¿Estados Unidos, un jaguar? No, es una hiena

Respuesta a la nota ciudadana 'Venezuela y su jaguar' de Carlos Andrés Duque Acosta

Por: Fernando Dorado
marzo 01, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Estados Unidos, un jaguar? No, es una hiena
Foto: Pixabay / Michael Vadon - CC BY-SA 2.0

Los EE.UU. no pueden asimilarse al jaguar en ningún sentido. Ellos en su esencia no son “americanos” ni “nativos”, son europeos e invasores, exterminaron a los nativos en el territorio que invadieron. Se podrían asimilar a las “hienas” (ingleses, franceses, holandeses) por ser ladronas y carroñeras.

El águila siempre ha sido identificada con los imperios, Persia, Roma y también entre los Aztecas (y Mochicas, antecesores de los Incas), que también conformaron un poder que impuso sus garras sobre pueblos indios sometidos (por ello no se puede idealizar todo lo “indígena americano”, por cuanto existían, a la llegada de los europeos, múltiples pueblos en diversos estadios de desarrollo).

Sobre las “presas” tengo dudas. Todos los seres vivos pueden ser presas de un depredador; la depredación y la lucha hacen parte de la vida. Resistir y defenderse, incluso hasta derrotar y “matar” al depredador, no tiene nada que ver con culturas patriarcales. Los débiles y oprimidos (entre ellos las mujeres) tienen el derecho de organizarse y juntarse para defenderse y pervivir, y lo importante es que en ese proceso no se degraden moralmente, sino que crezcan como seres humanos, sin perder su sentido de integración y pertenencia con la vida (naturaleza) en general.

Hoy, pensando a futuro, la mejor derrota que le podamos causar a los enemigos de la vida (depredadores) es su “muerte política y moral”. Las guerras impuestas por los depredadores se juegan en el terreno de lo virtual y los medios, y allí se impone para los débiles y oprimidos nuevas concepciones verdaderamente transformadoras, que cuestionen el patriarcalismo como un “todo” que incluye la preponderancia de la economía crematística, que es la causa de que el “patriarca macho depredador” se haya impuesto sobre la “matriarca hembra cuidadora”, al convertir a la familia como parte de su propiedad privada.

Estamos de acuerdo en que hay que rechazar y derrotar dentro de nosotros mismos “lo patriarcal” pero hay que ir mucho más allá; se debe enfrentar la vida hoy con un sentido anticapitalista y poscapitalista, y también antimperialista y anticolonialista (frente a los imperios colonialistas revividos por la crisis del capitalismo y la decadencia de la hegemonía estadounidense).

Eso pensamos más allá de las analogías y animalogías.

 

-.
0
525
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Trump juega a tres bandas con Venezuela

Trump juega a tres bandas con Venezuela

Nota Ciudadana
Petro habla sobre cambio climático, pero es mero discurso

Petro habla sobre cambio climático, pero es mero discurso

Nota Ciudadana
De la criminalización de los afroamericanos y el auge de las cárceles en Estados Unidos

De la criminalización de los afroamericanos y el auge de las cárceles en Estados Unidos

Cuando los gringos trataban como un rey a Pablo Escobar

Cuando los gringos trataban como un rey a Pablo Escobar