Fútbol, una distracción en medio de crisis

"Los gobiernos bodrios han utilizado al balompié como cortina de humo para ocultar sus falencias". ¿Pasará lo mismo con la Copa América de Duque?

Por: Renán Fontalvo Donado
mayo 19, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Fútbol, una distracción en medio de crisis

Ha logrado paralizar ciudades, naciones y hasta el mundo entero. El fútbol es el deporte rey, considerado así porque es el que más seguidores tiene en el mundo; para algunas personas el fútbol es una religión porque logra mover masas y, adicional a eso, sus fanáticos escriben coros o cánticos que exaltan al más grande de todos los deportes.

No solo influye en la sociedad común, sino que también logra penetrar en los terrenos de la política mundial, en esta última, hace que los grandes líderes políticos desvíen su interés laboral por las pasiones que genera dicho deporte, como sucedió el 17 de noviembre de 2015, cuando el senado de la república de Colombia, decidió parar la sesión del congreso, para poder ver el partido de las eliminatorias al mundial de Rusia 2018, las selecciones a enfrentarse en dicho encuentro eran Colombia y Argentina. Son precisamente esas dos naciones unas de las más influyentes en el deporte, de hecho, para el 2020 serán las anfitrionas del evento futbolístico más antiguo del mundo a nivel de selecciones; los cafeteros y albicelestes organizarán la Copa América.

Será la primera Copa América organizada por dos delegaciones, y según algunos expertos no debería realizarse de esa manera, porque están haciendo del fútbol un negocio en donde se está inmiscuyendo temas políticos y también por la crisis social por la que atraviesa Colombia.

Por su parte el jugador Edinson Cavani, delantero uruguayo del Manchester United estuvo en entrevista con 2 de Punta, y no se quedó callado, lanzó fuertes críticas diciendo lo siguiente: “La Copa América no debería jugarse en Colombia. Conmebol está pensando únicamente en dinero y haciéndole un favor al gobierno encubriendo con fútbol toda la ineptitud que ha causado durante los últimos años".

El fútbol siempre ha sido distracción en medio de las crisis sociales, así lo demuestra la historia. Los gobiernos bodrios han utilizado al balompié como cortina de humo para ocultar sus falencias; sucedió en el año 2001 cuando Colombia atravesaba por una profunda crisis debido al conflicto armado por las guerrillas de las Farc y del ELN, para ese año la inseguridad en el territorio nacional era palpable, daba miedo visitar Colombia, tanto así que la selección de Argentina decidió no participar en edición y la selección de Brasil envió a la selección de menores. La celebración de la Copa América 2001 estaba en vilo, sin embargo, pese a todo el terror y a la impopularidad del Presidente Andrés pastrana Arango, la Copa América se llevó a cabo, dejando en el imaginario colectivo de la población que vale más estar entretenido, que enterado de la terrible problemática social y de orden público, aludiendo al adagio popular al pueblo pan y circo.

Hoy, 20 años después, el presidente Iván Duque pretende repetir la historia del 2001. El país se encuentra en medio de una crisis social y sanitaria, y a eso se le suma el mal manejo del orden público; no obstante, el primer mandatario pareciera no importarle y quiere mantener "tranquila" a la población, a través del fútbol, como si nada estuviera pasando.

El pasado 16 de mayo de 2021, el ministro de deporte, Ernesto Lucena, declaró en televisión nacional que “la Copa América no es un evento de gobierno, sino de país” y añadió que: “no había ningún afán ni ningún capricho para realizar el torneo”,  entonces... si el torneo es de país, ¿por qué no escuchar al pueblo que pide no hacer dicha inversión en momentos de crisis? Para nadie es un secreto que la organización de la Copa América le costará a Colombia más de doce mil millones de pesos... ¿para qué gastar todo ese dinero en un evento y en medio de la crisis?

Lo que sí está clarísimo, es que, la realización del certamen generará gastos millonarios y lo más probable es que ese dinero no será recuperado, pues el aforo será limitado, y, ni el comercio ni el turismo funcionarán al 100% debido a la pandemia, y peor aún, las personas no están de acuerdo que se celebren partidos de fútbol en medio de tanta crisis, ejemplo de ello lo sucedido en Barranquilla con los partidos de Copa Libertadores los días miércoles 12 de mayo, cuando jugó Junior versus River Plate, y jueves 13 de mayo cuando se enfrentaron el América de Cali frente al Mineros de Brasil, ambos partidos de Copa Libertadores. Hay que tener presente que la capital del Atlántico sería sede de la Copa América.

El fenómeno económico es algo inherente al fútbol, grandes sumas de dinero se mueven en fichajes de jugadores y técnicos de selecciones, quienes reciben pagos de divisas exorbitantes que hacen que cada vez haya un mundo más desigual.

El rey de todos los deportes ha logrado paralizar todos los ámbitos de una sociedad, cada fin de semana hace que en las esquinas de los barrios populares se reúnan los hinchas, para ver en pantallas gigantes los encuentros de sus equipos favoritos, el fútbol logra despertar pasiones, desde las más alegres hasta las más trágicas, como sucedió en la pasada Copa América cuando amenazaron a través de la red social Twitter, al jugador defensor de la selección Colombia William Tesillo, por haber errado un penal que clasificaba a Colombia a la siguiente fase.

El fútbol tiene la capacidad de sacar al ser humano de su raciocinio, si eres muy fanático y te entregas por completo, te llevará a cometer errores, como por ejemplo: realizar la Copa América sin importar si afuera de los estadios estará la población civil protestando y tú como Presidente ordenar plomo; o hacer lo que hizo Joseph Blatter, cuando se vio envuelto en el escándalo de corrupción en la Fifa.

Si eres muy fanático y te dejas llevar de las pasiones del fútbol, muy probablemente llegarás a cosas indebidas como la que ocurrió en el año 1994, en pleno mundial de Estados Unidos, cuando delincuentes le quitaron la vida al defensa de la selección Colombia, Andrés Escobar, asesinado por hacerle un autogol al minuto 34 del primer tiempo a Óscar Córdoba, Colombia perdió el encuentro ante los Estados Unidos. Hechos repugnantes como esos, infortunadamente se han introducido en el mundo del balón pie, logrando despertar pasiones enfermizas en individuos que se descontrolan al punto de no saber gobernar, y todo por un fenómeno mundial llamado fútbol.

-.
0
900
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¡La capitana Marvel también es colombiana!

¡La capitana Marvel también es colombiana!

Los millones que recibió la Conmebol por la que no puede suspender la Copa América

Los millones que recibió la Conmebol por la que no puede suspender la Copa América

Nota Ciudadana
Sobre la experiencia: un caso desde el fútbol

Sobre la experiencia: un caso desde el fútbol

Nota Ciudadana
Iván Duque: la maldición del Real Madrid

Iván Duque: la maldición del Real Madrid