Opinión

¿Con Duque abortará la cuarta revolución?

El presidente se fue a California, recién fundado el centro paisa para la Cuarta Revolución Industrial a comprarle a los gigantes de informática e internet, lo que están urgidos de vender

Por:
Mayo 14, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Con Duque abortará la cuarta revolución?
Duque, antes de irse a Silicon Valley a comprometer al país en no se sabe bien qué, debió definir con expertos qué diablos significa para Colombia “la industrialización de cuarta generación”

Muy buena la decisión de los paisas de fundar un Centro para la Cuarta Revolución Industrial: significa que hay en Medellín que piensa que Colombia no tiene porqué renunciar definitivamente a la posibilidad de ponerse al día en materia de industria, ciencia y tecnología. Muy mala en cambio la decisión del presidente Duque de largarse a California, cuando todavía estaba fresca la firma de los documentos de fundación de dicho Centro, a comprarle a los gigantes americanos de la informática  y el internet, lo que estos están más que urgidos de vender. Y pésima la decisión de los periodistas que ha presentado los resultados de ese viaje como un triunfo, simplemente porque unos cuantos directivos de dichas empresas recibieron a Duque y dándole palmaditas en le dijeron que sí, que le van a vender lo que el país está dispuesto a comprar y encima al precio que ellos fijan.  Eso no es periodismo: es publicidad política encubierta.

 

El presidente de lo que nos queda de república independiente
no puede ir a negociar con unos señores que sí saben lo que quieren
cuando él mismo no sabe qué es lo que quiere él país  

 

Y lean porqué lo digo. El presidente de lo que nos queda de república independiente no puede ir a negociar con unos señores que sí saben lo que quieren cuando él mismo no sabe qué es lo que quiere él país  en esta materia a juzgar por su Plan Nacional de Desarrollo, que es cualquier cosa menos un plan de desarrollo que tenga entre sus objetivos prioritarios promover una industrialización de cuarta generación. Y lo que ella supone como primera exigencia para un país tan rústico como el nuestro: la transferencia de conocimientos  y tecnología. Que es algo bien distinto a comprarle software y equipos a quienes los diseñan y fabrican en los Estados Unidos de América. Portátiles y teléfonos móviles puede comprar cualquiera. En cambio son pocos  los que tienen las patentes que les permiten producirlos. En resumen: que Duque antes de irse de culipronto al emblemático Silicon Valley a comprometer al país en no se sabe bien qué debió promover un debate a escala nacional en el que con la participación de expertos e interesados de toda condición se hubiera definido qué diablos significa para Colombia “la industrialización de cuarta generación”. Y delineado en consecuencia las bases de una estrategia política y económica de largo plazo que permitiera lograrla.  Pero el hecho de que Duque no lo haya hecho no significa que no debamos hacerlo. Y hacerlo teniendo en cuenta  de antemano que los gigantes americanos de la informática no están para nada dispuestos a compartir su know how y que solo podremos vencer su resistencia a hacerlo si disponemos de alternativas. Si podemos decirles que si ellos no lo comparten si hay quien está dispuesto a  hacerlo firmando con nosotros contratos que incluyan dicha condición. En suma: si somos capaces decirles sin que nos tiemble el pulso: o nos venden lo que queremos o se lo compramos a los chinos. ¡Es la libre competencia!

-Publicidad-
0
33880
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Carlos Jiménez Moreno

Pedro Sánchez en la encrucijada

Pedro Sánchez en la encrucijada

El general en su laberinto

El general en su laberinto

Fake news

Fake news

La agenda equivocada

La agenda equivocada

Un plan catastrófico

Un plan catastrófico

Pedro Sánchez, el resistente

Pedro Sánchez, el resistente

Venezuela: crisis en ebullición

Venezuela: crisis en ebullición