El triunfo que le dio la firmeza pastusa al presidente Petro

La elección de Gustavo Petro se debe, en parte, al gran apoyo recibido en el Pacífico colombiano, donde el 81 % de los votos fue para el candidato de izquierda

Por: Dario Hidalgo
junio 30, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El triunfo que le dio la firmeza pastusa al presidente Petro
Fotos: Leonel Cordero/Pixabay

Pasaban unos pocos minutos después de las 4 de la tarde cuando se habían cerrado las urnas en todo el país y la Registraduría emitía su primer boletín con los resultados de la segunda vuelta presidencial.     

Normalmente los domingos a esa hora los pastusos se acuartelan en sus casas y las calles permanecen desiertas, pero este domingo todo era diferente, la celebración del Día del Padre y las elecciones mantenían un ambiente inusualmente agitado.    

Tan pronto se escucharon los primeros resultados no se podía ocultar la decepción de muchos, murmullos de desconsuelo y quejas en voz baja que reclamaban un posible fraude mientras algunas personas intentaban explicar a sus desconocidos prójimos que los primeros boletines no mostraban mayor cosa.   

El segundo boletín calmó un poco los nervios y en el tercero ya se empezaron a escuchar los pitos de los autos que celebraban anticipadamente el triunfo del candidato al que prefirieron el 81% de los pastusos.

|Le puede interesar: Las caras del empalme de Gustavo Petro con el gobierno Duque

En menos de media hora, la Registraduría emitía los últimos boletines y los periodistas ya se atrevían a asegurar que Gustavo Francisco Petro Urrego sería el próximo presidente de Colombia. 

Inmediatamente, como en las mejores épocas del fútbol nacional, como cuando Fredy Rincón marcó el empate agónico contra toda la poderosa selección de Alemania o cuando Colombia goleó sin misericordia a la prepotente Argentina, o James con un lujo de dioses clasificó por primera vez a Colombia a unos cuartos de final en el Mundial de Brasil, la gente se volcó a las calles.   

Familias completas incluso con niños de brazos aprovechaban el excepcional buen clima de la noche para compartir una alegría reprimida, los cánticos y bailes de carnaval se mezclaban con todo tipo de música, incluso narcocorridos, música popular y hasta reguetón.   

La policía se encerró en las calles circundantes a su cuartel en la carrera 27 y la gente se tomó con alegría el resto de la avenida y las calles circundantes hasta el parque Rumipamba que se ha convertido en el punto de encuentro de la izquierda nariñense, banderas, cerveza, y los clásicos hervidos, que son una mezcla caliente de aguardiente con jugos de frutas ácidas, como lulo, mora o maracuyá para apaciguar un poco el frío de la noche.

No había necesidad de policía porque la gente se comportaba tranquila, casi nadie gritaba, muchos bailaban y otros tomaban, abrazaban y sonreían.   

Las caravanas de carros y motos pronto se tuvieron que detener ante el atasco que se presentaba en las calles porque la gente quería permanecer en las calles en la celebración y el tráfico terminó por detenerse por completo.   

Nariño es un departamento de costumbres muy conservadoras

Por décadas fue un bastión del partido Conservador en Colombia y este tipo de mentalidad causó que mientras en toda Colombia se quisiera derrocar al dominio español en Pasto se lo defendiera hasta la muerte. 

Tanto así que provocó la desesperación de los caudillos libertadores que llegaron incluso a cometer crímenes de lesa humanidad desesperados ante la terquedad de los pastusos que se negaban a liberarse del reino español.   

La idiosincrasia conservadora del Pastuso se mantiene, acá se prefiere la presencialidad a la virtualidad, la mejor forma de que le contesten en un negocio es llamar a los teléfonos fijos y pocos se fijan en las redes sociales para buscar un producto, la comida típica domina los gustos en los restaurantes y recetas foráneas quiebran en poco tiempo.   

Pero extrañamente, el espíritu rebelde del pastuso permanece latente, el grupo guerrillero M19 tenía una amplia popularidad, que se vio reflejada en la monumental manifestación de despedida al inmolado Carlos Pizarro.  

O la acogida a la candidatura de Antonio Navarro Wolff a la alcaldía de Pasto y luego a la gobernación y la posterior hegemonía de la izquierda en la alcaldía y gobernación durante cuatro períodos consecutivos que terminan únicamente en el último período cuando los pastusos les dieron la espalda a los líderes regionales de izquierda inmiscuidos en escándalos de corrupción y mala gestión.

El nariñense es un pueblo bravo y fiel, que acoge y sirve hasta la muerte a quien bien lo trata, nariñenses fueron los soldados que defendieron la selva amazónica ante la invasión peruana y nariñenses serán quienes defiendan la gestión del nuevo gobierno ante la arremetida de la elite huérfana de poder en el ejecutivo.     

Gustavo Petro y la izquierda nacional tienen una deuda inmensa con este pueblo olvidado que, junto con el Chocó, fueron los departamentos que más lo apoyaron en las actuales circunstancias haciendo oídos sordos de la prensa tradicional que le recrimina haber escogido a Barrabas pudiendo elegir a un ingeniero.

-.
0
100
El destruido consulado de Venezuela en Bogotá que el gobierno Petro debe reparar

El destruido consulado de Venezuela en Bogotá que el gobierno Petro debe reparar

Moda para todos los gustos en la posesión de Gustavo Petro

Moda para todos los gustos en la posesión de Gustavo Petro

La poderosa secretaria privada de Petro, Laura Sarabia

La poderosa secretaria privada de Petro, Laura Sarabia

La Francia Márquez que conocí cuando nadie sabía de ella, vuelta una rockstar en su posesión

La Francia Márquez que conocí cuando nadie sabía de ella, vuelta una rockstar en su posesión

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus