El movimiento olímpico colombiano en la reintegración

El deporte como una herramienta de inclusión para los desmovilizados

Por: Alejandro Raúl Bacot Tamayo
mayo 08, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El movimiento olímpico colombiano en la reintegración
Foto: tomada de eluniversal.com.co

En 1896 se llevaron a cabo los primeros Juegos Olímpicos Modernos en Atenas. Para ese momento, Pierrer de Coubertain planteaba una serie de saberes que deberían ir de la mano con la práctica deportiva. El tema fue evolucionando y se creó la carta olímpica, donde se concentra todo lo que tiene que ver con el movimiento olímpico internacional, basado en unos principios básicos y universales.

Esos principios básicos, como el respeto por las normas de juego, la diversidad, la excelencia, entre otros, son muy pertinentes para la realidad nacional en cualquier tema si queremos repensar el país, pero  concreto en la reintegración de excombatientes. Un tema relevante dentro del actual proceso de paz y de la desmovilización de los grupos paramilitares, ya que estas personas, al reintegrarse a la vida civil, tienen que cumplir una serie de etapas, que también asuma la sociedad, pues tienen el reto de reconocerlos como personas sujetas de derechos que viven dentro de la legalidad, pasando por los temas del perdón y la reconciliación.

El deporte es, entonces, desde la filosofía olímpica, un motor fundamental para apoyar el proceso reintegrador en Colombia, pues es el territorio neutral donde las personas expresan sus diferencias, pero se adaptan a un contexto y a una realidad que les permiten, por medio del juego, superarlas. Por ejemplo, un deporte como el Ultimate Fresbee tiene el poder de discutir las reglas entre los participantes, y plantear sus puntos de vista cuando se considera que no se cumple una regla. Y eso es un solo ejemplo de cómo el deporte permite a las personas respetarse en la diferencia y lograr acuerdos.

Ahora bien, el deporte per se no es una solución en sí mismo, es una ayuda integral a todo un mecanismo de toma de decisiones de las personas, y, en este caso, de buscar entendimiento entre la sociedad y las personas en proceso de reintegración. Por esto es el momento que las organizaciones públicas y privadas interesadas en generar este tipo de espacios se junten para darle un apoyo a todos los reintegrados y a la sociedad en su conjunto para replantearse un entendimiento desde los valores olímpicos.

-.
0
495
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus