Opinión

Hasta pronto

A los trabajadores, trabajadoras y la ciudadanía que me leyó en estos años, que compartió, criticó, comentó y difundió mis columnas, mil gracias. Y hasta pronto

Por:
noviembre 23, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Hasta pronto
No dejaré de opinar sobre la vida política y social, laboral o sindical

Diciembre es tiempo de alegrías, de cierres y de esperanzas por el inicio de un nuevo año. Hace un mes en este espacio me despedía de Ecopetrol y de la USO. Les conté a grandes trazos mi historia como trabajador y como líder sindical, pero también sobre las personas, las agendas y la perspectiva de la empresa y de su sindicato mayoritario. He pasado casi dos semanas desempleado, pero mi vida se ha acelerado, entre aviones, carreteras, seminarios y mucha virtualidad. Aun siento nostalgia, pero me llenan de ilusión las nuevas puertas que estamos abriendo.

Hoy debo despedirme de la sección de opinión de Las2orillas ojalá de manera temporal. Aquí llegué hace más de 7 años, exactamente el 4 de agosto de 2015. Esa primera columna la mencioné en estos días en un evento al que me invitó la Oficina de DDHH de Colombia en Europa – Oidhaco, para comentar la película colombiana La Tierra y La Sombra, sobre la difícil situación laboral de los trabajadores del sector de la caña de azúcar. En esa columna le hacía un reclamo al plan nacional de desarrollo de Santos II, sobre la legalización de la tercerización y la precarización laboral. Agenda de explotación que siguen buscando imponer.

En esa primera entrada prometí escribir sobre asuntos del trabajo y del sindicalismo que poco o nadie pone en la agenda pública y política y creo que he cumplido mi tarea. Hace un par de años tuve la idea de compilar las más leídas opiniones y editarlas en un texto de fácil acceso a los trabajadores, sindicalistas y ciudadanos del país. Creo que hemos promovido debates pertinentes y contemporáneos en un lenguaje poco técnico o jurídico al que estamos acostumbrados los abogados. En eso me he esforzado.

___________________________________________________________________________________________

Han pasado tres gobiernos desde que empecé a escribir aquí. Santos I que era una especie de Uribe III, Santos II y el de Duque

____________________________________________________________________________________________

Han pasado tres gobiernos desde que empecé a escribir aquí. Santos I que era una especie de Uribe III, Santos II y el de Duque. En estos siete años de opiniones pasaron al tablero los presidentes, los ministerios del trabajo, sus viceministerios, los gremios, los empresarios y la justicia laboral. Las conferencias de la OIT, los discursos del papa, los problemas cotidianos que enfrentan los trabajadores, las movilizaciones, las huelgas, la libertad sindical, libros y películas alrededor del trabajo. La transición energética, el proceso de paz, la consulta anticorrupción y mi querido sindicalismo petrolero. También algo de necesaria autocritica.  A escribir de la forma más sencilla para mis lectores, dediqué la mitad de mi vida sindical. También fue un aporte al difícil contexto en el que se hace vida organizativa laboral en el país y en las clases que ofrezco en las universidades siempre refiero una que otra opinión de las aquí consignadas para el debate académico.

No dejaré de opinar sobre la vida política y social, laboral o sindical. Quizá no lo haga con la misma frecuencia ni en este espacio, pero en esta especie de “primavera sindical” que vive el mundo industrializado, el cambio acelerado en la transformación del trabajo y la dinamina legal y jurisprudencial de Colombia y el mundo, es imperativo estar actualizado.

En mis redes sociales publico diariamente mis opiniones en un mundo que se informa a la velocidad de un clic y habrá ocasiones en las que en mi nuevo portal www.edwinpalmaegea.com  escribiré mis comentarios sobre temas de coyuntura. Lo prometo. No habrá tema del trabajo y el sindicalismo del que no esté al tanto y no tenga una opinión.

Quiero agradecer a María Elvira Bonilla por la oportunidad. También a Elisa Pastrana. En estos años nos hicimos llamadas y cruzamos muchos correos, pero no nos conocimos personalmente. Espero que la vida nos de esa oportunidad. Igualmente agradezco a Luciano Sanín, el de la idea. A Juan Bernardo Rosado, mi acompañante y colaborador en esta travesía.

A los trabajadores, trabajadoras y a la ciudadanía en general que me leyó durante estos años, que compartió, criticó, comentó y difundió mis columnas, mil gracias. Y hasta pronto.

-.
0
700
Los millones que le ha metido César Gaviria a su colección de arte

Los millones que le ha metido César Gaviria a su colección de arte

Así es el 'Fritanga Fest' por dentro, donde doña Segunda es la reina

Así es el 'Fritanga Fest' por dentro, donde doña Segunda es la reina

La ataques de ansiedad que convirtieron a Juan Luis Guerra en un pastor evangélico

La ataques de ansiedad que convirtieron a Juan Luis Guerra en un pastor evangélico

Pirry sin fama, sin gran salario y peleando contra la depresión

Pirry sin fama, sin gran salario y peleando contra la depresión

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus