El pleito por el hotel Sagrada Familia en Cali

Fabiola Aguirre, exdirectora de Planeación y su hijo, están detrás de la obra que modificó los planos aprobados para renovar el tradicional colegio. Armitage la paró

Por:
octubre 23, 2017
El pleito por el hotel Sagrada Familia en Cali

Hace cinco años aparecieron las grandes vallas promocionales  del Hotel Sagrada Familia en la plaza del parque del Peñón de Cali, un amable barrio con una arquitectura bastante conservada cuyas casonas albergan restaurantes, almacenes y amables hostales. La constructora Jero Sas había obtenido en el 2011 la aprobación por parte de la subdirección de ordenamiento urbanístico del diseño de los planos de remodelación del pedio donde por más de cien años funcionó el colegio femenino con el mismo nombre. Se trataba de un bien de interés cultural y por tanto su intervención debería respetar las normas establecidas.

Detrás de La sagrada familia y como músculo comercial y promotora estaba la arquitecta Fabiola Aguirre, quien fue dos veces directora de Planeación municipal y se proponía apoyar a su hijo Jerónimo Jiménez, representante legal de la constructora Jero Sas. Aguirre era en un respaldo importante y supuesta garante del respeto a la normas urbanísticas de la ciudad.  En las vallas promocionales se prometía enaltecer no solo la fachada, sino el espacio con sus patios interiores originales y su altura proporcional de la bella edificación republicana de principios del siglo pasado.  Se anunció con bombos y platillos que sería un hotel boutique con una salón para convenciones y algunos locales comerciales que incluso sería operado por la cadena Small Luxurious hotels.  El sueño era contar con  un lugar emblemático parque del Peñón, un espacio que se asemejería al  hotel Santa Clara en Cartagena.

Esto decía el arquitecto Jerónimo Jimenez en el 2012 cuando echó a andar el proyecto cuya inversión alcanzaría los $ 70.000 millones: “Se verá en el antiguo claustro de la Sagrada Familia una plataforma urbana formada por un hotel de 44 suites, un atrio gourmet con espacios para el arte y la cultura. También el entretenimiento contará con  gimnasio, spa, zona húmeda y una bolera para compartir tiempo con la familia y los amigos.
Ha sido un trabajo especial porque sabemos que hacer intervención en patrimonio es muy delicado”, decía entonces Jiménez. El mismo arquitecto que tres años después intenta lograr que la oficina de Planeación municipal le apruebe las modificaciones que le realizó al proyecto inicial.

Los planes iniciales de Jerónimo Jiménez y la constructora cambiaron radicalmente  y sin duda pesó la ambición comercial sobre la pretensión de lograr un “espacio lúdico y cultural” que conservaría la arquitectura en un 90%.

El colegio Sagrada Familia era una consutrucción emblemática en el parque de El Peñón

En marzo del 2015  la oficina de Planeación municipal realizó una visita de inspección a la obra y encontró graves modificaciones en los planos originales. Los vecinos ya se habían percatado y estaban escandalizados. Empezó a asomarse en la parte trasera una construcción que rompía por completo la armonía de la edificación cuya altura y volumen no habían sido aprobados en los planos originales. Lo proyectado, es una gran mole de vidrio con una estructura de hierro que aplasta el edificio del centenario colegio, completamente ajena al estilo del barrio El Peñón. Esta tendría además una vocación estrictamente comercial que incluía un supermercado y salas de cine que al parecer ya había sido negociadas con Cinecolombia.

Con la obra en proceso y ya con las modificaciones evidentes a los ojos de todo el mundo, la constructora solicitó en enero del 2016 una modificación a la licencia de construcción original que le fue negada y luego en septiembre se insistió mientras la obra avanzaba, en el espíritu de crear un hecho cumplido. Según Jiménez procedió con la construcción porque el anexo trasero se levantó sobre un lote sin amarre a la fachada del colegio y que por lo tanto no estaba sometida a la misma regulación de conservación de inmuebles patrimoniales.

La subdirectora de patrimonio Maria Virginia Borrero solicitó además un estudio de movilidad del impacto de la obra en la zona. Las modificaciones no fueron aprobadas y a comienzos de 2017 la autoridad municipal, en cabeza de la directora de planeación Maria Mercedes Romero ordenó detener la construcción. En este momento el colegio está cercado sin ningún aviso de las entidades aliadas, ni los financiadores ni los nombres de los compradores de los locales que como con una vara de premios iban mostrando los avances en las ventas y la ocupación con reconocidos nombres.

La estructura de la mole moderna levantada en la parte trasera triplicó la altura; de 4 locales se pasaron a 30, con supermerado incluido, parqueaderos, las mencionadas salas de cine. El área construida se  duplicaba.

El cambio de las alturas y la ocupación frente a la licencia inicial además de la inexistencia de un plan vial aprobado por la autoridades de la ciudad eran argumentos de sobra para frenar a los constructores, pedir explicaciones y eventualmente buscar una modificación de la obra en construcción acorde con la autorización obtenida y las condiciones del barrio. Y para completarse, y por tratarse de un bien patrimonial, con la nueva reforma administrativa la sercretaria de cultura Luz Adriana Betancur también quedó habilitada para tomar cartas en el asunto. Y lo hizo con firmeza desaprobando, desde el punto de vista del valor cultural del inmueble, las modificaciones realizadas por el constructor.

La firma Jero SAS ha anunciado una demanda de $ 40 mil millones contra el municipio, en cabeza del alcalde Maurice Armitge y Maria Mercedes Romero  por los perjuicios económicos ocasionados por la suspensión de la obra. Los funcionarios darán la pela a fondo, en un pleito con el que cuentan con todo el respaldo ciudadano.

-.
0
9869
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Para donde va el Perú con Pedro Castillo como presidente

Para donde va el Perú con Pedro Castillo como presidente

"Salvada de las aguas": pasó la ley de comida chatarra

La encrucijada que le puso Margarita Rosa de Francisco a Petro y Roy

La encrucijada que le puso Margarita Rosa de Francisco a Petro y Roy

¿Por qué Gilma Jiménez se obsesionó con ver a los violadores de niños en la cárcel de por vida?

¿Por qué Gilma Jiménez se obsesionó con ver a los violadores de niños en la cárcel de por vida?