Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

El protocolo tairona

Por: Antonio Acevedo Linares
Noviembre 12, 2013
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

El escritor santandereano Jaime Álvarez Gutiérrez, autor de los libros de cuentos, novelas e investigación antropológica respectivamente; La cruz trenca, Las putas también van a cielo, El chispeante epitafista Don Ludovico Di Betto, Matrioshka trierótica para su corrección, Carta al Rey, Bitácora de la Sirena, Par mestizos, Póquer de ases y Los Guanes con el código, las claves, los glifos y la revelación de su increíble calendario, nos sorprende ahora nuevamente con la investigación Protocolo Tairona, sobre Fecundación, Embarazo, Parto de Arqueoastronomia y Arqueomedicina Aborigen, (Editorial Cabra Mocha, B/manga, 2007). El libro está dividido en diecisiete capítulos donde hace un análisis de interpretación del Código Tairona, que consta de una pieza o figurita compuesto de signos, a través de incisiones, relieves, circunferencias, etc en donde se transmiten los conocimientos que lograron tener sobre el embarazo, el parto, la lactancia y la crianza.

El maestro Álvarez Gutiérrez se propone en una interpretación audaz, imaginativa y minuciosa descifrar los símbolos de la figurita que es el cuerpo desnudo de una mujer de la tribu tairona en estado de embarazo y que representa la figurita o protocolo desde una perspectiva científica. La figurita fue hallada en la parte oriental de las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, en la ribera derecha del río San Miguel, cerca de la población de Santa Rosa. Los taironas que habitaron en la parte nor- occidental de la Sierra Nevada de Santa Marta tuvieron una cultura muy avanzada que se visualiza en la agricultura, la cerámica y la orfebrería. Su religión, sus ritos y costumbres y la posible dominación que la cultura tairona ejerció sobre la cultura Kogì o la asimilación que ésta última hizo de la primera son analizadas en éste libro.

El símbolo, o cuerpo de la mujer, nos dice su autor, se ve y está lleno de incisiones, topes, muescas, lemas, emblemas, orejeras, collares y adornos y según su interpretación configuran un código de carácter conceptual o ideológico. Los aparentes adornos que la contienen en realidad son símbolos de un código que transmiten un mensaje matemático. La descripción de la cabeza, orejas, artes, ojos, nariz y boca, cuello y pecho, senos, brazos y manos, ombligo, sexo, piernas y pies, la posición de la mujer etc son analizadas con lupa que le permite una descripción e interpretación rigurosa de la figurita. Las figuritas o figurinas son llamadas así por su pequeño tamaño. Según el autor otras investigadoras de estas piezas arqueológicas como Juanita Saenz Samper, pasaron por alto el análisis acerca del uso, del significado, del contenido emblemático y los mensajes ocultos de los signos de la figurita. Desde el punto de vista científico la figurita en cerámica del protocolo tairona es un vestigio cultural astronómico y médico que pone en evidencia los conocimientos que tenían los indígenas taironas acerca de estos saberes.

Álvarez Gutiérrez hace una refutación crítica en ésta investigación y afirma que la definición de símbolo trabajada por Gerardo Reichel Dolmatoff, que la tomó de S Langer, no la sigue por considerar que dicha definición no tiene en cuenta la verdadera interpretación del símbolo. El autor señala que Dolmatoff no dijo nada sobre el valor semántico de los dibujos que tiene la pieza de la mujer embarazada y no dijo nada sobre la signogràfìa allí contenida, porque consideró los signos como adornos. Los investigadores y antropólogos, continua diciendo el autor, por “analfabetismo ideológico,”no les interesó para nada los signos, ni la señal, ni los emblemas allí trazados, ni ver su significado cultural o ideológico. En la nueva interpretación que de éstos símbolos se hace en ésta investigación radica el valor antropológico de éste libro. No obstante, la investigación reconoce en Dolmatoff la interpretación del vuelo iniciativo de los chamanes de los indios Kogì, de las aves bicéfalas, las aves de pies humanos, el hombre pájaro, la transformación del ave en humanoide, es decir, del zoomorfismo y sobre el antropomorfismo alado, pero según Álvarez Gutiérrez, no dijo nada, entre los numerosos símbolos, que significan los signos que tienen éstas aves, ni tampoco dijo nada o no le interesó, sobre los saberes cosmogónicos, matemáticos y astronómicos que tenían éstas culturas prehispánicas.

Allí en éstas páginas del libro Protocolo Tairona, sobre Fecundación, Embarazo, Parto de Arqueoastronomia y Arqueomedicina Aborigen, cuestiona el escritor el llamado “centralismo cultural” que ha impedido que muchos investigadores y hombres de ciencia, tengan acceso a las piezas arqueológicas que muchos otros investigadores extranjeros si han tenido, lo que ha sido una pérdida para la ciencia colombiana. El estudio del mencionado libro de Dolmatoff, Orfebrería y Chamanismo, se limitó al estudio del vuelo chamànico y considera el autor Álvarez Gutiérrez, que la obra es maravillosa pero que sus símbolos deben ser interpretados que penetre hasta el fondo del significados de los signos y los lemas. En la interpretación de los símbolos está el secreto para descifrar los misterios de las señales, que son mensajes en clave.

El libro publicado por la Universidad de Antioquia, titulado Obstetricia y Ginecología, 1987, por los investigadores Jaime Botero, Alfonso Jubiz, y Guillermo Henao, tampoco escapa al desencanto del autor del Protocolo Tairona, en tanto que considera que la arqueología no ha podido abordar científicamente a la arqueomedicina, esto es, la maternidad aborigen, porque no reveló los 54 misterios en los topes o relieves de las piezas, como no revelaron que significan simbólicamente las señas, los signos, puntos y emblemas de las figuritas de la cultura Sinù. En Colombia no hay, nos dice Álvarez Gutiérrez, entre los antropólogos ni arqueólogos quién tenga conocimiento de los símbolos. Todos creen que los símbolos son adornos pero en ellos está contenido el secreto de sus mensajes.

Las hipótesis sobre el Protocolo Tairona, está fundamentado en la lectura hermenéutica de los topes, y cómo y desde dónde se contaba las semanas, esto es, el año Kogì y el año Tairona, sobre el rostro de la figurita y sobre la significación de los ojos, el valor de las muescas, sobre los collares de la figurita, sobre los tres dijes, las orejas, sus dos círculos excavados, sus aretes y orejeras. La hipótesis sobre los senos, los brazos, las manos, las palmas y los dedos. La pubertad y adolescencia entre los Kogiì y Taironas, la ceremonia del matrimonio, el regalo como seducción amorosa, la adivinación y la transculturizaciòn son otros de los aspectos estudiados en ésta investigación. El culto y la religión entre los Kogì, esto es, la mitología Kogì, los conceptos de Aluna y Yuluca, los lugares sagrados, la cura de las enfermedades, el concepto de la muerte, sobre el más allá, el parto, la lactancia, la dieta de la madre, el bautizo, la reencarnación, la crianza, el destete, la viudez, el entierro, la nutrición, las pautas de la conducta sexual, el simbolismo del ciclo reproductivo, los ritos a la fertilidad, la madre ideal etc son aspectos de la cultura Kogì y Tairona que se analizan tratando de descifrar, sobre la base de hipótesis y de una manera documentada e imaginativa, los símbolos de su cultura.

El Protocolo Tairona, sobre Fecundación, Embarazo, Parto de Arqueoastronomia y Arqueomedicina Aborigen, será una obra de obligada referencia en Colombia en lo que respecta al estudio sobre la interpretación de los símbolos porque como finalmente lo señala su autor “el mensaje de todo símbolo, está en la incisiones, muescas, círculos, topes, aretes y collares que ostenta la mujer. El símbolo del embarazo está en la preñez de la figurita, la explicación de la fecundación, el embarazo y el parto está radicada en los signos y glifos de la figurita.”

En las principales librerías de la ciudad ya se puede adquirir esta obra o directamente con su autor que es un hombre afable que a sus 91 años todavía permanece en estado de lucidez y buen humor, y con el que se puede conversar alrededor de un agua aromática o un café en el Pórtico de la Triada,en Bucaramanga, ese escenario de la tertulia de periodistas, funcionarios públicos, pensionados, escritores y políticos refugiados.

LA COPA CEREMONIAL DEL CACIQUE GUANENTA Y LA PROFECÍA MAYA DEL 2012.

El maestro Jaime Álvarez Gutiérrez en éste libro nos entrega una nueva investigación sobre la cultura Guane y sorprende como el autor a sus más de noventa años mantiene su espíritu de lucidez y de escritura corroborando que el falso concepto de la tercera edad es una ficción mental psicológica que no le ha impedido a su longeva edad escribir, investigar y mantener el ejercicio de la escritura y la investigación antropológica sobre nuestros más remotos antepasados aborígenes en el territorio de Santander. Desde Los Guanes, con el código, las claves, los glifos y la revelación de su increíble calendario y el Protocolo Tairona sobre fecundación, embarazo, parto de arqueoastronomia y arqueomedicina aborigen su obra lo ha consolidado como uno de los investigadores que más ha trabajado el tema de la cultura Guane en Colombia.

El ya célebre escritor de Las putas también van al cielo, su primera novela publicada, es un hombre que ha hecho del oficio de escribir su más apasionado quehacer literario como en el ejercicio de la conversación que práctica con sus amigos en la tertulia de los cafés, y en la que mantiene la pureza impecable al vestir de blanco todos los días de su vida, como en su obra se refleja la pureza del lenguaje al escribirla con magistral destreza y poesía. Una investigación valiosa y meritoria por sí misma y por las condiciones mismas en las que se ha realizado porque la ceguera, como en Homero o Borges, el autor ha tenido que padecer, pero que no lo amilana para continuar en el maravilloso ejercicio de escribir e investigar.

La Copa Ceremonial del Cacique Guanenta y la profecía Maya del 2012, es un libro que contribuirá a refrendar nuestra identidad cultural y a explicarnos como somos desde la existencia de esta cultura que aun no deja de sorprendernos por las revelaciones de sus cosmovisiones. La llamada santandereanidad, esto es, nuestro ethos solo es posible explicarla desde las raíces mismas de nuestros orígenes para explicarnos lo que somos y lo que hemos sido sin la cual no sabríamos lo que queremos ser.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
Queremos seguir siendo independientes, pero no podemos solos. ¡Apóyenos! Con la tecnología de TPaga
$20.000 $50.000 $ 100.000 $300.000
Donaciones en pesos colombianos ($COP) a la Fundación Las Dos Orillas. NIT 900.615.503 para la operación de Las2orillas.co
0
1438

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Precios y promociones engañosas en Colsubsidio?

¿Precios y promociones engañosas en Colsubsidio?

Este cliente denuncia un hallazgo que hizo al comprar en una tienda de esta cadena de súpermercados
¿Qué pasó con las promesas de la Ley 1505 para los voluntarios?

¿Qué pasó con las promesas de la Ley 1505 para los voluntarios?

"Dicha ley brinda estímulos y beneficios a sus integrantes en temas de educación, salud y vivienda, como también facilidad de apoyo logístico, capacitación y dotación"
¿Cuántos parques necesitan los jóvenes para ser jóvenes?

¿Cuántos parques necesitan los jóvenes para ser jóvenes?

Así se tituló un informe del Centro Interdisciplinario de Estudios de la Región Pacífico Colombiana, CIER, de la Universidad Autónoma de Occidente
Colombia, superpotencia mundial en generación de energías renovables

Colombia, superpotencia mundial en generación de energías renovables

"Uno de los beneficios que proporciona la energía solar es el hecho de que es renovable e inagotable, no es contaminante, reduce el uso de combustibles fósiles..."