Las casas de interés social que fueron un fracaso en Manizales

23.000 manizalitas se vieron afectados por el Macroproyecto San José

Por: Jean Paul Saumon
noviembre 21, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Las casas de interés social que fueron un fracaso en Manizales
fronterainformativa.wordpress.com

Gran revuelo causó en la prensa nacional la decisión del alcalde Gustavo Petro de construir vivienda de interés social para desplazados y familias pobres en una zona residencial de la clase alta bogotana, donde vive la "gente bien", porque, según ellos, es una medida "populista", deschavetada, inconcebible la de "igualar" al pobre con el rico. Independientemente de las consecuencias de esta acción por parte del gobierno distrital, la discusión que se debe abrir es acerca de la tenencia de la tierra en las ciudades.

Tal parece que el problema de la tierra no es exclusivo del campo. Así como en el mundo rural colombiano se acaparó la tierra, se usurpó los mejores terrenos y se desplazó a millones de campesinos, asimismo el problema de la tierra se está manifestando en las ciudades como un problema de despojo, algo que nos hace pensar en reivindicaciones de otro tipo que se aúnan a las reivindicaciones sociales de otros sectores: el derecho a la ciudad y la necesidad de una reforma urbana integral.

El mismo revuelo que tuvo esa decisión de Petro no la tuvo el Macroproyecto San José en la ciudad de Manizales donde la clase gobernante, abiertamente del lado de la empresa de Renovación Urbana, 'limpió' la zona céntrica de la ciudad donde se encontraba una de las comunas más tradicionales, de hecho, uno de los primeros poblamientos de Manizales, con lo cual no solo se hizo ruinas a los barrios y a las familias sino que también se destrozó parte patrimonial de la ciudad, su memoria y parte de su alma. Más de 23 mil personas, la población de un pequeño pueblo colombiano, fueron afectadas con el macroproyecto.

Dentro de las peores afectaciones está el daño psicológico en el tejido social de esa comunidad, criminalizada y revictimizada constantemente, igual como se hizo con muchas poblaciones rurales para justificar las masacres, las desapariciones y los desplazamientos con tal de despojarles de sus tierras y obligarlos a seguir engrosando los cinturones de miseria de las ciudades donde, según la "gente bien", deberían estar.

Es así como se profundizó en la comuna el desarraigo, la exclusión, el aumento de la pobreza al romper las relaciones económicas comunitarias del barrio, todo quedó reducido al abandono y la marginalización. Casas obligadas a vender a muy bajo precio; familias de diez o más personas reducidas a vivir en cajas de fósforos como lo son los apartamentos ofrecidos a las familias por sus casas, complejos habitacionales indignos a las afueras de la ciudad, donde nadie los vea porque la ciudad debe estar siempre bonita a los ojos del turista; miles de desplazados en en un mismo casco urbano ; abuelas que mueren de pena moral por la angustia de ver la casa construida durante toda su vida hecha escombros, como si se hubiese bombardeado el barrio.

Es un atropello que está a punto de llevarse a instancias internacionales ya que, en lo que quedó el macroproyecto San José fue en un gran desfalco al municipio, una avenida a medio hacer y una comunidad totalmente violentada. Ahora la comuna San José parece un escenario de guerra, fachadas tristemente en pie que dejan ver lo que antes eran cuartos, cocinas, patios; niños como John Anderson Marulanda de nueve años, a quien conocí cuando trabajé allí en un proyecto de la Universidad de Manizales llamado Urbital, con quien jugué, llevé en los hombros y le enseñé a trasplantar para construir un jardín sobre lo que antes era una casa; ese niño ahora está muerto porque uno de los muros de esas casas demolidas le cayó encima. Porque, como no tenían parques donde jugar, se metían en esas trampas mortales a conseguir hierro para vender y llevar algo de comer a sus familias. Ahora acusan a su mamá de irresponsable y el ICBF busca sancionarla cuando la empresa de renovación urbana fue la verdadera culpable al hacer de la comuna un lugar invivible.

¿Todo para qué?, para construir una gran avenida en el centro y hacer de éste un espacio productivo para la llegada de las empresas extranjeras y la construcción de grandes complejos inmobiliarios para familias de estrato 5 y 6. Es ahí donde nos preguntamos, ¿por qué los ricos si pueden elegir el lugar donde ellos quieran vivir, sin importar si se despoja a los pobres o se los borra del paisaje, mientras que los pobres parecieran predestinados a vivir en la miseria, lejos de la mirada de la alta sociedad?

Es por eso que se debe plantear  el debate, así como se propone en La Habana un acuerdo sobre el tema agrario y la tenencia de tierras,  que también se discuta la manera en como se hacen y se piensan nuestras ciudades. El tema de la tierra ha sido central en el origen de nuestro conflicto social y armado, y creo que ese es el punto neurálgico para resolver el problema de la violencia en nuestras ciudades. Sin un replanteamiento de cómo se piensa la ciudad, sin una apertura democrática en las decisiones sobre la urbe, como la consulta popular, etc, nuestras ciudades van a ser el escenario perfecto para cualquier tipo de explosión social. Así como hoy se discute la necesidad de una reforma agraria integral, sumo a esa exigencia la necesidad de una reforma urbana integral. No quiero ver más John Andersons muertos por jugar en los escombros de lo que fue su barrio. Si nos hubiésemos pensado la ciudad, estaría jugando en un gran parque y aún nos estaría acompañando.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
4131

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Trio letal: Santos, Farc, Petro

Trio letal: Santos, Farc, Petro

Nota Ciudadana
Y a los taxistas ¿Quién los controla?

Y a los taxistas ¿Quién los controla?

Los mejores libros sobre terror en Bogotá

Los mejores libros sobre terror en Bogotá

Petro, no hable paja

Petro, no hable paja