¿España, monarquía o república?

Un texto a propósito de la crisis política actual que se vive en el país ibérico. Una visión desde Unidos Podemos

Por: César Augusto Patiño Trujillo
agosto 10, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿España, monarquía o república?
Foto: Twitter @CasaReal

España siempre será importante para Colombia y la América Latina. Los lazos históricos que nos unen son innegables. El número de latinoamericanos que viven en aquella nación, sobre todo ecuatorianos, colombianos y venezolanos, hace necesario mantener los ojos puestos sobre lo que acontece en la madre patria.

La actual crisis de la monarquía española es otra de las noticias políticas que mueven violentamente las bases de la institucionalidad peninsular. Huye el Emérito Juan Carlos I a un exilio impuesto por él mismo para no alterar más de lo que ya está, la cosa política en su país. Los casos de corrupción de la Casa Real le han obligado a salir de su España. Un gobernante que durante 40 años se mostró como uno de los más respetados monarcas del mundo occidental, hoy es a duras penas una sombra de lo que fue ayer, el hombre que volvió a llevar a España a una democracia después de cuatro décadas de terrible dictadura franquista.

La investigación sobre sus finanzas es uno de los temas que más hacen sonrosar hoy a los peninsulares. El escándalo en 2013 de la Infanta Cristina y su esposo Iñaki Urdangarín acusados de malversación de fondos fue el inicio de la crisis de una Casa Real que ya venía siendo criticada por antimonarquistas. La pareja borbónica no solamente ha sido acusada de malversación, el fraude y el prevaricato también se paseaban orondamente por las narices de la familia. Iñaki, condenado a 5 años de prisión y la Infanta a quien se eliminó su título y con su nombre por los suelos suman el caso de don Juan Carlos I, Rey Emérito de la Casa Borbón.

El mismo rey le ha escrito a su hijo S.M. Felipe VI su deseo de abandonar la patria por una serie de sucesos que vivió en el pasado. Hoy se encuentra transitoriamente en la casa de la poderosa familia azucarera Fanjul en la República Dominicana. Claro está, en manos de sus abogados está la nota que el mismo rey deja a sus súbditos de estar siempre a disposición de las autoridades españolas y suiza que investigan sus cuentas fuera de España, aunque, a decir verdad, ninguna de las dos instituciones de justica le han imputado ningún cargo.

La legitimidad de los Borbones deteriorada, golpeada hasta los tuétanos sigue teniendo en los grandes partidos políticos españoles, el PSOE y el PP, a sus dos férreos defensores. El Primer Ministro Pedro Sánchez considera que es a las personas a quien se debe juzgar y no a las instituciones. Es claro el temor. Con una España unida por el poder cohesionador de la misma Monarquía, pensar en un cambio de modelo de gobierno sería equivalente a hacer estallar a la nación en átomos de repúblicas con regiones que desean irse de la nación española a construir rancho propio. Aprovechar el desorden, le llaman. Cataluña, sobre todo, podría aprovecharse del caos, y nada raro que el mismo País Vasco reviviera sus históricos deseos y resucitara esa idea de la emancipación. España, entonces, desaparecería de la familia de naciones en el Orbe. El caso es que el rey S.M. Felipe VI ha debido tomar distancia de las acusaciones contra su familia, y tendrá que afrontar daños colaterales o efectos secundarios muy graves que dependerán de la sabiduría del gobierno actual.

Por otro lado, el papel que Unidos Podemos puede tener en el concierto del gobierno va a ser para alquilar balcones. Si bien cuando en diciembre pasado defendió la Monarquía y negó su crisis, se hace entendible su postura diplomática, ya que, había un acuerdo con el PSOE para hacer gobierno. Tomar una postura u opinión contraria sería igual que destruir de golpe la coalición que permitiría, por fin, después de mucha agua pasando bajo el puente, hacer un gobierno mínimamente estable. España se encontraba en una encrucijada y no era factible que Podemos pudiera en aquel momento unirse al antimonarquismo. Pablo Iglesias da mayor poder a sus palabras cuando en entrevista al Informativot5, considera que respeta las palabras de Pedro Sánchez, el jefe del gobierno español, sin embargo, considera que. “no es aceptable que el anterior jefe del Estado, cuando está siendo investigado por las autoridades judiciales suizas y por la Fiscalía del Tribunal Supremo, no esté en su país, para dar la cara, en su país ante su pueblo. Hablamos de una figura histórica fundamental para entender los últimos 50 años de la historia de España. Muchos hemos ido en nuestra infancia al colegio y el retrato de Juan Carlos estaba presidiendo las aulas. Creo que en una situación como esta la propia dignidad de la Jefatura del Estado, y lo dice un republicano, implicaría que Juan Carlos I, diera la cara ante su país y ante su pueblo. Esa es nuestra posición”.

Pero no solo habla ante los medios. El Twiter se convierte para Iglesias en el órgano difusor de sus ideas. En esta ocasión el líder morado, califica en su Twitter: “la huida al extranjero de Juan Carlos de Borbón es una actitud indigna de un exjefe del Estado y deja a la monarquía en una posición muy comprometida. Por respeto a la ciudadanía y a la democracia española, Juan Carlos I debería responder por sus actos en España y ante su pueblo. De acuerdo al diario La Vanguardia, el señor Iglesias considera que “La España del s. XXI ya no tolera ni la corrupción ni el privilegio”, y de nuevo en su Twitter el aliado del gobierno, en franca oposición a la postura oficial del PSOE en cabeza de Pedro Sánchez, escribe: “Un gobierno democrático no puede mirar hacia otro lado ni mucho menos justificar o saludar comportamientos que socavan la dignidad de una institución clave como es la Jefatura del Estado y que son un fraude a la justicia”, además, complementa diciendo que: “Es un deber para quienes ocupamos cargos de gobierno velar por la ejemplaridad y la limpieza de las instituciones”.

En línea con Iglesias, la alcaldesa de Barcelona Ana Colau, en diciembre pasado consideraba que la monarquía “no servía para nada” y solo estaba allí para mantener el statu quo. En una entrevista para El Plural, diario digital, sostuvo la burgomaestre que este sistema de gobierno: “Es una cosa del pasado, totalmente antigua y desde el punto de vista democrático no se sostiene [además] asegura que una corona ‘por herencia sanguínea y encima machista’ no se ‘aguanta’ por ningún lado. ‘Yo he sido republicana toda la vida’”.

Iglesias considera la necesidad de reconocer la evidencia, que en España se debata sobre “la utilidad de la Monarquía” y aunque acepta que la correlación de fuerzas en el Parlamento no permite en este momento una reforma a la Constitución a corto plazo, también reconoce que hay un movimiento histórico que, “va a empujar la gente joven, va a tener un horizonte de una república que modernice este país”. La España será una república por el liderazgo de los jóvenes al sentir de Pablo Iglesias.

Para no generar la discordia en el interior del gobierno acepta que hay diferencias entre ellos (Podemos) y su aliado el PSOE, sin embargo, para el líder, esto es “normalidad democrática, como en muchos países europeos donde hay gobiernos de coalición”. Y aunque el tema de la Monarquía aleja a estos dos movimientos políticos, el partido de izquierda se siente cómodo haciendo gobierno. Así que reconoce que la subida del salario mínimo a 950 euros, el Ingreso Mínimo Vital, donde se ha liderado un proyecto de protección de los sectores vulnerables del Reino español. Termina Iglesias recordando al telenoticiero que le entrevista que. “Durante muchas décadas hablar de la Monarquía en los términos en los que podía estar afectada por casos de corrupción, era un tabú mediático, estaba prohibido hablar de esto. Creo que ahora hay mucha gente y muchos periodistas que está diciendo: ‘si se hubiera hablado de esto antes, seguramente las cosas se podrían haber hecho mejor”.

En fin, la pregunta clave es: ¿España y su tradicional monarquía o luchar por la república? Debate que seguirá siendo primordial en la península y que a un largo plazo, creo yo, se podrá dirimir con el conjunto de la sociedad española en franca lid democrática.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
300

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Maluma causa euforia en España

Maluma causa euforia en España

España: impotencia y desesperación por el Coronavirus

España: impotencia y desesperación por el Coronavirus

La millonaria deuda de Shakira que podría acabarla en España

La millonaria deuda de Shakira que podría acabarla en España

Policía dispara a abuela de 65 años con pistola de táser

Policía dispara a abuela de 65 años con pistola de táser