose aún más hasta convertir la democracia en un sumidero de deshechos por el que salen a raudales los dineros para llenar sus propios bolsillos.

Cómo no indignarse cuando los partidos liberal y conservador son capitaneados por dos expresidentes que sin honor ni honra entregaron al país. El uno, ante la arrogancia de Tirofijo, complaciente le despejó 42.000 km² del territorio nacional por casi cuatro años, que utilizó para reorganizar las fuerzas subversivas. El otro, humillado y doblegado por la brutalidad de Pablo Escobar, careció del arrojo que debe de caracterizar a un líder para detener al capo del narcotráfico. Ahora hoy, esos mismos expresidentes, conociendo hasta la saciedad el hedor a descomposición que mana del círculo político del exsenador Uribe Vélez, como hienas en festín agacharon la cerviz y se mezclaron para salvaguardar sus propios intereses con la mayor corrupción que se haya visto en Colombia.

Es en el Congreso de la República donde debe de empezar la transformación de Colombia. Ese cuerpo legislativo que es como un acuario donde la corrupción ha involucionado, se mantiene estática y se mueve como pez en el agua. Allí están los ladrones de cuello blanco brindando con champaña por cada saqueo al erario.

Están allí, los hijos, las esposas y los hermanos de quienes por sus crímenes atroces no pudieron evadir la justicia, recibiendo órdenes precisas desde las cárceles del país para continuar el pillaje. Una podredumbre que campea por todo ese recinto haciendo leyes para pagar patrocinios, favores y eligiendo más corruptela en todos los puntos cardinales de la república. Es allí donde está la descomposición de la democracia y los únicos que podemos propiciar ese cambio somos nosotros ejerciendo con valentía nuestro voto.

Uno nunca debe de arrepentirse de lo que hizo, sino de lo que ha dejado de hacer, pero estoy seguro de que si los millones de personas que votaron en blanco hubieran elegido la otra opción no estaríamos camino de una dictadura ni la nación entera pendiente de un fallo de una fiscalía farandulera y barata.

Coda. Terminando este artículo apareció la noticia de que el Partido Liberal hará parte de la coalición de gobierno, gracias a que Simón Gaviria (investigado por Odebrecht) será el reemplazo de Pacho Santos en los Estados Unidos. ¡Que indignidad!

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
301

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Timochenko adivinó el discurso de Santos

Timochenko adivinó el discurso de Santos

Nota Ciudadana
Álvaro Uribe de la santidad

Álvaro Uribe de la santidad

Uribe le mete mano al presupuesto nacional para atajar la mermelada

Uribe le mete mano al presupuesto nacional para atajar la mermelada

Nota Ciudadana
El golazo que nos metió el Congreso

El golazo que nos metió el Congreso