Opinión

El próximo alcalde de Bogotá: ¿Robledo o Echeverry?

No sé si por sus cabezas haya pasado la idea de aspirar a la alcaldía de Bogotá. Serían como una bocanada de aire fresco en un momento de desesperanza y confusión

Por:
noviembre 06, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.

De ninguna manera podemos dejarnos caer en una pesadumbre tal que perdamos la capacidad de seguir pensando y construyendo futuros. Al margen de los niveles de incertidumbre que agobian a grandes sectores de la sociedad, la vida y el sentido de dignidad deben apelar a la incansable perseverancia humana de seguir adelante.

Si levantamos un tanto la mirada, nos daremos cuenta de que tenemos al frente las puertas abiertas para que intentemos enmendar errores haciendo hasta lo imposible por no equivocarnos de nuevo en la elección de nuestros mandatarios más directos: los alcaldes y los gobernadores.

Diría que las próximas elecciones locales están para alquilar balcón si no se tratara, precisamente, de todo lo contrario. En las próximas elecciones tenemos que bajarnos del cómodo balcón de los espectadores para asumir la calle del ciudadano responsable.

- El palo no está pa´cucharas

Las próximas serán las elecciones locales con mayor significación política de los últimos tiempos. Esto por la sencilla razón de que en ellas está la oportunidad más importante de crear los pesos y contrapesos políticos que puedan proteger a la democracia colombiana de las tentaciones ideológicas antidemocráticas que tanto rondan en el Pacto Histórico.

Las elecciones de todo departamento y de todo municipio serán muy importantes en este orden de ideas. No obstante, habrá algunas que tendrán un peso simbólico especial. Me atrevo a decir que en las contiendas de Bogotá, Medellín y Cali se jugará el destino democrático o antidemocrático del país.

Las experiencias que han tenido que sufrir estas tres ciudades en manos de las administraciones López, Quintero y Ospina han sido tan dramáticas que ya comienza a sentirse una mayor conciencia de la gente por la necesidad de asegurar un cambio de personajes, de estilos y, sobre todo, de calidad humana y política de los gobernantes.

La joya de la corona será Bogotá. Yo, personalmente, soy optimista.

No veo que la gente vaya a cometer el error de dejarse embaucar de nuevo por la polarización insensata de quienes predican que el mundo no puede escapar a la precaria geometría de las izquierdas y las derechas. Esta vez, serán las cualidades humanas, profesionales y políticas de los candidatos las que primen por sobre los embustes ideológicos y las pantomimas seudorrevolucionarias. Las ciudades no pueden volver a caer en manos de personajes improvisados que le hicieron creer a la gente que con dar alaridos por las redes sociales era suficiente para gobernar la vida millones de personas.

- Qué locura.

De hecho, resulta muy interesante cómo comienzan a crecer dos liderazgos en los más distintos sectores de la ciudad: se trata de Jorge Enrique Robledo y Juan Carlos Echeverry.

Sería de suponer que por sus orígenes políticos, el uno del Moir y el otro del Partido Conservador, los dos son como el agua y el aceite. Sin embargo, yo no creo que esto sea así. Los franceses tiene una frase que se le aviene al caso perfectamente: “les bons ésprits se rencontrent” -los buenos espíritus se encuentran-. Algo así como que la gente buena termina coincidiendo.

Robledo y Echeverry coinciden en algo fundamental: los dos tienen un alto sentido moral.

- Cosa bien extraña en la política colombiana.

Tanto Robledo como Echeverry se han parado con firmeza a exponer sus críticas a las insensateces del gobierno en materia de energía y de salud. Sus argumentos han sido sólidos y la gente percibe en ellos el respaldo de una larga trayectoria de experiencia y respetabilidad.

No sé si por sus cabezas se haya prendido la idea de aspirar a la alcaldía de Bogotá. Lo que sí sé es que los dos cuentan con los talentos suficientes para ejercer el tipo de liderazgos que el país necesita.  Serían como una bocanada de aire fresco en un momento de desesperanza y confusión.

Qué bueno sería que lo pensaran. Le harían un gran aporte al país y, obviamente, a Bogo

-.
0
2800
Las ventajas de vivir en Bogotá: conseguir neveras desde 700 mil pesos

Las ventajas de vivir en Bogotá: conseguir neveras desde 700 mil pesos

La cápsula que reemplaza a la incómoda colonoscopia

La cápsula que reemplaza a la incómoda colonoscopia

Los once hijos de Fidel Castro regados por el mundo

Los once hijos de Fidel Castro regados por el mundo

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus