Esther Farfán, la colombiana que enamoró al hombre que creó a los Rolling Stones

Esther Farfán, la colombiana que enamoró al hombre que creó a los Rolling Stones

La actriz se emparejó con el productor de la banda más icónica del rock Andrew Loog Oldham, él lo dejó todo por ella y ahora pasan sus días en La Candelaria

Por:
agosto 29, 2021
Esther Farfán, la colombiana que enamoró al hombre que creó a los Rolling Stones

A finales de los sesenta Esther Farfán, una tímida estudiante de salud ocupacional de la Universidad Nacional que se ganaba unos pesos como modelo ocasional, se frotaba las rodillas con sus manos en plena carrera séptima mientras Hernán Díaz terminaba de hacerle una sesión de fotos. La gente que caminaba por la calle se escandalizaba al ver a la morena con rasgos de Nefertiti mostrando las rodillas y los hombros. El modelaje en Colombia era una actividad rara, mal vista y mal pagada en esa época, por eso, alentada por los consejos de Díaz y otros amigos fotógrafos, decide quemar sus naves, dejar la carrera y marcharse para Europa en un barco que tomó en Cartagena.

En Londres sus rasgos exóticos llamaron la atención inmediatamente de Vidal Sasoon, peluquero que se volvería famoso por trasladar el estilo de Bauhaus a los cortes de pelo estrambóticos de la época. Su figura empezó a ser habitual en las portadas de revistas hasta el punto de llamar la atención del diseñador francés Pierre Cardin. En 1974, días antes de abordar un avión a París para acudir al llamado de Cardin, Sasoon la invitó a ver una obra en un teatro de Chelsea que se llamaba John, Paul, George, Ringo and Bert. Después de la presentación el estilista se encontró con Andrew Loog Oldham, el joven de treinta años que una década atrás había sido el primer productor de los Rolling Stones y a quien se le atribuye el éxito de la banda. Loog Oldham, de rasgos afilados y mirada intensa, sabía lo que era el mundo. A los 18 años, en Marsella, Pablo Picasso lo inició en el gusto por la marihuana. De regreso a Inglaterra trabajó con Mary Quant, la inventora de la mini-falda, fue el autor de las primeras fotos de John Lennon y los Beatles e inició, después de verlos en una presentación en un antro en Richmond, una intensa relación con Mick Jagger que terminaría catapultando al cantante como una figura pop universal.

Nada de esto sabía Esther a la que ni siquiera le gustaba el rock. Loog Oldham esa noche que la conoció sintió que nunca más quería separarse de ella. Farfan, inmune a los encantos del joven príncipe, toma al otro día el avión a París. Las cosas para Esther en Francia no terminan de cuajar y se devuelve a Colombia y filma dos películas que, sí merecen algún tipo de recordación, es por la aparición fulgurante de la modelo ahora convertida en actriz. Amazonas para dos aventureros y Esposos en vacaciones pasarían a la historia como las dos primeras películas colombianas que mostrarían algo parecido a desnudo. Farfán ya no era la tímida modelo que posaba para almacenes del centro de Bogotá, ahora se convertía en la mujer más sexy del país en una época en donde las mujeres en Colombia prácticamente no tenían sexo.

En Londres Andrew Loog Oldham no pudo olvidar su encuentro con la colombiana. Por Vidal Sasoon se entera que Esther Farfán sería una de las atracciones del festival de cine de Cartagena de 1977 y por eso, sin pensarlo, el productor cruzó el atlántico para encontrarse de nuevo con ella. El amor, esta vez, fue mutuo. Se casaron a finales de ese año y se fueron a vivir a Nueva York. En esa ciudad Farfán sería parte de La Factoría, el grupo creativo de Andy Warhol. Sería dirigida por el artista norteamericano en la mítica película de culto Cocaine cowboys. Después de protagonizar una película junto a Anthony Quinn, de estudiar en la academia de Lee Strasberg, de tener un programa de televisión en Nueva York y de tener a su hijo Maximiliam, Farfán y su esposo se vienen a vivir a Chapinero en 1984. Desde entonces la diva colombiana se retiraría para siempre de las cámaras y los escenarios.

Hoy viven entre su casa en la Calle 70, su finca de veraneo en Apulo y su apartamento en Vancouver. Andrew Loog Oldham, aunque ya no es el rey de Londres y los vasos comunicantes con su otrora amigo inseparable Mick Jagger estén rotos, sigue siendo un mito absoluto del rock. Músicos como Dave Grohl, líder de Foo Fighters, o el blusero y actor Steve Van Zandt, lo buscan para pedirle consejo. Su autobiografía Stoned, donde cuenta como encerró a Mick Jagger y a Keith Richards en una cocina obligándolos a componer, impulsando definitivamente al grupo, publicada en 1998 se convirtió en un clásico inmediato de la literatura rockera.

A Esther poco le preocupa que ya nadie se acuerde que hace 40 años sus desnudos provocaron un revolcón en la pacata sociedad colombiana de la época. Antes que Amparo Grisales, que Margarita Rosa de Francisco, que Flora Martínez, Esther fue nuestra primera sex symbol. Ahora, a sus 69, sólo es diva para una persona, Andrew Loog Oldham, el hombre que convirtió a los Rolling Stones en un fenómeno mundial.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
¿Se acerca el último concierto de Silvestre Dangond? El artista ya empezó a hablar de su retiro

¿Se acerca el último concierto de Silvestre Dangond? El artista ya empezó a hablar de su retiro

Así fue como Greeicy y Mike Bahía se enamoraron; él la rechazaba al principio

Así fue como Greeicy y Mike Bahía se enamoraron; él la rechazaba al principio

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus