El orfagato: El lugar donde podría estar tu futuro mejor amigo

Se trata un albergue donde antiguos gatos callejeros se recuperan y esperan personas que quieran adoptarlos. Cada gato se entrega esterilizado

Por:
Diciembre 21, 2016
El orfagato: El lugar donde podría estar tu futuro mejor amigo

Los gatos cambiaron la vida de Lina Cáceres. Todo empezó cuando la estudiante de doctorado en psicología de la Universidad de Los Andes estudiaba las relaciones entre animales y humanos. Sin embargo, sintió la necesidad de ir más allá. No quería quedarse estudiando el tema sino tener un impacto práctico real. Al poco tiempo se le presentó la oportunidad para hacerlo. Al lado de su casa apareció una gata callejera. Junto con una vecina la rescató, la alimentó y se puso una tarea que en principio parecía complicada: recuperar a la gata y encontrarle una familia. Mientras tanto, le llamó Zara.

Unas semanas después dio con una familia en Usaquén dispuesta a darle un hogar a Zara. La satisfacción de Lina al dejar a Zara en un hogar donde iba a estar rodeada de amor no tenía precio. La familia había comprado juguetes para recibir a la gata y había organizado su casa para que se sintiera lo mejor posible. Tras unas preguntas y sugerencias para el cuidado de Zara, Lina se fue con una sensación de haber hecho algo bueno que quería repetir.

Ella sabía que el caso de la gata Zara, a la cual recuperó y ubicó en un hogar, era solo uno entre miles en Bogotá. Por esa razón decidió vincularse a CES, un equipo de voluntarios que se dedica a esterilizar gatos callejeros que por sus condiciones no son aptos para adoptar. Allí, su labor consistía en llevar gatos en guacales hasta sus lugares de esterilización y devolverlos hasta su lugar de origen. En el equipo CES Lina conoció personas que tenían su mismo interés en poner su granito de arena para mejorar las condiciones de la población gatuna de la ciudad.

El trato con los gatos callejeros que trasportaba en guacales para esterilizar la impulsó a materializar una idea que desde hacía rato venía maquinando en su cabeza: montar un hogar de paso para gatos. Aunque no tenía idea de qué necesitaba para hacerlo pudo lograrlo. Se asesoró con dos voluntarias que tenían la experiencia que a ella le faltaba, armó una lista con los requerimientos mínimos y al día siguiente se fue a comprar las cosas para adecuar una habitación de su casa en favor de cualquier gato cachorro que necesitara posada mientras encontraba un hogar.

Gatos como estos son los que alberga el Orfagato mientras buscan un hogar. Aunque el proceso es largo y hay que cumplir ciertos requisitos, Lina asegura que vale la pena. Cada gato se entrega esterilizado. En la página de Facebook presenta a los 14 gaticos que en este momento buscan un hogar.

Gatos como estos son los que alberga el Orfagato mientras buscan un hogar. Aunque el proceso es largo y hay que cumplir ciertos requisitos, Lina asegura que vale la pena. Cada gato se entrega esterilizado. En la página de Facebook presenta a los 14 gaticos que en este momento buscan un hogar.

No tardaron mucho en llegar los primeros huéspedes. Eran cuatro gatos hermanos que habían sido rescatados de una bodega en el siete de agosto. Se quedaron cinco meses en los cuales se recuperaron, fueron esterilizados y desparasitados. Se fueron yendo uno tras otro y aunque Lina no podía evitar las lágrimas con cada despedida, sabía que se trataba de un ciclo de transición mientras hallaban un hogar permanente.

Tres años han pasado desde esa experiencia. En este tiempo ha ubicado a 98 gatos callejeros en hogares bogotanos. Fue en abril de 2015 cuando convirtió su hogar en el Orfagato. Lo presentó en redes sociales para difundir y optimizar su labor. Hoy tiene 5.000 seguidores en su página de Facebook. En este momento tiene 14 gatos esperando un hogar. Algunos tardan 2 semanas en hallarlo y otros han durado hasta un año. En promedio pasan 3 meses y medio en el hogar de paso.

El proceso de adopción es bastante riguroso. Lina verifica que las personas interesadas cumplan ciertas condiciones que aseguren que el trabajo de recuperación con cada gato no se eche en saco roto. No se dan gatos a menores de 25 años, hace visitas domiciliarias y los entrega en parejas o a hogares que ya tengan un gato. Todos los gatos que han pasado por el Orfagato están esterilizados para prevenir la proliferación de más gatos callejeros.

El proceso de recuperar a un felino además de gratificante es una experiencia bastante enriquecedora que cualquier ser humano debería vivir al menos una vez en su vida. Hay distintas formas de vincularse, desde el apoyo logístico hasta las donaciones de comida. Todo sirve para la labor de quienes al igual que Lina buscan mejorar las vidas de los animales en las calles bogotanas. Cuenta Lina que, a sus 33 años, esta es la manera en que los gatos han cambiado su vida. En efecto, está a seis meses de terminar su doctorado y decidida a alternar la psicología con este proyecto que ya es parte esencial de su carrera.

Contacto:
[email protected]

Publicidad
0
2749
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
VIDEO: Así alimentan chefs de los mejores restaurantes a los muchachos de la plaza de Bolívar

VIDEO: Así alimentan chefs de los mejores restaurantes a los muchachos de la plaza de Bolívar

La electrónica y los millennials tienen sitio en Bogotá

La electrónica y los millennials tienen sitio en Bogotá

El placer del teatro independiente

El placer del teatro independiente

En Bogotá ya existe la primera tienda de recetas de Colombia

En Bogotá ya existe la primera tienda de recetas de Colombia