¿El uribismo le cantó la guerra al alcalde de Medellín?

Daniel Quintero es distinto a su predecesor, lo que lo volvió un blanco de críticas, mientras que sus contradictores encontraron un flanco para atacarlo

Por: Andres Felipe Giraldo Madrid
enero 29, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿El uribismo le cantó la guerra al alcalde de Medellín?
Foto: Hernan.muriel

La imagen del profeta bíblico que por su fe en la verdad fue echado a una fosa llena de leones y ante los que nunca jamás temió, se nos viene esta semana a la mente ante lo que ocurre en estos días con el alcalde de Medellín, Daniel Quintero.

Todos sabemos que este joven político triunfó de una forma arrolladora en la ciudad más uribista del país, aplastando de una forma avasallante a sus contrincantes, que tenían toda la maquinaria y apoyo de los grandes conglomerados económicos.

Aun así, y a pesar de toda la mala prensa que se le hizo, hasta el punto de llamarlo “comunista” y de recurrir a todo tipo de bajezas para asustar a la gente y que no votara por él, al llegar a la alcaldía sacó bandera blanca y extendió sus manos a personas de diferentes partidos, incluido el uribismo, con el fin de que participaran de su gobierno, razón por la cual algunos sectores de la izquierda recalcitrante manifestaron indignación.

Acaba de pasar la primera marcha del Paro Nacional y Daniel ha marcado un talante distinto al de su predecesor en la forma como se manejan estas situaciones, lo que lo ha convertido en el blanco de todo tipo de críticas y ataques a la vez que sus contradictores han encontrado un talón de Aquiles en el que empiezan a atacarlo.

El pecado del actual alcalde es, antes de la marcha, haber manifestado respeto por la misma y hacer un llamado amable a un comportamiento adecuado y cívico por parte de los ciudadanos participantes, luego durante la marcha, haber desestimado unas pintas en las paredes y vidrios del sistema de transporte metro-plus, y por último, al final de la jornada de protesta, haber esperado hasta la situación más extrema para convocar al ESMAD y así recuperar el orden.

Esto es para algunos un gran pecado. Se espera que el alcalde de la ciudad sea un perro rabioso, que tenga listo el ESMAD ante la más mínima provocación y que se rasgue las vestiduras ante las cámaras y micrófonos cuando cualquier púbero frustrado saque un aerosol y escriba cualquier improperio en una desafortunada pared.

A la gente se le ha hecho creer que un gobernante es muy valiente cuando sale en cámaras a expresar su ira contra los vándalos. La mayoría no parece dimensionar que estas declaraciones las hacen estos personajes de la farándula política colombiana desde la comodidad de su casa o en su oficina y, por lo general, rodeado de guardaespaldas. Su valentía es de cartón, pues si fueran solos sin guardaespaldas a decir eso a sus contradictores, se cagarían en pantalones.

Nadie acá está defendiendo a los vándalos que salen a hacer desmanes en las marchas y manifestaciones que el comité del Paro Nacional ha llamado a que se hagan de forma pacífica y con correcto comportamiento cívico. A esta gente hay que condenarla y rechazarla de todas las formas posibles.

Lo que se cuestiona aquí es la felicidad que parecen expresar los derrotados en las últimas elecciones por el hecho de que ocurran este tipo de eventos, para así hacer ver al alcalde Daniel Quintero como un inepto o peor aún como un cobarde, solo por el hecho de no estar en una actitud de bravucón de barrio bajo.

Resalta en especial la actitud del exalcalde, Federico Gutiérrez, quien, en una emulación de su patrón, sale a los medios a manifestar su “preocupación” que por que el alcalde no muestra mano dura ante este tipo de situaciones. Toc-toc, Fico, entérate: ya no eres alcalde, deja gobernar, no uses las desgracias de la ciudad de catapulta política, no seas mezquino.

Es sin duda una muestra de degradación moral de la población que la gente añore que el ESMAD sea la solución ante la más mínima provocación por parte de grupos radicales, que, dicho sea de paso, son grupos demasiado sospechosos y funcionales a los discursos de los bravucones.

Es difícil creer que estos bravucones sean en realidad valientes; si así fuera, los veríamos pisando los cayos de los verdaderos vándalos que están arrasando este país. Nunca los vamos a ver pronunciando frase alguna contra los culpables, que ya están identificados, de los escándalos de REFICAR, de ODEBRETCH, de las chuzadas, de los asesinatos sistemáticos de los líderes sociales, del atraco descarado que le están haciendo al sistema de pensiones, de las escandalosas cifras de desnutrición infantil, del repunte de las cifras de desempleo, del robo que hicieron en HIDROITUANGO, del robo que se hizo con los bonos del agua, de la quiebra del campo que provocaron los TLC, de la desfinanciación del sistema de educación y del sistema de salud, etc. No, nunca los veremos decir nada de eso.

Por el contrario, vamos a ver cómo estos leones bravucones besan la mano de quienes tienen hundido a este país, pero gruñen y muestran los dientes desde las pantallas si ven que se rompen unos cristales o se rayan unas paredes.

El pueblo de Medellín no puede ser ingenuo, debe hacer gala de la astucia de la que ha hecho gala históricamente y no dejarse engatusar por estos leones bravucones y quienes protestan de forma violenta deben reflexionar que cuando así lo hacen lo que están provocando es un nuevo ascenso de los leones bravucones al poder.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
11500

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La “mamerta” que sedujo a Abelardo De La Espriella

La “mamerta” que sedujo a Abelardo De La Espriella

Uribe debería estar preocupado con tanto odio que desata

Uribe debería estar preocupado con tanto odio que desata

Las fichas de Pacho Santos en el Centro Democrático

Las fichas de Pacho Santos en el Centro Democrático

En redes
En La Calera sacaron de casillas a Uribe

En La Calera sacaron de casillas a Uribe