En el Meta no todos ganaron con Uribe

Si hablamos de perdedores, Hernán Gómez, quien fue un gran varón de la política regional e incluso contó con el apoyo del expresidente, empieza a sufrir un ocaso político

Por: Leonel Uriel Alzate Herrera
marzo 20, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
En el Meta no todos ganaron con Uribe

El triunfo de Jennifer Arias como representante a la Cámara por el departamento del Meta es algo que muchos no esperaban y ha esperanzado a muchos jóvenes llaneros que venían pidiendo oxigenar la política. Pero, a decir verdad, en esta región no todos ganaron con Centro Democrático. Se perdió una curul en el Senado y el partido no logró el umbral para tener un segundo representante; pero si hablamos de perdedores, hay un ex "gran varón" de la política regional cuyos pergaminos parecen estarse quedando en eso; en pergaminos

Hablo del mismo que fue candidato a la Gobernación por el Partido Verde, que apoyó a Maritza Martínez al Senado por La U en el 2014 y en esas mismas elecciones se fue con Ángelo Villamil por el Partido Liberal a la Cámara de Representantes y luego fue candidato a la Gobernación por el Centro Democrático, Hernán Gómez. Un hombre que pintaba un gran futuro sigue acumulando derrotas y dejando a su paso más de un examigo en su carrera política

Esta vez, en su afán por no perder visibilidad, estuvo acompañando la candidatura de la senadora Nohora Tovar recorriendo cada rincón del Meta y la Orinoquia con la intención de endosar los casi 114.000 votos que, según el mismo Hernán, son de él y no de Uribe.

El pésimo resultado de su trabajo se pudo constatar el pasado 11 de marzo cuando Nohora solo pudo conseguir un poco más de 23.000 votos (12.745 en el Meta), quedando por fuera de la Cámara alta y perdiendo la codiciada credencial para el CD.

Ya es de dominio público la jugada que le hizo al excandidato a la Cámara Andrés Holguín, cuando fue Hernán el encargado de inflarlo, prometerle un apoyo frontal y pintarlo como prácticamente fijo y con credencial del CD.

Creo en lo personal que Hernán lo único que quería era quemar al representante Fernando Sierra y esto como venganza por no haber contado con su apoyo a la Gobernación. Tenía un as bajo la manga: el propio Holguín. No obstante, no contaba con renuncia de Sierra a su aspiración y la entrada de Jennifer Arias a la contienda, hechos tras los cuales quedó en evidencia su jugada, pues dejó prácticamente botado y endeudado a un Andrés Holguín que, a pesar de ser un carismático candidato, terminó quemado, pues en la política, nos guste o no, nos parezca correcto o no, la plata juega un factor fundamental.

Otro golpe duro al ego de Hernán es el hecho de que su principal enemigo político, Fernando Sierra, fuera nombrado en toda la Orinoquia como gerente de la campaña de Iván Duque. Esto me parece que lo puso a mover todas sus influencias al interior del partido con el único objetivo de boicotear dicho nombramiento y tratar de restarle mérito al mismo, refiriéndose al cargo de Fernando como un simple "cargo administrativo", en tanto que él, (Gómez), seguía y sigue mostrando su pasada votación a la Gobernación como el gran currículum que le permite ostentar poder y visibilidad en la campaña de Duque.

Ni qué decir de su salida en falso al querer ganar indulgencias con avemarías ajenos, es decir; ganar popularidad atacando política, pública y sistemáticamente a la gobernadora Marcela Amaya, hecho que le valió el rechazo de miles de mujeres llaneras que, sin ser necesariamente de la corriente de Marcela, se volcaron en redes sociales a defender a la carismática Gobernadora, y esto, aunque Hernán no lo acepte es uno de esos errores que no puede ni debe cometer un verdadero líder político.

En honor a la verdad, en el Centro democrático —al menos en el Meta— nadie le debe nada a Hernán Gómez, al menos no sus figuras principales, y esto la misma Jennifer Arias se lo aclaró públicamente a Hernán cuando quiso endilgarse el triunfo de la nueva representante, quien hoy es a todas luces, la joya de la corona del Centro Democrático en el Meta. Además, si a algo se debe el triunfo de Iván Duque, al menos en el Meta, es a la cercanía que existe entre Duque y Sierra, y a los excelentes resultados electorales en la Gran Consulta por Colombia, que terminaron por mostrar Fernando fortalecido en su liderazgo, un hecho reconocido por el propio Iván Duque.

Lo que no deja de sorprenderme eso sí, fue la velocidad de Hernán para salir a los medios a adjudicarse la victoria como propia ante su fracaso con la Senadora Nohora Tovar, una mujer que en honor a la verdad, por su trabajo e intachable hoja de vida, merecía mejores resultados.

En los corrillos políticos regionales ya se rumora casi a gritos que Hernán Gómez se está quedando solo, incluso, dentro de las mismas filas del uribismo, lo que iría en contravía de aspiración a la gobernación del Meta el año próximo, en un panorama donde cada vez cuenta con menos amigos. Para la muestra, su actual enemistad con la persona que prácticamente fue su mecenas e impulsor dentro del CD, el doctor Carlos Nader, quien me ha manifestado su profundo arrepentimiento por haber apoyado alguna vez a Hernán.

Parece pues que estamos contemplando sin querer, el ocaso de un político que en su momento prometía ser el gran varón en la política del Meta, y que incluso, contó en aquel entonces con el apoyo incondicional del propio Álvaro Uribe Velez.

¿Quién tiene la culpa? Yo creo que definitivamente el ego. El enemigo del Hernán Gómez es él mismo. No son pocas las personas que han estado cercanas a él, pero han ido alejándose argumentando que el ego superlativo y promesas incumplidas terminaron por aislarlo. Tremendo problema para Gómez, justo ahora cuando necesita cautivar al electorado regional.

No debe ser fácil para un político con ambiciones con Hernán, enfrentar a tantos demonios juntos; deudas que lo asfixian, traiciones políticas que seguro le costarán en el corto y largo plazo, deterioro de la imagen y derrotas en las urnas son una mezcla que da como resultado un político en declive, cuyo mayor logro ha sido un honroso segundo puesto —algo que en política no sirve para nada—, pues se dio justo cuando salió derrotado por Marcela Amaya.

Claro que Hernán tiene futuro político, no en vano ha hecho carrera. Pero si no replantea —y urgente— su actuar quedará quemado muy pronto y con casi nulas posibilidades de recuperación, y ojo, porque ya estamos a menos de un año de la definición de avales para las próximas elecciones regionales. Ojalá recapacite y no termine diciendo la frase de Gabo en el Otoño del Patriarca: "Contraje una deuda con unos años de gracia y ahora estoy pagando las cuotas con la moneda que yo mismo escogí".

Uno se pregunta: ¿será que los directivos regionales y nacionales del Centro Democrático, así como el mismo Álvaro Uribe estarán dispuestos a ir con el “amigo” hasta la tumba de los malos resultados electorales e incluso enterrarse con él? Perdónenme... Yo no lo creo. ¡He dicho!

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
3337

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Lista la alianza Uribe - Pastor Arrázola para poner alcalde en Cartagena

Lista la alianza Uribe - Pastor Arrázola para poner alcalde en Cartagena

En redes

"Uribe paraco el pueblo está berraco": así gritó anoche El Campín

¿Por qué Popeye ya no habla mal de Álvaro Uribe?

¿Por qué Popeye ya no habla mal de Álvaro Uribe?

La movida de Álvaro Uribe y José Obdulio Gaviria para no quedarse por fuera del gobierno en Antioquia

La movida de Álvaro Uribe y José Obdulio Gaviria para no quedarse por fuera del gobierno en Antioquia