Opinión

Greta Thunberg, ¿diosa o diabla?

Que es rubia, que es sueca, que no tiene problemas económicos, que no vive en el Amazonas. Es más: una adolescente líder comprometida con una causa difícil, que enfrenta a los poderosos

Por:
septiembre 27, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Greta Thunberg, ¿diosa o diabla?
La escuchan en todas partes cuando dice la frase que se convirtió en slogan “¿Cómo se atreven?".

Fue un 20 de agosto de 2018, en Estocolmo, cuando comenzó su lucha Greta Thunberg haciendo una huelga escolar por el clima. Desde ese momento hasta hoy su nombre no ha dejado de sonar en los medios y en las grandes cumbres, pero sobre todo entre los jóvenes del primer mundo que ven en esta adolescente de 16 años, con síndrome de Asperger, un ejemplo a seguir.

Este mes cuando llegó a Nueva York en un velero, en el que atravesó el Atlántico, su nombre ha sonado aún más. Encabezó las protestas frente a las Naciones Unidas en un día en que millones de personas más, a lo largo y ancho del planeta, se sumaron a su reclamo. Sin embargo, en América Latina y en particular en Colombia, las marchas por el clima fueron lánguidas. Casi famélicas.

En las redes sociales se alcanza a percibir cierta molestia contra Greta. Que es rubia, que es sueca, que no tiene problemas económicos, que no vive en el Amazonas. Mejor dicho, solo falta que digan que se está volviendo rica con su lucha ambientalista.

Greta es todo eso y mucho más, es una adolescente líder y comprometida con una causa difícil, que se enfrenta a los más poderosos. Como dice ella "No tendría que estar aquí, tendría que estar en el colegio al otro lado del océano…” Claro ella debería estar en su colegio cómodamente disfrutando de las condiciones de la sociedad sueca. Podría ser una joven más, metiendo pepas y bailando música electrónica sin pensar en el mundo.

 

La pobreza no genera conciencia ni compromiso ´per se´.
Si fuera así los pobres no elegirían Trumps o Bolsonaros, o a otros imbéciles
que niegan las repercusiones de la crisis climática y se dedican a malgobernar

 

Ser comprometida no tiene que ver con que sea pobre o rica, claro que ayuda tener buen nivel de educación, pero no es suficiente. La pobreza no genera conciencia ni compromiso per se. Si fuera así los pobres no elegirían Trumps o Bolsonaros, o a otros imbéciles que niegan las repercusiones de la crisis climática y se dedican a malgobernar.

Otra cosa que parece molestar a algunos que quieren demeritar la lucha de la Thunberg, es que sea una especie de superestrella, codeada con los grandes del planeta. Eso, por el contrario, es su mayor logro. La están escuchado cuando reclama ante la cumbre por el clima que “Me han robado mis sueños, mi esperanza con sus palabras vacías.De lo único que hablan es de dinero y nos cuentan historias sobre el crecimiento económico perpetuo…” La escuchan en todas partes cuando dice la frase que se convirtió en eslogan “¿Cómo se atreven?".

Pero, eso sí, cuando un presidente como el de Brasil, dice estupideces ante la Asamblea General de la ONU, uno se da cuenta que Greta tiene toda la razón. ¿Cómo se atreve a afirmar que "es una falacia decir que la Amazonia es un patrimonio de la humanidad" que no representa "los pulmones de la Tierra"? Dijo además Bolsonaro, sin ponerse siquiera colorado, que "La Amazonia no está siendo devastada ni consumida por el fuego como dice mentirosamente la prensa”. Las cifras tosudas demuestran lo contrario: la deforestación de la Amazonia brasileña prácticamente se duplicó entre enero y agosto, y representa este año el equivalente a 640.000 canchas de fútbol. Políticos como éste nos están empujando al abismo en lugar de buscar soluciones y una adolescente de 16 años les está mostrando su ignorancia.

Tal vez lo que sí se puede criticar en el discurso de Greta es que las cosas no son tan fáciles, que no basta su carita dulce, al borde de las lágrimas, para enderezar el rumbo. Pero si su estrategia de “huelga por el clima” sigue creciendo no será esa carita sola la que reclame un cambio, serán miles de millones de jóvenes que se alistan a tomar el mando en un planeta moribundo. Ojalá no sea demasiado tarde.

www.margaritalondono.com

 

 

 

-Publicidad-
0
4601
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Matador, ¿machista?

Matador, ¿machista?

“Mi única obsesión es la verdad”

“Mi única obsesión es la verdad”

Revocar congresos

Revocar congresos

Amazonía y Chile: Bolsonaro, Trump y Uribe

Amazonía y Chile: Bolsonaro, Trump y Uribe

Este oficio nuestro

Este oficio nuestro

País de Asesinos

País de Asesinos

¿Cambiar el ICBF o cumplir la Ley?

¿Cambiar el ICBF o cumplir la Ley?

Un añito apenas y faltan tres…

Un añito apenas y faltan tres…