Opinión

En los 100 años de la OIT, los trabajadores sí la defendemos

En la declaración del centenario, la OIT llamará al "trabajo decente": empleo con ingresos dignos, plena seguridad social y salud, derecho de asociación, negociación colectiva y diálogo social.

Por:
junio 04, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
En los 100 años de la OIT, los trabajadores sí la defendemos
Según la OIT, más de 2.000 millones de trabajadores son informales, 200 millones están desempleados, y 75 % de la población mundial no tiene protección ni seguridad social

Del 10 al 21 de junio próximos se realiza la Conferencia de la OIT en la cual se conmemoran los 100 años de la OIT.

En estas épocas tan aciagas para el mundo del trabajo los trabajadores concurren persistiendo en la voluntad de que dicha entidad haga cumplir sus principios fundacionales y desarrollados en estos 100 años.

Según los múltiples investigadores de la economía y el trabajo, todos, concluyen que en los últimos 40 años del ejercicio económico mundial del neoliberalismo, del libre comercio o mercado, el capital se ha fortalecido deprimiendo al trabajo y estableciéndose una mayor desigualdad en todo el planeta.

Recordemos las cifras de Oxfam: el 1 % de los ricos del planeta tienen la misma cantidad de riqueza que el 50 % de la humanidad.

Según la misma OIT, en la mitad del planeta no se aplican los convenios internacionales 87 y 98 sobre derecho de asociación y negociación colectiva. El 75 % de la población mundial no tiene protección ni seguridad social. Más de 2.000 millones de trabajadores se encuentran en la informalidad. Cerca de 200 millones de trabajadores permanecen en el desempleo.

El panorama muestra un tremendo desafío para una entidad que como la OIT  ha proclamado en su ideario velar por la paz mundial y que ella solo puede basarse en la justicia social.

Para ello en la declaración del centenario de la OIT que adoptará en la conferencia de junio, llama a "revitalizar el contrato social' que en los últimos 20 años ha denominado la consecución del "trabajo decente" que incluye un empleo con ingresos dignos, plena seguridad social y salud en el trabajo, cumplimiento de los derechos fundamentales del derecho de asociación y negociación colectiva y diálogo social.

Desde los trabajadores vemos que la actual situación económica y social mundial, que se viene deteriorando, obedece a la aplicación del modelo neoliberal y el libre comercio, que para poder implementarse requiere de modificar regresivamente las actuales normas de la OIT.

La aplicación de este modelo neoliberal corresponde especialmente a los intereses de las grandes corporaciones multinacionales y al gran capital financiero, que tienen como su mayor y mejor aliado a la inmensa mayoría de los gobiernos del mundo, mucho más hoy en día donde el populismo de extrema derecha ha venido avanzando en esos gobiernos.

En la OIT en los últimos años los empresarios representados en la Organización Internacional de Empleadores(OIE), de común acuerdo con esos gobiernos neoliberales que los representan y que han logrado hacer elegir, se han negado en la OIT a que las normas sean aplicadas directamente a las grandes corporaciones en sus cadenas globales de valor y suministro, aduciendo que la aplicación de las normas de OIT solo comprometen a los gobiernos en cada país. Con eso cada multinacional se traslada de un país a otro teniendo en cuenta dónde hay menos control normativo y un valor menor del salario.

De esta manera se niegan a nuevas normas trascendentales del mundo del trabajo y solo se avienen a recomendaciones genéricas y sin mayor control. Cada vez hay más países que se niegan a ratificar más convenios. Les gusta globalizar todo, menos los derechos del trabajo.

En la conferencia de la OIT del año 2012, los empleadores obviamente con el concurso de la mayoría de los gobiernos, lograron sacar del control normativo de la OIT el derecho a la huelga, aduciendo que no hay ningún convenio que se refiera a ella, desconociendo 60 años de una relacionada jurisprudencia de la Comisión de Expertos para  la aplicación de normas,  que sostenía que el derecho a la huelga era consustancial a los derechos fundamentales de asociación y negociación consagrados en los convenios 87 y 98 de la OIT. Así mismo, era una negación de la inmensa mayoría de los estados miembros, quienes en sus constituciones y leyes nacionales tienen consagrado el derecho de huelga.

Acá en Colombia, especialmente la Andi, se ha negado a que se ratifiquen nuevos convenios de la OIT con la peregrina, pero por demás cínica tesis, de que si no cumplimos los convenios ya ratificados, para qué ratificar otros más. Y a eso le ha jalado el gobierno.

El gobierno encabezado por el Minhacienda Alberto Carrasquilla
nos advierte que Colpensiones se liquida por la "vía democrática"
o por "la vía del mercado". Se elimina porque se elimina

Y una última expresión de esta situación. Mientras en el último informe de la OIT de este año se muestra la tendencia mundial que existe de regresar a los sistema públicos de pensiones, en Colombia el actual gobierno encabezado por el ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla nos advierte que Colpensiones se liquida por la "vía democrática" o por "la vía del mercado". Se elimina porque se elimina, para atender a los dueños del gran capital financiero en Colombia que administran los fondos privados, el grupo Aval y el grupo empresarial antioqueño, Porvenir y Protección.

Los trabajadores a pesar de tantas y poderosas fuerzas contrarias al trabajo decente, reclamaremos dentro y fuera de la OIT, la aplicación a cabalidad de este importante y democrático concepto de la OIT. En eso nos aplicaremos desde el mundo organizado en sindicatos y desde las expresiones sociales y políticas democráticss y progresistas del mundo.

En la globalización neoliberal impulsaremos globalizar los derechos del Trabajo que garanticen un trabajo decente.

Posdata:
En la conferencia de la OIT, la Comisión de Aplicación de Normas debería llamar a Colombia por su altísimo déficit de Trabajo Decente. En los tres  informes de la CSI,  Colombia siempre ha estado en la lista de los 10 países del mundo más difíciles para hacer sindicalismo.

Twitter: @fabioariascut


-Publicidad-
0
883
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El comunicado de un Uribe en dificultades y desesperado

El comunicado de un Uribe en dificultades y desesperado

¿Paquetazo de Duque repercutirá como en Chile?

¿Paquetazo de Duque repercutirá como en Chile?

Los contratos por horas y la esclavitud del siglo XXI

Los contratos por horas y la esclavitud del siglo XXI

Un gobierno para la plutocracia

Un gobierno para la plutocracia

Los trabajadores requerimos la paz

Los trabajadores requerimos la paz

La OIT promueve régimen público y no ahorros individuales en materia pensional

La OIT promueve régimen público y no ahorros individuales en materia pensional

Las mentiras de Asofondos contra Colpensiones

Las mentiras de Asofondos contra Colpensiones

Todos a Colpensiones

Todos a Colpensiones