Estas son las opciones para la alcaldía de Pacho, Cundinamarca

Hay diez candidatos que buscan hacerse con el poder del municipio para dirigir sus destinos por los próximos cuatro años. Una mirada a sus perfiles y propuestas

Por: luis eduardo forero medina
agosto 23, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Estas son las opciones para la alcaldía de Pacho, Cundinamarca
Foto: Twitter @Registraduria

La alcaldía de Pacho (Cundinamarca) para el periodo 2020-2023 se la disputan diez candidatos, más la alternativa del voto en blanco.

Ahora bien, en este municipio pasan cosas inadvertidas para el ciudadano de a pie. Por ejemplo, varios pachunos desconocíamos la alta deuda con Bancolombia ($3000 millones), cuya amortización frena la inversión. También, que nos rige un Plan de Ordenamiento Territorial de hace diecinueve años, modificado hace 14 años, y que no se separan correctamente las aguas negras de las lluvias. Así mismo, que por lo menos más de 100 habitantes no tienen ninguna clase de seguro de salud por diversas causas, que más del 60% de la población trabaja informalmente y que el comercio que representa el 60% de la actividad económica de Pacho se considera ahogado por impuestos recién creados o en curso.

Con eso claro, una mirada rápida a los programas de gobierno (que en promedio son de cuarenta hojas) de los aspirantes a dirigir los destinos del municipio cundinamarqués:

Óscar Babativa. Quien hace un tiempo se midió a pulso en el Partido Conservador con Nelson Ostos, hermano de Vicente Ostos, ahora se fue para la U a tantear las urnas el próximo 27 de octubre. Número 1 en el tarjetón, su lema es “juntos para avanzar porque el momento es ahora”. Trabajaría por mejorar la calidad de vida de los pachunos, procurando llenar lagunas sociales como las problemáticas por él identificadas: la no cobertura total en transporte escolar, situación por la cual muchos niños tienen que recorrer varios kilómetros a pie; el acentuado analfabetismo en el campo; la desnutrición que se presenta y el deterioro de la credibilidad en los órganos gubernamentales.

Babativa con su programa de 51 páginas propone trabajar “con transparencia y unidad para transformar a Pacho en la ciudad que anhelamos”. Su propuesta abarca a Pasuncha, a la que imprimiría un mayor empuje. Entre las muchas cosas que echa de menos este candidato, que anhela un Pacho más verde, un Pacho más vivo, es la inexistencia de una sede para el adulto mayor y la falta de señales de tráfico. De ganar el primer puesto del municipio, ejecutaría obras de infraestructura con impacto en la imagen municipal a las entradas del municipio y en sus calles. Crearía la Corporación de Ferias y Fiestas como organismo autónomo. Y a los intelectuales les dedicó una parte de su programa.

Babativa de ser el preferido en las urnas repatriaría a pachunos exitosos para realizar entre todos foros y debates, entre otros espacios de discusión.

Alberto Ariza Vega. Hijo de Alipio Ariza y la señora Raquel Vega, campesinos del Rionegro. Ahora viene con el número 2 y su lema es "unidos transformamos Pacho". Resume su programa de gobierno en 12 páginas, considerando que “es la persona capaz de enfrentar retos, solucionar sus problemas y manejar Pacho Cundinamarca con actitud positiva y precavida”. Concibe a su equipo de trabajo y a sí mismo como “un ejemplo de transparencia al servicio del interés general” que generará “oportunidades de trabajo digno para todos y todas”. En el campo piensa comprometer a la comunidad para el adelantamiento de las obras prioritarias y aplazadas por mucho tiempo. En el asunto de contratación y licitaciones estaría acompañado de un comité ético para la contratación, para blindar los procedimientos. El cuerpo de policía lo aumentaría, al punto de estar en capacidad de prestar servicio día y noche con el acompañamiento de redes de inteligencia. Literalmente a los malandros los buscaría hasta debajo de las piedras.

Ariza se mueve dentro del comercio en madera, ganadería y finca raíz, y no cesa de su intento de ser alcalde Pacho, habiendo sumado en la anterior elección 928 votos por Mais, equivalente al 8% de la votación. Algunos de sus retos son partir de la unidad de los sectores sociales y ciudadanos, transformar la gestión pública y profundizar la soberanía del pueblo. Refiriéndose a los mandatarios pachunos de los últimos tiempos, finalizó diciendo que “la gobernanza del municipio se encuentra en crisis y sin credibilidad, la misma está cuestionada por la ejecución de obras que no perduran”.

Carlos Díaz Sánchez. Número 3. Se lanzó a la arena por Cambio Radical con el lema “unidos construyendo bienestar”. En su programa de 21 páginas identificó como uno de los problemas básicos del municipio el pésimo estado de las vías terciarias, para lo cual propone fomentar la instalación de receberas, aprovechando las 3 canteras que tenemos. De esta manera apoyaría la creación de pequeñas y medianas empresas e impulsaría el consumo local de productos nativos, trabajando fuerte de la mano del campesino. Díaz quien pidió una licencia en Asojuntas para emprender esa empresa democrática continuaría la línea de la actual administración, manteniendo las políticas públicas y obras llevadas a cabo por el actual alcalde.

Díaz quiere proyectar a Pacho al mundo entero, posicionándolo como un punto clave de turismo en el país y en la región de Rionegro como un municipio líder por su matadero. En otros puntos específicos propone fomentar la participación de la ciudadanía, dada su formación comunal; alcanzar el empoderamiento de la mujer pachuna; brindar atención integral al adulto mayor vulnerable, no solo comida y dormida; gestionar recursos para el transporte escolar y adelantar campañas de concientización para evitar siniestros de tránsito. A este candidato siempre le ha apasionado el sector público y “está convencido de que se puede lograr un avance importante en el bienestar de nuestra gente pachuna”. En su alcaldía conseguiría recursos para mejorar los sectores cítricos y lácteos. Finalizó anotando que una gran falla del hospital de Pacho es “carecer de un psiquiatra”.

Edwin Ariel Ortiz Fernández. Número 4. Entre 2012 y 2015 fue mandatario por el Partido Social de Unidad Nacional. Ahora se presenta con Aico (Autoridades indígenas de Colombia). En su nueva administración haría énfasis en cubrir las necesidades de vivienda digna en el pueblo y en el campo; fortalecería el sector cafetero tan venido a menos; le haría una reingeniería a la planta de beneficio animal; mejoraría la infraestructura de las instituciones educativas con base en un granito de arena del municipio y otro granito del departamento; en todas las sedes educativas funcionaría internet de máxima velocidad.

En su nueva administración pretende recuperar y contribuir con la implementación del programa de bilingüismo para la población estudiantil de primaria urbana y rural; promocionar el acceso del campesino a nuevas técnicas de producción; recuperar la red rural; descongestionar la red vehicular, sobre todo del centro; incrementar el pie de fuerza de la policía, destinando recursos para recompensas e inteligencia. Así mismo, una obra que se nos ha prometido hace más de medio siglo se vería finalmente levantada en su cuatrienio: el puente sobre el río Negro a la altura de la carrera 27 entre calles 7 y 8, que descongestionaría el casco urbano por el intenso tráfico proveniente de Yacopí, La Palma, San Cayetano, Paime, El Peñón, Villagómez.

En muchos de sus planes pretende el continuismo, finalizando su programa en el que había prometido “mejorar el bienestar y la calidad de vida y reducir la pobreza y la desigualdad”.

Héctor Arnulfo Delgado Triana. Número 5 en el tarjetón, no hay quinto malo, dicen en Pacho. En esta oportunidad su lema es “yo soy el pueblo”. Hecho en Pacho, Cundinamarca, es una de sus iniciativas de marketing, esta pretende propiciar el consumo de productos cosechados aquí. Su tesis es: si consumo bienes o servicios de mi municipio, no hay fuga de dinero, generamos empleo local y bienestar a nuestros paisanos. Además, trae propuestas novedosas como hacer de esta tierra el primer municipio masiti de Colombia, esto es municipios inteligentes que apuntan a reducir emisiones contaminantes a través de la innovación, internet de alta velocidad, asistencia técnica agrícola finca a finca y un nuevo modelo económico municipal caracterizado por una administración de calidad total.

Además, plantea que “Mi primer km de placas huella” se disfrutaría en los cuatro ingresos al municipio; sembraría 100.000 árboles; haría un parque ecológico e industrial; fortalecería las empresas o iniciativas de producción ya existentes, lo cual redundaría en trabajo formal; implementaría una visión de provincia a fin de integrar los 8 municipios; pondría al servicio de todos la planta de beneficio animal; emprendería un mantenimiento vial urbano y rural; abriría una escuela de formación deportiva, semillero de futuros campeones; facilitaría bicicletas a estudiantes que se formarían en un megacolegio; intensificaría la construcción de vivienda rural subsidiada y los adultos mayores tendríamos un club en Pacho. En las elecciones del 2015 en su carrera a la alcaldía obtuvo cerca del 7% de la votación (791 votos).

Claudia Janet Cortes Muñoz. Número 6. Única mujer en la contienda, ahora por el Centro Democrático. Prometió solemnemente que en caso de alcanzar en esta oportunidad esa distinción, la historia de Pacho se dividiría en un antes de Claudia…y un después de Claudia, porque “Pacho merece más”. Esta dama llevaría a cabo varios primeros en Pacho: el primer megacolegio; el primer centro de personas en discapacidad; la primera casa del abuelo; la primera unidad renal para pacientes con diálisis; el primer centro universitario y el primer complejo deportivo que contaría con deportes de cerca de diez disciplinas. Así mismo, en su alcaldía se materializaría el megadesarrollo turístico; se recuperaría el patrimonio cultural y las tradiciones de Pacho, fuera de fomentar el ecoturismo, posicionar la naranja pachuna y adquirir 144 tractores, dos para cada vereda. En educación pondría más cuidado en el mantenimiento contante a las instituciones educativas públicas y una veeduría a la salud.

En las elecciones de 2015 propuso su plan de gobierno por intermedio por el partido ASI (Alianza social independiente), logrando 583 votos. Sus propuestas en caso de llegar a la Casa Consistorial de Pacho las considera “serias y consistentes con el presupuesto municipal”. Su programa, que es para ella un sueño, se hizo mediante le recolección de información “casa a casa en las veredas y en el casco urbano”. La candidata anhela que la recuerden como “la alcaldía que transformó a Pacho y trajo el desarrollo”.

Néstor Vicente Ostos Bustos. Número 7. Exalcalde de Pacho hace 22 años, su lema es “experiencia con visión y liderazgo”. El doctor Ostos detecta como las debilidades de nuestro terruño, a saber la falta de identidad y sentido de pertenencia, deficiencia en la gestión pública, débil proceso de planeación prospectiva para el desarrollo del municipio, nivel de desempleo en ascenso, no hay desarrollo institucional en manejo del componente ambiental y falta de control y organización espacial del territorio municipal. En su cuatrienio arreglaría las vías rurales y urbanas; propuesta unánime del cónclave de aspirantes.

El doctor Ostos haría énfasis en la seguridad ciudadana, instalando varios CAI móviles y cámaras de seguridad en puntos estratégicos; crearía varias dependencias como secretaría de apoyo, secretaría de la mujer y centinelas de salud. Los pachunos veríamos en su administración obras aplazadas por décadas como la terminal de transportes ubicada posiblemente en la calle 6ª o calle nueva; campos deportivos en sus 72 veredas e intermediaría en la dotación física y académica de las instituciones educativas, tan falta de una mano. En síntesis, propone 44 planes-programas, entre otros la creación del museo nacional del hierro, creación y apoyo de las escuelas de formación artística, implementación del corredor turístico de Pacho, jóvenes al campo e industrializar el agro paga. Estos y los demás programas se ejecutarían de acuerdo con la matriz financiera, recursos propios, recursos del sistema general de participación y gestión de recursos departamentales, nacionales e internacionales. Cuando Nelson Ostos, quien procede del Inpec, ganó la alcaldía de Pacho en 1997, su hermano era candidato al concejo de esta localidad.

William Armando Bustos Macías. Número 8. Exconcejal de este municipio. Se cobijó bajo la sombra de “Movimiento pachunos de corazón” con el lema “Juntos transformamos Pacho”. En su programa de 43 páginas se compromete a transformar la historia de este municipio y la de la provincia de Rionegro. Las obras más significativas que se verían serían el puente que conectaría La crinolina con La Palmita, el Parque nacional de la naranja, escenarios deportivos y un Mega parque para estimular el turismo. La resolución de los problemas que vivimos los habitantes de Pacho la haría a través de recursos propios. En la radiografía del municipio encuentra que se debe fortalecer la administración municipal con personal idóneo, de acuerdo a sus palabras, escogido mediante procesos técnicos de selección.

Ve con pesar la ausencia de programas de educación superior o instalaciones locativas para desarrollarlo; deficiencia en la prestación de servicios de parte de eps; abuso de poder de los agentes de tránsito y aumento de robo en tiempos de cosecha. Crearía la oficina de asuntos turísticos y el consejo municipal de desarrollo rural; sector en el cual inyectaría estímulos tributarios para generar más oportunidades en el campo, donde se topó con escasez de mano de obra. Buscaría humanizar la prestación del servicio de movilidad y fortalecer la policía, cruz, roja, defensa civil, cuerpo de bomberos y prestadores de servicios de salud. En 2002 la Procuraduría destituyó a Bustos, a la sazón funcionario de la Asamblea de Cundinamarca, por utilizar un vehículo oficial en las elecciones en el municipio de Pacho en favor de un partido político.

Hugo Pastor Escobar Moreno. Número 9 en el tarjetón. Administrador de empresas y abogado. Señala que “el cambio está en sus manos, no más de lo mismo”. Fue alcalde de El Peñón, Cundinamarca, en dos ocasiones, en 2001-2003 y 2012-2015; igualmente ha sido director del establecimiento carcelario de El Espinal, Tolima. Para su aspiración en Pacho se presenta por la Alianza Democrática afrocolombiana, ADA. Escobar en Pacho ha detectado grandes carencias humanitarias y dramas sociales, aumento de la delincuencia, falta de oportunidades laborales; y uno que otro que se pasa de copas ocasionando “constantes riñas”. De ser alcalde, el candidato de ADA, administraría “con los mejores” y daría siempre la cara a cualquier situación.

Escobar quiere blindar a Pacho en todo el sentido de la palabra, cámaras y policías por todo lado las 24 horas, y la asesoría de un consejo de seguridad periódico. Para el campo ofrece unas vías triple A. Este candidato considera que los políticos y funcionarios públicos deben dar el mejor ejemplo. Según Escobar “luego de estudiar y comprender a Pacho por años”, identificó sus tres principales problemas, uno la seguridad; dos, las vías y movilidad, y por último las desigualdades sociales. Cree que con él en la alcaldía se lograría “salir de un círculo vicioso y avanzar a un círculo virtuoso”, y al igual que otros candidatos a esa signatura Hugo Pastor Escobar Moreno sueña con un municipio que como Lot no vuelva la mirada atrás, sino que avance, mejore, porque “aún queda camino por recorrer”, sostiene.

Neider Eduardo Abello Aldana. Número 10 en el tarjetón. Formula su programa de gobierno en 29 páginas bajo el lema “de la mano por la transformación de Pacho”. Abello del Partido Liberal, quien buscaba el aval de la U, es un médico veterinario que llegaría a la alcaldía a efectuar una reingeniería o cambio a las secretarias de agricultura, desarrollo económico y turismo, desarrollo social, planeación, obras públicas y el instituto municipal de deportes y recreación, que a su juicio presentan “inconvenientes en la gestión”. Abello hizo un diagnóstico, encontrando que el corregimiento de Pasuncha está desarticulado con la alcaldía, a donde instalaría un puesto de policía.

Además, percibe que el municipio de Pacho presenta atraso en la actualización catastral y continúa un uso deficiente de los bienes muebles e inmuebles del municipio; muchos de los cuales no estaría saneada su titularidad a favor del municipio. Abello pretende embellecer el municipio, impulsando la arquitectura colonial en las nuevas construcciones y en las aledañas al parque infantil, y culturizar a los pobladores; para lo cual crearía el Instituto de cultura y turismo y destinaría la Plaza de toros “Arenas del río negro”, exclusivamente para eventos culturales y deportivos. El turismo sería un tema muy razonado, en el cual ya tiene preparado el Plan de desarrollo turístico a 10 años. La juventud y niñez verían en su cuatrienio el fomento del deporte con escuelas de formación deportiva, y mayor participación comunal. El área urbana y veredas verían modernizado el sistema de acueducto y alcantarillado. El problema más sentido para los pobladores del campo es la precariedad de las vías rurales, precisó.

Voto en blanco. Es “una expresión política de disentimiento, abstención o inconformidad, con efectos políticos y constituye una valiosa expresión del disenso a través del cual se promueve la protección de la libertad del elector (C-490 de 2011). Cuando el total de los votos válidos, los votos en blanco constituyan la mayoría, deberá repetirse por una sola vez la votación para elegir miembros de una corporación pública, gobernador, alcalde. Tratándose de elecciones unipersonales no podrán presentarse los mismos candidatos, mientras que en las corporaciones públicas no se podrán presentar a las nuevas elecciones las listas que no hayan alcanzado el umbral, según lo establece el artículo 9 del Acto Legislativo 01 de 2009.

En las elecciones de octubre en Pacho se podrían venir sorpresas: los partidos tradicionales irían debilitados; el liberal no presentó candidato a la alcaldía en 2015; la postulante del conservador ese año sufrió una estruendosa derrota al obtener 1540 votos, un poco más del 13% de la votación total válida; igual las tres damas que estuvieron en las fórmulas de ASI, la U y Centro Democrático, que obtuvo el segundo puesto en las votaciones para alcalde. En esta oportunidad el continuismo está representado por los exalcaldes Ostos y Ortiz, y el candidato de Cambio Radical, que ya ha manifestado seguir con el actual alcalde, perteneciente a ese partido.

Un reto que presentan todos es vincular a sus programas, conquistando al 41% de los ciudadanos indiferentes que no participaron en 2015 y lograr el cincuenta por ciento o más de la votación para una mejor gobernabilidad. El actual burgomaestre de la capital de la Provincia de Rionegro, con una proyección de población a 2010 de 26220 habitantes y una tasa de analfabetismo del 10%, triunfó con cerca del 43% de las pasadas votaciones territoriales.

Esta nota se preparó gracias a los programas de gobierno suministrados por el periódico Dios Ve y su director, Darío Barragán.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2800

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus