¿Estaremos llegando al Hooliganismo?

Por: Miguel Oviedo Risueño
octubre 21, 2013
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Estaremos llegando al Hooliganismo?

Los acontecimientos de los días pasados, que segaron la vida de tres hinchas en la capital de la República, nos tienen que llevar a reflexionar si lo que ocurre con la violencia que protagonizan algunos aficionados es la idea o la forma de los problemas del país, o estaremos llegando al hooliganismo.

Existen numerosas teorías que hablan del origen etimológico del hooliganismo. El más extendido apunta que se debe al apellido Hooligan, que apareció en un informe de la policía de Londres en 1898, referente a un matón llamado Patrick Hooligan. Y por primera vez aparece el término acuñado en el libro “Entre los vándalos” de Bill Buford. En la Real Academia Española podemos encontrar el concepto de Hooligan como hincha británico de comportamiento violento.

Añadir que la violencia es una característica innata de la persona, como decía Mahatma Ghandi, máximo exponente de la NO VIOLENCIA, reconocía que no existía ninguna persona completamente libre de violencia.

El hooliganismo en el fútbol es al día de hoy un gran problema a nivel mundial, del cual se lleva hablando desde hace décadas. Si es cierto que con el paso del tiempo se han ido tomando cada vez más medidas, incluso en algunos países como por ejemplo Italia se creó una legislación específica para paliar esta problemática.

En nuestro País es importante, definir el perfil de los grupos que generan la violencia en el fútbol es decir, presentando actitudes violentas cuando se asiste o simplemente se habla de fútbol.

Los factores socioeconómicos como pueden ser el desempleo y la distancia que existe entre las necesidades económicas y los recursos disponibles para satisfacerlas, son los que más hay que observar.

Las multitudes que asisten a eventos deportivos tienen una composición social heterogénea, pero hay lazos que cuanto más se identifican los hinchas con su equipo, mayor es la probabilidad de que se implicaran en un disturbio, es decir a medida que el tamaño del grupo aumenta, aumenta también la probabilidad de que se de violencia.

La importancia del partido, el resultado y la hora del día, además cuando los equipos son rivales tradicionales aumentan o generan violencia, además del hecho de que estén presentes los simpatizantes del equipo contrario, unido esto al consumo de drogas y alcohol, les impone una aparente fortaleza soportando las alteraciones en la conciencia que producen estas sustancias. Por el consumo de estas sustancias, están excitados y descontrolados, lo que les permite saltar y cantar durante el partido y son más propensos a generar violencia.

Tenemos que trabajar mucho más para que en Colombia comprendan que las barras o barrismo que los hinchas se inventan no es el que promulga el fútbol colombiano.

[email protected]

-.
0
413
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Petro, un exguerrillero con ínfulas de epidemiólogo

Petro, un exguerrillero con ínfulas de epidemiólogo

Nota Ciudadana
Félix, Coronell y Julito ¿Por qué critican tanto si ni siquiera viven en Colombia ?

Félix, Coronell y Julito ¿Por qué critican tanto si ni siquiera viven en Colombia ?

Nota Ciudadana
¿Qué cambios en equidad de género y racial necesita el sector privado?

¿Qué cambios en equidad de género y racial necesita el sector privado?

Nota Ciudadana
El fabuloso Hombre león

El fabuloso Hombre león