El sueño húmedo de Uribe: acabar las cortes

El desprecio de los políticos a la división de poderes en el caso Santrich es más que notorio, aunque lo del expresidente es descarado

Por: Christian Manuel Castro.
junio 13, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El sueño húmedo de Uribe: acabar las cortes
Foto: Las2orillas

Como bien lo reportaba Las2orillas, la llegada de Jesús Santrich causó furia en sus colegas. Ya no es solo Duque haciendo valoraciones probatorias y dictando sentencia en rueda de prensa, sino que los parlamentarios de la Alianza Verde hacen un show con papelitos y pancartas con un claro mensaje: los jueces nos importan cinco. Y así, de paso le hacen un favor al uribismo, que no oculta su desprecio por la división de poderes y el sistema de pesos y contrapesos.

Santrich está acusado por la justicia norteamericana de conspiración para traficar droga. Por eso, pasó más de un año con medida de aseguramiento intramural, con la posibilidad latente de extradición, signo de una soberanía precaria y que de suceder, sería un símil de lo que pasó con los jefes paramilitares extraditados: la verdad de Santrich sobre el conflicto armado para siempre sepultada.

Las pruebas de la justicia norteamericano nunca llegaron a la JEP, por eso se ordenó que afrontase su juicio en libertad, fue recapturado en uno de los circos mediáticos más grande de los últimos tiempos y nuevamente puesto en libertad por la Corte Suprema de Justicia, pues se consideró que aún tenía fuero de parlamentario.

Santrich es santo de devoción de pocos, todavía no se olvida su prepotente y burlesco "quizás, quizás, quizás". Pero eso no significa que porque nos caiga mal, dejemos de ser demócratas y dejemos de defender a ultranza las decisiones libres y sin presiones de los jueces. Los políticos no deben juzgar ni condenar en rueda de prensa y mucho menos indignarse, cuando ese recinto de "honorabilidad" llamado Congreso de la República ha recibido a toda clase de hampones de corbata y ¡qué no se olvide! que en el 2008 estuvo en su 50% conformado parapolíticos.

Basta de despreciar el Estado social de derecho, basta de indignarse por un sujeto que aún no ha sido condenado, basta de hacerle el juego al uribismo, que si fuera por ese movimiento, ya estaríamos en un gobierno autoritario. Porque sí, el sueño húmedo de Uribe (que tiene 320 investigaciones incluyendo delitos de lesa humanidad y nadie se indigna en el Congreso) es hacer lo de los vecinos: romper el sistema de cortes y convertir a su ideología en la suprema autoridad judicial de este país.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
4201

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La cadena de restaurantes de Álvaro Uribe Vélez

La cadena de restaurantes de Álvaro Uribe Vélez

Nota Ciudadana
Como dijo Simón Bolívar: “No hay forma mejor de alcanzar la libertad que luchar por ella”

Como dijo Simón Bolívar: “No hay forma mejor de alcanzar la libertad que luchar por ella”

Nota Ciudadana
Uribe en su laberinto

Uribe en su laberinto

La Colombia amarga del ¡ajúa! uribista

La Colombia amarga del ¡ajúa! uribista