El ingenuo error de Alejandro Gaviria

En un país donde la mayoría de colombianos considera al ateísmo como asunto del demonio, Gaviria peca por ingenuidad al declararse abiertamente ateo

Por: Andrés Danilo Ordóñez Otaya.
septiembre 27, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El ingenuo error de Alejandro Gaviria

Este es el mismo error que cometió Mockus en 2010 cuando inocentemente respondió una malintencionada pregunta en el programa Yo José Gabriel en el canal RCN, canal que junto con Uribe Vélez era uno de sus principales enemigos de sus aspiraciones electorales. Mockus se enfrentaba en los comicios presidenciales de Colombia al entonces uribista Juan Manuel Santos, quien posteriormente aparecía en todos los medios en una especie de ritual en el que un sacerdote le otorgaba a Santos el poder divino de gobernar el país.

En lugares como Colombia, donde más de 90 %  de las personas profesa algún tipo de creencia mágico-religiosa, se considera irrespetuoso hablar en contra de la  religión. Es un tema tabú, le han hecho creer a la gente que los caballeros no deben hablar de religión, mejor dicho, en contra de la religión, porque un devoto sí tiene permitido hablar todo lo que quiera de sus creencias e inventar todo tipo de cosas raras para defenderlas. Es así como los religiosos logran hacer a un lado a los no creyentes en los hogares, las aulas, el trabajo, los medios de comunicación y en todas partes. Contradecir, engañar, ignorar, desmeritar, callar o censurar a los no creyentes es esencial para la estabilidad religiosa.

Un ateo, agnóstico o libre pensador es tomado por los devotos como un poseso, un ignorante, o en el más lamentable de los casos, como alguien resentido con los dioses (cabe aclarar que un resentido con los dioses no es un ateo, es un creyente resentido), y a pesar de que a los “ateítos” no se les permite expresar abiertamente sus ideas, siempre se les exige respeto por las creencias de los demás; debatir con argumentos antirreligiosos es para los creyentes una grosería o una blasfemia.

Cuando alguien se declara ateo es casi como si le dijera directamente  a los creyentes que personalmente piensa que los religiosos viven en un engaño, que satanás solo vive en la mente y en las palabras de los cristianos, que Jesús fue un loquito, que el cielo, el infierno, las culebras y arbustos parlantes es pura fantasía y que también lo es la zombificación de los muertos.

Hay muchos creyentes que piensan que a Colombia solamente “Dios” la puede salvar, por eso no pueden aceptar a un gobernante que gobierne sin la bendición divina o sin la protección de la Virgen del Chiquinquirá. Además, consideran que una persona no puede ser buena por simple convicción moral, sin creer en un dios que la castigue o la premie por sus acciones.

Alejandro Gaviria cree que puede convencer al votante al  afirmar que acepta y respeta las creencias, valores y costumbres, la diversidad de pensamiento y todo ese tipo de cosas que siempre se dicen, pero que a muchos creyentes ni les interesa escuchar, ya que un ateo que busca el apoyo electoral de los fieles devotos se puede comparar a un torero candidato a algún cargo público que busca convencer a los animalistas de que voten por él, o de un pastor homofóbico que busca el voto de la comunidad LGTBI.

Al votante hay que decirle lo que quiere oír, por eso no es de extrañarse que se mencione a los dioses del cielo y del averno en los discursos políticos. Siendo así, puede que Alejandro Gaviria no huela a azufre, pero ya empezó a oler a chamuscado.

 

-.
0
3300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Todo es gris. Todo mediocre

Nota Ciudadana
Si Uribe no hace parte de los acuerdos no habrá paz

Si Uribe no hace parte de los acuerdos no habrá paz

Nota Ciudadana
Se acerca un día histórico para Colombia

Se acerca un día histórico para Colombia