“En el fondo todos anhelamos una mejor nación”

“Si realmente amamos a este país vamos a rodear al nuevo presidente para que pueda ejecutar su plan gobierno de cara a la gente y no a hurtadillas”

Por: Leonel Uriel Alzate Herrera
Agosto 09, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
“En el fondo todos anhelamos una mejor nación”
Foto: Captura de video - Canal Institucional

Aunque sea una imagen polémica, aunque a muchos les revuelva el estómago por el odio que han acumulado en sus corazones, nos guste o no más de diez millones de colombianos eligieron a Iván Duque para regir los destinos de nuestra nación, y hoy nos corresponde como colombianos velar para que a Duque le vaya bien, porque se trata de nuestro país. Y sí, claro que Duque es el que dijo Uribe, ¿y qué? Les guste o no Uribe es un líder innato, que con errores y aciertos cambió nuestra historia y nos entregó un país más libre y menos arrodillado a las fuerzas oscuras del terrorismo.

Antes que mezquinos intereses piensen en el bien de la patria. Tenemos que estar, eso sí, vigilantes del nuevo gobierno, apoyando lo bueno, pero sin callar ante lo que haga mal.

Prefiero un país gobernado por alguien que como Duque, que se ha comprometido con rescatar los valores de nuestra familia y nuestra sociedad. Ayudemos a que se imponga un sistema verdaderamente democrático y participativo, y no un poco de payasos revolucionarios ensayando a ver cómo les funciona un sistema romántico y cautivador de masas pero que ya fracasó en todo el mundo, y que por fortuna ya los colombianos rechazamos en las urnas.

Hoy resulta que buscando la equidad se nos fue la mano, porque en busca de esa equidad se terminaron dando tantos derechos absurdos que acabamos siendo esclavos de esos derechos… Basta ver cómo la dosis mínima le dio licencia a los narcotraficantes para poner a nuestros niños a traficar y consumir estupefacientes, en tanto que la Ley de Infancia y Adolescencia le quitó a los padres el derecho de corregir a los hijos porque ahora todo es maltrato, y por eso tenemos niñitos de 15 y 16 años consumiendo, traficando, atracando y hasta matando, pero contra quienes nada se puede hacer porque para la ley no son delincuentes sino “menores infractores”.

No me voy a referir a la impunidad que trajo consigo el proceso de paz, no. Ese es un tema que ya no tiene reversa y no podemos estancarnos en discutir si estuvo bien o mal, solo el tiempo lo dirá, y en este sentido Duque tiene la obligación de velar para que estos acuerdos se materialicen, para que los excombatientes tengan de verdad oportunidades y no terminen ante la falta de oportunidades conformando bandas urbanas, porque muchos de ellos solo saben manejar un arma y no se les ha cumplido ni con la mitad de lo que les prometió Santos.

Necesitamos unos militares con más honor. Hombres que entiendan que su deber es velar por los intereses de la patria, antes que ponerse al lado de la mermelada. Y fuera de eso, si dejamos que en los campos aumente la coca, algo es seguro: con coca no habrá paz en este país. Señores generales, ustedes son responsables con su permisividad de que un hombre como el que hoy gobierna a Nicaragua se dé el lujo de quitarnos nuestros mares, tal como ya una vez Venezuela nos quitó el Golfo de Coquibacoa.

Ha llegado la era Duque y con ella la esperanza de 50 millones de colombianos que por más divididos que estemos, anhelamos una mejor nación. Vamos a construir país, de ser preciso desde nuestras propias ruinas, y aunque deploro el discurso guerrerista de Macías, debo reconocer que gran parte de lo que dijo fueron verdades de a puño, solo que creo que no era el momento para lavar ropa sucia, ya que la comunidad internacional que estuvo en la posesión se llevó la imagen de un país profundamente dividido, y casi que insalvable, y no es así, Colombia es otra cosa.

Dejemos ya tanto odio, dejemos de joder por joder como hacen aquellos que son buenos haciendo oposición y agitando masas, pero que a la hora de ejecutar resulta que les queda grande imprimir su sello en la reconstrucción de la patria. Si realmente amamos a este país vamos a rodear al nuevo presidente para que pueda ejecutar su plan gobierno de cara a la gente y no a hurtadillas.

Apoyemos la Consulta Popular Anticorrupción, que aunque a muchos no les convenza, es un paso que tenemos que dar si queremos iniciar el cambio. Vamos a acabar con la casa por cárcel y con tantas garantías chimbas que no son otra cosa que licencias para delinquir. Vamos entre todos a vigilar con lupa cada acción de nuestros padres de la patria, incluido claro el presidente, aunque hay que dejarlo gobernar, ayudémosle a hacerlo bien, por el bien de todos. El cambio sí es posible, pero solo cuando el pueblo quiere de corazón ese cambio, no cuando los que se dicen líderes muestran su verdadero rostro y se revuelcan en su propia basura para ver con qué parte del pastel pueden quedarse.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
164

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los 10 cargos más apetecidos del gobierno Duque

Los 10 cargos más apetecidos del gobierno Duque

Nota Ciudadana
¿Es posible atajar la guerra que nos anuncia Duque?

¿Es posible atajar la guerra que nos anuncia Duque?

Nota Ciudadana
Duque: el fenómeno del niño

Duque: el fenómeno del niño

Nota Ciudadana
Caricatura: Duque y sus ocurrencias…

Caricatura: Duque y sus ocurrencias…