Opinión

¡Este año sí, Nairo!

Como en el 2015, el triunfo en el Tour de Francia no debería salir de Quintana y Froome. ¿Qué jugaría en favor del uno y del otro?

Por:
junio 14, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

A poco menos de tres semanas para que arranque la versión 103 del Tour de Francia las apuestas parecieran estar mano a mano entre el colombiano Nairo Quintana y el favorito obligado de todos, el británico Chris Froome, dos veces ganador de la carrera.

El ciclista de Movistar viene precedido de dos subcampeonatos –2013 y 2015, precisamente detrás de Froome– y de una excelente temporada en lo que va del año: ha sido el flamante vencedor de la Vuelta a Cataluña y del Tour de Romandía. El de Sky, por su parte, acaba de firmar su tercer triunfo en la general en la prestigiosa Dauphiné Liberé.

En condiciones normales, como el año pasado, el triunfo final en el Tour de Francia no debería salir de Quintana y Froome. Los demás corredores están muy por debajo del colombiano y del británico.

¿Qué jugaría en favor del uno y del otro? Sea lo primero decir que la edad. Quintana solo tiene 26 años frente a 31 de Froome. Desde luego que el actual campeón no es un viejo, pero es cinco años mayor que su principal rival de los últimos años y eso podría pesar.

Muchos ciclistas han hecho sus mejores actuaciones después de los 30, pero también muchos, como Eddy Merckx, han sucumbido con la llegada al tercer piso. En 1975, recién cumplió los 30 años, el belga perdió por primera vez un Tour frente al francés Bernard Thévenet y nunca más la victoria en la carrera volvió a ser suya (también falló en 1977).

En parte le sucedió mismo a Bernard Hinault. Ganó en 1985 su quinto Tour, con bastantes complicaciones, cuando estaba próximo a cumplir los 30. Al año siguiente intentó alzarse con el triunfo y perdió ampliamente con el estadounidense Greg LeMond, quien a propósito cuando llegó a los 30 ya no tenía combustible para pelear la carrera y en 1991 se ubicó séptimo. Y lo mismo ocurrió con Anquetil: a los 30 ganó su último Tour y adiós más triunfos en la general de la carrera francesa.

Desde luego los anteriores son solo ejemplos y nadie puede garantizar que Froome vaya a desfallecer por su edad. Es más, muchos podrían opinar que está más maduro, que los tiempos y la tecnología han cambiado y que por eso podría estar más fino para la versión de este año a sus 31 abriles.

 

La edad, la contrarreloj
individual plana de 37,5 kilómetros,
y la suerte podrían desequilibrar la balanza

El otro tema que podría marcar diferencia es la contrarreloj individual plana que se correrá el 15 de julio. Serán 37,5 kilómetros que seguramente harán claridad respecto de quién se hará a las mejores opciones cuando en ese momento quedarán escasas ocho fracciones para llegar a los Campos Elíseos.

En el papel, para esa prueba contra el cronómetro, las mejores posibilidades las tiene el británico. No es que él sea un contrarrelojero fuera de serie o un superdotado, pero le debe ganar al colombiano. El problema es saber cuánto tiempo le tomará. Un minuto por debajo del europeo no sería un mal resultado para nuestro escalador, quien ha mejorado montones en este tipo de exigencias contra el reloj. Ese minuto sería totalmente descontable en la montaña, máxime cuando la etapa 18 es una cronoescalada.

Y un tercer elemento que podría desequilibrar la balanza entre Froome y Quintana –tal vez el más importante– es la suerte. El año pasado –sin ánimo de ser colombianista– Quintana perdió porque la suerte no siempre estuvo de su lado. Sucedió en la segunda etapa. Hubo lluvia y vientos de costado y por consiguiente cortes en la carrera. En uno de esos cortes quedaron adelante Froome y Alberto Contador y detrás Quintana, su compañero Alejandro Valverde y el italiano Vincenzo Nibali. Al final de esa segunda etapa la diferencia entre los dos grupos fue de 1’30”. Nairo perdió finalmente con Froome en la general por 1’12”. Muchos van a decir que la lluvia, los abanicos, los cortes y las caídas hacen parte de la competencia. No hay necesidad de entrar en polémicas porque muy seguramente tienen razón desde el punto de vista práctico.

 

Los organizadores del Tour quitaron para este año
una fracción que en 2013 y 2015 le costó sangre a Froome:
el ascenso a Alpe d’Huez

 

Tampoco se debe pasar por alto que el colombiano, en los dos toures que ha corrido, se ha mostrado más fuerte que el británico en la última semana de competencia. Y eso es clave. Un desfallecimiento en las últimas etapas de la carrera puede costar minutos y bastantes. Lástima que los organizadores del Tour quitaron para este año una fracción que en 2013 y 2015 le costó sangre a Froome: el ascenso a Alpe d’Huez. En las mencionadas dos versiones el boyacense levantó al que a la postre sería el campeón.

Podemos estar, como el año pasado, a punto de sellar con Nairo Quintana la mayor gesta del deporte colombiano de todos los tiempos. Por algo él es de lejos el mejor deportista del país de la historia. Mejor que Cochise, Kid Pambelé, Urrutia, Pajón, Valderrama. Una opinión que en todo caso no pretendo imponer a nadie.

 

-.
0
2239
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Qué pedir para Colombia en 2018?

¿Qué pedir para Colombia en 2018?

Lo que me preocupa de la JEP

Lo que me preocupa de la JEP

Aborto obligado y cinismo

Aborto obligado y cinismo

Compliance: ¿responsabilidad penal de personas jurídicas?

Compliance: ¿responsabilidad penal de personas jurídicas?

¡Qué se va a volar el Paisa!

¡Qué se va a volar el Paisa!

Restrepo Ramírez, Parody d'Echeona, Álvarez Correa Glen, y Martínez Neira

Restrepo Ramírez, Parody d'Echeona, Álvarez Correa Glen, y Martínez Neira

Que el papa no se deje confundir

Que el papa no se deje confundir

El galeón San José se adjudicará en elecciones presidenciales

El galeón San José se adjudicará en elecciones presidenciales