El hombre, el padre revolucionario, Jesús Santrich

Un cimarrón del Palenque de San Basilio escribe sobre quien para él es un "hombre ético, que no se ha lucrado de la guerra"

Por: aiden salgado cassiani
mayo 11, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El hombre, el padre revolucionario, Jesús Santrich
Foto: EFE

Lo conocí hace 24 años, cuando de Palenque de San Basilio, mi pueblo, me vine a estudiar cuarto de bachillerato a Barranquilla en el bachillerato mixto de la junta de acción comunal del barrio la Esmeralda. Allí fui estudiante y desde entonces amigo de su hermano José Hildebrando Hernández Olarte, quien enseñaba educación física y música. A partir de ahí empecé a escuchar de Seuxis Hernández o Jesús Santrich por referencia él.

Sin embargo, fue en la Universidad del Atlántico, cuando ingresé a estudiar Contaduría Pública en 1998, que comprendí quién era Jesús Santrich y lo que significaba en la guerrilla de las Farc-Ep. En el 2000, por la forma cómo el paramilitarismo se tomó la universidad y fuimos declarados objetivo militar, comencé a tener conversaciones con él por medio de su hermano profesor, buscando orientación de qué hacer ante esta situación que se agravó en 2001 cuando fue asesinado nuestro compañero de organización Humberto Contreras el 23 de abril de 2001. Su orientación fue que me subiera a las montañas, cosa que no hice.

Después de salir desplazado de la universidad y de regresar de un exilio me enteré de que José Hernández había sido asesinado el 20 de abril de 2006 en un hecho de delincuencia común, según dicen. Allí se perdieron las comunicaciones con Santrich, a quien llegué a conocer en persona realmente en el mes de septiembre de 2014, cuando en unas vacaciones en La Habana coincidimos en el mismo hotel con el hijo. En el lobby nos presentamos cara a cara por primera vez después de dos décadas.

Ya avanzada la discusión de los acuerdos en La Habana, asistí a la mesa de negociación en 2016, en representación de Conafro (Coordinación Nacional de Pueblos Afrodescendientes). En ese momento debatimos con Santrich sobre la real incorporación de la agenda de los pueblos étnicos a los acuerdos, algo que no era de su desconocimiento; recordemos que la mayor parte de su vinculación a la guerrilla la vivió en la Sierra Nevada de Santa Marta rodeado de indígenas.

Como pueblo étnico le debemos agradecer a la Farc, y en especial a Santrich, su aporte a los Acuerdos con nuestra inclusión. Recuerdo que el día que se firmó el acuerdo final el 24 de agosto de 2016, llegamos al Centro de Convenciones de La Habana donde se daba la última discusión de los acuerdos y el gobierno se negaba a que apareciera un documento lo suficientemente robusto sobre los pueblos étnicos; en ese momento Jesús Santrich expresó que sin la incorporación de los grupos étnicos la Farc no firmaría el acuerdo final. Esta opinión llevó a que en ese momento se nombrara una comisión con delegados de las comunidades étnicas, del gobierno y de la Farc, y el resultado fue el denominado capítulo étnico que incluye el siguiente párrafo escrito por el propio Santrich: "Las fuentes de financiación para la implementación de los acuerdos no involucran aquellos acuerdos en materia presupuestal que ya se hayan realizado entre el Gobierno nacional y los pueblos indígenas y afrocolombianos, consignados en el plan nacional de desarrollo vigente y demás políticas consultadas y concertadas".

Firmado los acuerdos, nuevamente en las discusiones de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo Final (CSIVI) y del Plan Marco, Santrich volvió a sentar su posición en nombre de las Farc, que no lo firmarían sin el componente étnico. Esa ha sido la lucha de ese hombre por una sociedad justa y democrática que garantice la participación e inclusión de los grupos étnicos.

Así pues, en el marco del proceso electoral continué tratándome con Santrich, compartiendo con familiares y amigos, y conociendo más del espíritu de ese hombre ético, que no se ha lucrado de la guerra y que nunca se ha propuesto buscar un beneficio personal ni familiar.

Frente a la situación que hoy padece, creo que una persona no se levanta de un día para otro y decide ser narcotraficante; un negocio como este no se piensa de un momento a otro y si Jesús Santrich estuviera metido en ese negocio su condición económica fuera otra. Por eso es insólito comerse ese cuento de los 5 millones de dólares, de los 10 kilos de cocaína, de la aerolínea en Estados Unido a su servicio. Todo este negocio deja rentabilidad y requiere de una logística económica, que en los años que llevo conociendo a Seuxis Hernández nunca se ha reflejado. Como decimos algunos amigos: "hasta me tocó poner plata en las parrandas con Santrich que todavía nos debe".

Ahora bien, ¿por qué le sucede eso a este hombre? Seguramente porque es el que más ha insistido en que se cumpla lo pactado. Recordemos el año pasado la huelga de hambre por la amnistía de los presos que todavía siguen esperando por su libertad.

Mientras esto sucede, la Fiscalía sigue defendiendo su presunto montaje, y no da cuenta de la cantidad de líderes sociales y excombatientes asesinados. Así mismo, parece seguirse oponiendo a los acuerdos, generando obstáculos para que entre a funcionar la unidad de investigación especializada de bandas criminales que nace de los acuerdos y sería la encargada de investigar las acciones del paramilitarismo y las bandas criminales, entre ellos los asesinatos a líderes sociales que cada día incrementan.

Finalizo diciendo que hoy los acuerdos y la paz están en peligro, no solo por la detención de Santrich, sino por el que parece ser un burdo montaje que genera un manto de duda frente a la seriedad del Estado en relación al cumplimiento de los acuerdos y que genera desconfianza frente al resto de los exguerrilleros y el mismo Eln. Señor fiscal, haga su aporte para la paz de las futuras generaciones, permita que el arquitecto de los acuerdos pueda continuar trabajando por la paz de Colombia.

Desde el palenque un cimarrón todavía.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
1198

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
FARC y Gobierno: dejen de burlarse de las víctimas

FARC y Gobierno: dejen de burlarse de las víctimas

Nota Ciudadana
Caricatura: Santrich, en la mira

Caricatura: Santrich, en la mira

¿Suspendida la extradición de Santrich?

¿Suspendida la extradición de Santrich?

Cambio Radical, la U y el Polo le abrieron la puerta a Santrich para posesionarse

Cambio Radical, la U y el Polo le abrieron la puerta a Santrich para posesionarse