¿Hasta cuándo debemos soportar y lamentar la muerte de ciclistas por accidentes de tránsito?

"Hasta qué punto podemos avanzar en términos de prudencia, convivencia, cultura ciudadana y respeto por nosotros, por los nuestros, y por los demás"

Por: JAIME GUTIERREZ TRUJILLO
octubre 10, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Hasta cuándo debemos soportar y lamentar la muerte de ciclistas por accidentes de tránsito?
Foto: EFE

En una revista que nació con el noble y firme propósito de hacer visibles los triunfos de nuestros deportistas-ciclistas, las noticias de sus accidentes, algunos de ellos con desenlaces fatales, no dejan de ser más que lamentable.

Como lamentable, además, el hecho de tener que sentar precedentes sobre el riesgo al que deben enfrentarse permanentemente los ciclistas sin importar si son profesionales, recreativos o aficionados, cuando deciden emprender un viaje sobre sus caballitos de acero. Para todos no es tan necesario arribar a sus destinos, como sí la seguridad de llegar sin percance alguno.

Este año hemos sido testigos de los triunfos de nuestros ciclistas en competencias nacionales e internacionales; cabe recordar que somos una gran potencia ciclística en la que nuestros escarabajos nos mantienen con la esperanza viva y la ilusión intacta. No obstante, también hemos sentido la partida de compatriotas que buscaban un destino de gloria. Los titulares de prensa no pueden ser más desoladores. Algunos de ellos: “Diana Casas, la fisioterapeuta de Esteban Chaves murió en un accidente en el Tolima”, “Mauricio Martínez, exfutbolista del Once Caldas, el tercer ciclista que muere en accidente en Manizales”, “Ciclista Cristian Sierra murió en accidente en Boyacá”, “Ciclista caldense, en cuidados intensivos tras accidente de tránsito”, “En un 20% aumentó muerte de ciclistas en accidentes de tránsito en Bogotá”.

Y así como ha sucedido en nuestro territorio colombiano, varios extranjeros han sufrido accidentes graves y fatales. El evento más ingrato e inolvidable le ocurrió al gran Michele Scarponni, ciclista italiano quien murió luego de ser arrollado por una furgoneta mientras entrenaba en su localidad natal ((Ancona). Su luz, alegría y sonrisa se extinguieron aquel doloroso 22 de abril de 2017 días antes de que cientos de ciclistas tomaran la partida para la edición 100 del Giro de Italia. Se fue el rival de los más grandes, pero el amigo de todos.

¿Quién tiene la culpa entonces? ¿Hasta cuándo debemos soportar y lamentar la muerte de ciclistas por accidentes de tránsito? El debate podría empezar sobre la premisa de la acusación, pero ¿hasta dónde llegaríamos con tal discusión?

El punto no está en señalar, acusar, juzgar y condenar bajo la hipótesis de una responsabilidad directa, sino hasta qué punto podemos avanzar en términos de prudencia, convivencia, cultura ciudadana y respeto por nosotros, por los nuestros, y por los demás.

No hay que olvidar y siempre tener presente que las vías no son exclusivamente de nadie, pero a la vez de todos, así viajemos en dos, en cuatro o más ruedas.

Así pues, que los colores que veamos en nuestros héroes ciclistas sean, dados los casos, rosado, rojo o amarillo de sus triunfos y alegrías, y no el negro fatal de una injusta y dolorosa partida.

-.
0
444
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus