En Colombia no hay corrupción

En el país solo hay avivatadas de pobres y confusión de organismos de medición extranjeros...

Por: Mario Serrato Valdés
enero 20, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
En Colombia no hay corrupción
Foto: Freepik

Colombia fue considerado el país más corrupto del planeta. Sin embargo, una persona sensata, inteligente y equilibrada debe reconocer que Uribe no tiene ni tuvo responsabilidad alguna en tan vergonzoso señalamiento, mucho menos sus hijos, ni Andrés Felipe Arias al donar 3.292 millones de pesos de Agro Ingreso Seguro a la hacienda del dirigente político cuando era presidente.

Tampoco Juan Manuel Santos y la enrarecida venta de Isagen y la pérdida de los dineros que donaron los europeos para la reinserción en el marco del proceso de paz. Canalla sería culpar a Andrés Pastrana de la debacle de la Caja Agraria, a Ernesto Samper de ese feo asunto con el Cartel de Cali, o a César Gaviria con su hijo bobo al que quiere convertir en presidente.

Mucho menos a alguno de los ministros de cada uno de ellos, incluyo a Alberto Carrasquilla y sus bonos de agua. No merecen ser mencionados los personajes involucrados en Reficar, Odebrecht, la Ruta del Sol II, los cargos por confiabilidad, el robo a Córdoba, Hidroituango o los responsables del metro de Medellín. No hay lugar a considerar que ese puesto injusto haya sido ganado con la ayuda de los Ñoños, los Nule, los hermanos Moreno Rojas o la ministra que recientemente intentó pagarle 1.2 billones de pesos del patrimonio público a ese buen hombre desprendido y bonachón al que llaman Luis Carlos Sarmiento Angulo.

No tendría ningún sentido que responsabilizaran de tan "honorable" lugar a la clase política de Cartagena o a los buenos muchachos que revendían boletas al triple de su precio durante las eliminatorias al mundial del fútbol. A la par resultaría injusto achacar responsabilidad a los congresistas de las últimas décadas, sobre todo a los que aprobaron la última reforma tributaria. Y cualquier señalamiento a Fedegan y su noble trato a los campesinos desplazados sería injusto, mucho más cuando hablamos de los intachables manejos dados al Fondo Nacional del Ganado.

Todo lo anterior obliga a no incluir las acusaciones sobre compra de votos o de conciencias como calumniosamente dijeron había sucedido en Palacio con Yidis Medina o con una senadora del Valle que goza de una ignorancia inalcanzable. Los colombianos debemos admitir que tan deshonroso puesto en los indicadores de corrupción del mundo entero lo han provocado las madres de Soacha, los desplazados de los semáforos, los pescadores artesanales de las ciénagas contaminadas, los vendedores de aguacates en las esquinas de los barrios de clase media y los indigentes sin esperanza de las calles de Colombia.

Establecidos los culpables, podemos estar tranquilos, no molestar a nuestra inmaculada clase política y tampoco preocuparnos por las descalificaciones que extranjeros brutos e ignorantes hagan de nuestro sistema judicial cuando la Fiscalía niega la existencia de sistematicidad en más de 400 asesinatos de líderes sociales, desmovilizados y reclamantes de tierras desde que firmamos el acuerdo de paz. En conclusión, y para felicidad de todos, en Colombia no existe corrupción, solo avivatadas de pobres y confusión de organismos de medición extranjeros.

-.
0
1103
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Nosotros los corruptos

Nota Ciudadana
Caricatura: Tarjeta roja a la corrupción

Caricatura: Tarjeta roja a la corrupción

No hay prueba

Nota Ciudadana
Los secretos de los Kirchner

Los secretos de los Kirchner