El paro fue de la gente

Las asambleas locales populares son el aire de este Paro, ellas son la razón por la que sigue vivo, y no por las centrales obreras ni el Comité Nacional de Paro

Por: Jaime Liben Poveda
enero 30, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El paro fue de la gente

Nuestro país ha vivido más de dos semanas de paro con agitación y movilización en las calles, desde aquel 21 noviembre, millones de colombianos y colombianas hemos salido a expresar toda nuestra rabia, toda nuestra indignación contenida durante años ante las políticas represivas de los últimos gobiernos que se han agudizado precisamente con el actual gobierno de Iván Duque, quién hace parte de esa elite terrateniente de la más extrema derecha y conservadora del país.

Lo que se creía iba ser una movilización de un solo día, como pensaba muy seguros las centrales obreras y sindicales que la convocaron, se les salió de las manos, este Paro, que más que paro es una movilización constante, terminó siendo apropiado por la gente, sobre todo de los barrios y, en especial, de nosotros los jóvenes, quienes somos los más afectados con las políticas económicas y con la violencia desmedida del aparato represivo estatal (ESMAD).

Este Paro dio como frutos la oportunidad para que, desde los barrios, nuestra gente, la clase popular, nos pensáramos en nuestro bienestar, en nuestra comunidad y sobre todo por nuestro legítimo derecho a la ciudad y a la protesta social, que nos ha sido arrebatado por las fuertes medidas coercitivas implementadas por el Estado colombiano aplicando la receta neoliberal mediante el uso de la violencia tanto física, simbólica y económica. Las asambleas locales populares son el aire de este Paro, ellas son la verdadera razón por la que este Paro sigue vivo, y no lo son esas centrales obreras ni mucho menos aquel Comité Nacional de Paro, totalmente apartado de la realidad, de nuestra gente, de nosotros los jóvenes y además burocratizado completamente al servicio de los intereses particulares de unos sectores de la “izquierda” colombiana.

Por lo anterior, es menester que las acciones movilizadoras, las acciones de agitación y de indignación como lo es el cacerolazo, algo totalmente nuevo en nuestro repertorio, sean con discusión política, es decir, que no sean simplemente el marchar por marchar, el arengar por arengar y el hacer cacerolazo por hacer ruido y nada más. Estas acciones deben y tienen que estar acompañadas con la discusión política que permita enriquecernos y cualificarnos en esta lucha de largo aliento, para que entre todos tengamos las claridades de la situación de nuestro país y no traguemos entero ni del gobierno ni del comité nacional de paro.

No podemos dejarnos caer por la “espontaneidad”, sobre todo nosotros los jóvenes, quienes somos los más afectados por toda esta violencia. Debemos ser capaces de adueñarnos de nuestro futuro. Ante la falta de trabajo digno, de educación amplia y digna, de un sistema salud decente y humano, entre otros males que nos aquejan, no queda más que la organización en procura de que nos permita luchar y defender nuestros sueños y tener una vida digna en un país que se da el lujo de estar entre los cinco más desiguales del mundo.

Nuestras movilizaciones son totalmente justas y legítimas, es el momento de expresar todo lo que hemos guardado por tanto tiempo, nada ni nadie tiene el derecho a arrebatarle la esperanza a un pueblo cuando este está decidido a luchar hasta las últimas consecuencias. No tenemos nada que perder salvo nuestras cadenas.

-.
0
202
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

"Dilan murió por idiota y tenía prontuario desde niño", el policía que justifica la muerte del joven estudiante

En redes

"Gracias juez te amis" Epa Colombia se burla de la justicia. Video

En redes

"Esa Colombia con P mayúscula es la que necesitamos" la última embarrada de Iván Duque

Protestas 21E: ¿logrará la alcaldesa evitar con su protocolo los desbordes?

Protestas 21E: ¿logrará la alcaldesa evitar con su protocolo los desbordes?