¿Gustavo Petro tiene la presidencia asegurada en el 2022?

"Un personaje que se ha ganado la envidia del centro y el odio de la ultraderecha colombiana, quien solo se fortalece desde las criticas que no paran"

Por: Kevin Ríos Aguirre
mayo 31, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Gustavo Petro tiene la presidencia asegurada en el 2022?

Gustavo Petro Urrego, el actual líder de la verdadera oposición en Colombia, cada vez tiene más influencia en los colombianos de a pie. Sin duda alguna, uno de los mejores estadistas de la historia de Colombia, el más grande intelectual que ha dado la política nacional.

No cabe duda, de que el senador Petro ha sido un visionario, una persona que ha predicho todos los errores de la ultraderecha representada por el uribismo que cada vez está más débil. Las personas ya no les creen a los medios prepago como CARACOL o RCN que nos bombardean con información falsa o exagerada a cerca de la oposición que sí hace bien su trabajo. Las redes sociales han permitido acceder a otra clase contenido que nos muestra una cara distinta de la realidad; una cara diferente a la que nos han venido imponiendo los medios de la oligarquía que solo hacen publicidad política pagada hacia las mismas personas que se han venido robando el país desde las últimas décadas.

El país cafetero se ha caracterizado por ser ultraconservador y extremadamente católico ortodoxo, una falsa democracia donde está prohibido pensar diferente a lo que nos impone el establecimiento. Un estado donde nos muestran novelas y series que lavan el cerebro a mucha gente, haciéndolos pensar que vivimos en Suiza cuando en realidad vivimos en Haití. Por años, las personas que piensan han tenido miedo de expresar su opinión en contra de un gobierno que se queda con las manos cruzadas ante el asesinato de líderes sociales con pensamiento progresista.

Nunca he apoyado a ningún político en mi vida; pero, hay un político que se ha ganado mi admiración: por su elocuencia, oratoria, brillantez y un pasado de lucha contra la dictadura de los años 80. Un joven que fue encarcelado injustamente, que pagó dos años de cárcel por un delito que nunca existió, juzgado injustamente por un militar (algo prohibido por el derecho internacional). Un hombre que supo quiénes fuero sus verdugos, pero decidió enfrentarlos en el debate político: con pruebas, investigaciones, oratoria e interés por defender los derechos humanos. El mejor congresista que ha tenido la historia de Colombia, con el respeto del gran Jorge Eliecer Gaitán y otros intelectuales que han pasado por ese templo de debate. El colombiano que más ha destapado la olla del paramilitarismo; que siempre fueron ejércitos privados del narcotráfico.

El mayor crítico de un pésimo expresidente como Álvaro Uribe Vélez, un populista que solo nos ha quitado derechos laborales y ha hecho trizas el sistema de salud que hace negocio con la vida. Un personaje que solo Petro ha tenido la valentía de enfrentar, gracias al senador de la Colombia Humana, el uribismo está en decadencia. No es raro que ver a los mismos periodistas prepagados por la ultraderecha para desprestigiar la imagen de la única persona que puede traer algo mejor para el país.

El candidato que ha despertado la envidia de Sergio Fajardo y un nuevo sector político que se hace llamar «centro»; cuando en realidad tienen vínculos estrechos con la ultraderecha criminal que nos ha tenido azotados. Un sector que solo convence a la nueva juventud de clase emergente que no le gusta leer, que piensa que entiende de política solo porque mira las noticias del mediodía; los mismo que dicen «el que es pobre es porque quiere», cuando en realidad no salen de su burbuja de farándula y redes sociales.

El alcalde más humano que ha tenido la ciudad capital; a pesar de que los medios se dedicaron a criticarlo las 24 horas del día sin fundamentos, con periodistas que no están interesados en decir la verdad sino en lamber al gobierno de turno para poder conseguir un puesto. Las críticas hacia Petro me han hecho entender que es el único que puede llevar este país por un buen camino.

Sé que me van a comentar los mismo sofismas repetidos que miran en la redes sociales, compartidos por la bodega uribista; falacias como: «Petro tiene una casa de 3000 millones», cuando la casa no vale eso y todavía la debe; «Petro usa Ferragamo», cuando los zapatos valieron 200 mil pesos colombianos y se los regaló la mamá; «Petro es socialista, nos volverá como Venezuela», cuando él mismo dice querer implantar el capitalismo en un país feudal como Colombia; «Petro fue guerrillero e hizo política con las armas», cuando tuvo que meterse al M 19  a los 17 años de edad porque su vida corría peligro por la dictadura de entonces y además nunca disparó un arma»; «Petro va a expropiar», cuando solo quiere devolverles la salud y la educación que les expropió la ultraderecha.

Por eso pienso que Gustavo Petro tiene la presidencia asegurada.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
45000

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La emboscada a Petro, una más de Palomita

La emboscada a Petro, una más de Palomita

Cambio de mando en RCN: sale José R. Arango y llega Paulo Laserna

Cambio de mando en RCN: sale José R. Arango y llega Paulo Laserna

Nota Ciudadana
¿Qué reveló el allanamiento de la Fiscalía a la Arquidiócesis de Villavicencio?

¿Qué reveló el allanamiento de la Fiscalía a la Arquidiócesis de Villavicencio?

Nota Ciudadana
Caricatura: Petro, el amenazado de la semana

Caricatura: Petro, el amenazado de la semana