Guardado, el bígamo

Un relato entre la ficción y la realidad

Por: DIOGENES ARMANDO PINO SANJUR
agosto 04, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Guardado, el bígamo
Foto: Pixabay

En las calles polvorientas de San Miguel de las palmas creció un joven, talentoso en el deporte del béisbol, quien por su destreza y habilidades tuvo la oportunidad de probar suerte en un equipo profesional, pero su indisciplina y gusto por las mujeres coartaron su sueño de llegar a las grandes ligas, por ello retornó a su pueblo y siguió destacándose como gran beisbolista.

Alternaba su fascinación con el deporte con sus estudios en el colegio de bachillerato del pueblo, donde se enamoró y logró establecer un noviazgo con una joven. Esta relación fue acrecentándose a medida que transcurría el tiempo. Sin embargo, el joven Guardado también se dejó seducir y deslumbrar por otra bella chica del poblado.

Guardado se compenetró tanto con ambas chicas que se le hizo imposible dar por terminada una de las relaciones. Por ello se dedicó a vivir una doble vida, un triángulo amoroso, con la precaución y cuidado de que ninguna de sus doncellas se diera por enterada. Así transcurrió un largo periodo de su relación sentimental, donde recibía amor y cariño de sus dos amadas.

Pero como dice un dicho “pueblo chiquito, infierno grande”. La situación comenzó a salirsele de las manos, pasó del paraíso al infierno, toda vez que Pabla (su primer amor quedó) embarazada y con ello decidieron vivir juntos, formar un hogar; esto resintió y ofendió a Karina, pero el joven Guardado con promesas y demostraciones de amor pudo convencerla, alimentándole la esperanza que era algo pasajero y que muy pronto se separaba para organizarse con ella.

Transcurrieron los meses y años y la situación de Guardado y sus dos beldades seguía complicándose: Pabla tuvo un segundo hijo, además se enteró de la relación de su amado con Karina, lo que convirtió el triángulo amoroso en una relación de discusiones, peleas, amarguras y tristezas, colocando al joven guardado contra la pared. Dejaba alguna de sus amadas o las perdía a las dos.

Por eso de forma repentina, consecuente a su relación y sus dos hijos decide casarse con Pabla, lo que todos festejaron y aplaudieron, puesto que pensaron que había sentado cabeza y dejaba de ser el picaflor que jugaba con dos mujeres, lo que nadie sabía era que en ningún momento él estaba pensando en abandonar a Karina y permitir que fuera a los brazos de otro.

Por ello, mientras organizaba el matrimonio con Pabla, pensaba e ideaba la fórmula mágica para encantar a Karina y no perderla. Después de tanto imaginar, decidió comprometerse con las dos. El día de su matrimonio con Pabla citó a Karina, después de prometerle este mundo y el otro, se arrodilló y le presentó una anillo de matrimonio diciéndole: “Esta argolla es el compromiso ante Dios de mi amor y que estaremos comprometidos para siempre, con Pabla es un requisito legal que con el tiempo se rompe, mientras nuestro amor se fortalece".

Al joven Guardado le sirvió su ingenio, porque a pesar del tiempo sigue casado con Pabla, quien tuvo su tercer hijo, así mismo sigue la relación con Karina, quien también tuvo un hijo. Ahora los habitantes de San Miguel ven al joven Guardado en su bicicleta paseando a sus dos hijos menores, aparentando no tener nada con Karina. Sin embargo, en secreto y bajo los efectos del alcohol admite que se muere si ella corre a los brazos de otro hombre.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
100

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus