Opinión

El teatro de la pandemia

Detrás de la cortina de la representación diaria y ya cansona de “buen gobierno”, aparecieron actores que el director no quiere ver: crisis económica, asesinatos de líderes sociales, cárceles, narcotráfico…

Por:
mayo 01, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El teatro de la pandemia
ada de los males que traíamos y que no se habían solucionado en estos casi dos años de gobierno, se han resuelto. Foto:Presidencia

Después de varias semanas encerrados, uno empieza a mirar las cosas de otra manera, como si estuviéramos en un teatro y al frente de nuestros ojos se estuviera representando una obra dramática. La obra se llama la pandemia y el actor es uno solo, el coronavirus. En el primer acto fue tan impresionante su actuación que alcanzó a convencernos de que era realmente lo único importante en el mundo. Fue un guion repetido en cada país, solo que el director cambia según el respectivo gobierno, que en nuestro caso parece convencido de que solo tiene que encargarse de ese único actor en el escenario.

Pero los días han ido pasando y los medios y las redes sociales se cansaron de repetir las cifras de contagiados y de muertes y empezaron a mirar detrás del telón a ver que más encontraban para contar. Fue entonces que aparecieron los otros actores: la crisis económica, los asesinatos de líderes sociales, el hacinamiento carcelario, el narcotráfico, la delincuencia común, la persistente corrupción y por supuesto la consabida ineficiencia del Estado. Sin embargo, nuestro director (el que nos corresponde en Colombia) Iván Duque se empeña en no ver si no el único actor, los demás que se aguanten para después que pase la pandemia.

Pero la realidad es tozuda y no la puede esconder un telón como el que tratan de bajar el gobierno y sus ministros para que no veamos sino la Colombia que ellos quieren mostrarnos. Nada de los males que traíamos y que no se habían solucionado en estos casi dos años de gobierno, se han resuelto. Es que, por arte de magia, el director de esta obra de teatro, no los va a hacer desaparecer, por mucho que se siente cada día frente a las cámaras de televisión para dar un reporte sobre el avance del coronavirus en Colombia.

En el departamento del Cauca, por ejemplo, las muertes no paran, pero no por el virus si no por la violencia desbordada que se vive desde hace muchos años, en especial desde que el gobierno pensó equivocadamente que con el acuerdo de paz se habían desarmado todos los grupos y se había derrotado el narcotráfico. En estos largos días de encierro, esta violencia no le ha merecido ni una palabra al señor presidente que, en cambio, si llamó “ratas de alcantarilla” a quienes se roben los recursos de la salud. Está muy bien que así los llame, pero seguramente podría llamar de una manera inclusive más dura a los que están acabando gota a gota con los líderes que defienden la tierra, los desmovilizados, o los representantes de organizaciones populares.

La tragedia de las cárceles, otro ejemplo, que generó una revuelta donde murieron 23 personas tampoco le llamó la atención al señor presidente que no se dignó manifestar su indignación frente a esa masacre. Ahora que aparecen unos contagios por el COVID-19 en la cárcel de Villavicencio y en la picota de Bogotá, el señor presidente y su ministra de Justicia se dan por enterados de que existe el tal hacinamiento carcelario.

Y así podríamos seguir señalando ejemplos de actores en este drama de Colombia que están detrás de la cortina en esta representación, de “buen gobierno” que nos están a dando diariamente.

________________________________________________________________________________

¿Alguien ha visto al gerente para la pandemia? El pobre doctor Plata anda más perdido que el fiscal Barbosa ocupándose de investigar a Claudia López por hacer mercado

_______________________________________________________________________________

Por supuesto no esperamos que el doctor Duque abandone su labor en la dirección de la lucha contra la pandemia. Aunque en un comienzo intentó hacerlo nombrando gerente para ello a un tal Luis Guillermo Plata. ¿Alguien lo ha visto? El pobre doctor Plata anda más perdido que el fiscal Barbosa ocupándose de investigar a Claudia López por hacer mercado.

Necesitamos un presidente polifónico no uno monofónico. De lo contrario, lo mejor sería que asumiera como gerente de la pandemia el doctor Iván Duque y como presidenta Marta Lucía Ramírez, que esa sí habla de todo, aunque no acierte en nada.

www.margaritalondono.com

 

 

-Publicidad-
0
4200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Cultura ancestral o barbarie?

¿Cultura ancestral o barbarie?

Los de derecha toman hidrocloroquina…

Los de derecha toman hidrocloroquina…

Hacia el abismo

Hacia el abismo

El Golem de Uribe

El Golem de Uribe

Petro y el Twitter

Petro y el Twitter

Contagiados de soberbia

Contagiados de soberbia

Como un tren

Como un tren

El trapo rojo

El trapo rojo