El genio del Caribe Colombiano

El 31 de mayo, el Día del Matemático, partió de este mundo terrenal el profesor Jorge Luis Rodríguez Contreras. Una semblanza

Por: María Angélica Serje Arias
junio 10, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El genio del Caribe Colombiano

Trabajó desde sus 23 años en la Universidad del Atlántico, por más de 44 años la UdelA fue su segundo hogar.

El profesor Jorge Rodríguez era Licenciado en Matemáticas y Física de la Universidad del Atlántico, Colombia, Especialista en Matemáticas Avanzadas de la Universidad Nacional, Colombia, tiene dos Maestrías en Matemáticas, una de la Universidad del Valle, Colombia y otra en la Universidad de Barcelona, España, Doctor en Ciencias Matemáticas de la Universidad de Barcelona, España.

No hay un solo matemático del Caribe Colombiano que no lo conociera, él es el alma del programa de matemáticas, él con su genio, disciplina, talento, genialidad y brillantez le daba forma al departamento, él lo hacía funcionar.

Él ayudó/creó la Biblioteca de Matemáticas y el coordinador de esa época decidió llamarla: Biblioteca Jorge Rodríguez, una biblioteca de donaciones de profesores, mantuvo vivo el Encuentro Internacional de Matemáticas (Eimat) por más de 20 años. Él trabajaba codo a codo con todos y todas, él no era un jefe, era un líder innato. Realizaba contactos para que pudiéramos realizar redes de científicos.

Hace años, tomándonos un café y comiendo unos cupcakes que había hecho la noche anterior, sentados en tu oficina en el Departamento de Matemáticas, me dijiste que debíamos realizar una revista propia, del programa, dónde mostráramos los avances de los y las estudiantes del programa, de los profesores, te dije que me dieras una semana, contacté a un amigo de Bellas Artes (Orlando Almario), y realizamos la diagramación, un compañero de matemáticas (Henock Vanegas), realizó en papel algunas ideas para la portada; a los 5 días te pregunté si te gustaba “Matua”, me reíste con tu “jejeje” y aprobaste, a la semana presentamos la propuesta en un claustro, y desde ese momento empezó a crecer la revista del Programa de Matemáticas. Ese eras tú, siempre creías en tus estudiantes y amigos, nos acompañabas a dar ese salto de fe, esa acción de plena confianza es la que te diferenciaba y permitía avanzar al programa.

Tu mente amplia permitía ver otros campos de las matemáticas, no despreciabas lo novedoso, sino todo lo contrario, tenías un alma joven, escuchabas las ideas y pensamientos de lo que se estaba trabajando en el mundo a nivel de matemáticas. Tu faro era que todos los estudiantes del programa de matemáticas pudieran tener almuerzos gratis, acceso a una tarifa diferencial, material de estudio a su disposición, siempre estabas presto a ayudar a quien lo solicitara y necesitara, entendías las dificultades, pues viviste situaciones difíciles, situaciones que te hicieron un académico humanista, con la convicción en la igualdad y equidad, con la bandera de que la educación debe ser gratuita y de calidad, accesible a todos y a todas.

Jorge el “Genio del Caribe”, buscaba la forma de que el programa creciera, con eventos gratuitos, y en vida lo logró, el último Eimat fue virtual por la pandemia y gratuito, él ponía de su bolsillo, no le importaba. Jorge el hombre correcto, brillante, particular, único, excelente profesional, ser humano y cómo investigador es de otro nivel, para que alguien llegue a ser la mitad de lo que es él y representa, debe volver a nacer. Jorge Rodríguez es mi amigo, ese amigo al que puedes decirles tus dificultades y con seguridad te dará una buena solución, ese amigo leal, de una pieza y de palabra.

Y digo es, porque para mí él está en cada matemático y matemática del Caribe, él sigue en la Biblioteca que lleva su nombre, él vive en cada investigación que realizó y que dejó en curso, Jorge es semilla, él sembró en nosotros tenacidad, academia, exigencia, pasión por las matemáticas; él es la semilla del saber que germinará y se multiplicará para el avance de la ciencia. Él está vivo en cada programa de posgrado que creó en la Facultad de Ciencias Básicas, él sigue vivo en el doctorado de matemáticas que dejó casi listo, él sigue vivo en cada uno de quiénes seguiremos honrando su legado y continuaremos trabajando en la transformación y evolución de las matemáticas en el Caribe Colombiano.

Él amaba con todo su corazón a la Universidad del Atlántico y a su programa de Matemáticas.

Mi llave, fue un honor conocerte y hacer parte de tu vida.

-.
0
600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus