El Fiscal que solicitó el archivo del caso de Uribe, un incondicional del exprocurador Ordóñez

Gabriel Jaimes, el escogido por Barbosa para llevar el proceso, formó parte del grupo cercano de Ordóñez en la Santo Tomas y lo ha seguido siempre, habiendo logrando un alto cargo en su Procuraduría

Por:
marzo 05, 2021
El Fiscal que solicitó el archivo del caso de Uribe, un incondicional del exprocurador Ordóñez

El Fiscal Gabriel Jaimes, quien precluyó a través de un comunicado al Ex Presidente Álvaro Uribe, se crió en Bucaramanga, la tierra de Alejandro Ordóñez con quien interactuó de cerca en la Universidad Santo Tomas de Bogotá. En esta universidad de corte confesional y católica el ex Procurador y hoy embajador en la OEA era palabra mayor, con gran influencia entre las directivas, profesores y alumnos de derecho. A su lado se formó Jaimes, quien luego realizó estudios en derecho procesal y penal en la Universidad Sergio Arboleda, el alma mater de su actual jefe Francisco Barbosa.

 

Además de ser pupilo en la facultad de derecho, igual que su esposa Rubby Duran, de cuyo matrimonio fue padrino, formó parta de los grupos de cercanos del ex Procurador, a quien acompañaban a la celebración de las liturgias Lefrebvristas en latín. Acompañó a Ordoñez en su aspiración fallida para integrar las listas al Concejo de Bucaramanga.

Entró a la recién creada Fiscalía, mediante concurso y empezó con 28 años en Barrancabermeja y la línea santandereana le favoreció para avanzar. Su llegada al búnker se la proporcionó Luis González, recién nombrado director nacional de fiscalías por Juan Camilo Osorio, un Fiscal del resorte de Álvaro Uribe, y ya en Bogotá, Jaime empezó a navegar dentro de la institución.

Interrumpió su carrera para atender el llamado de su admirado profesor para trabajar con él en el Consejo de Estado y luego le ayudó en su campaña en el senado para la Procuraduría. Elegido Ordóñez, lo reconoció con un súper cargo: lo nombró Procurador delegado para asuntos penales, el jefe de todos los procuradores judiciales del país. Su paso por la Institución dirigida con alguien como Ordóñez con quien tiene viejas afinidades ideológicas conservadoras, y admiración por dirigentes como Álvaro Gómez Hurtado, los acercó aún más y no casualmente le entregó a Jaimes la investigación por el magnicidio del líder conservador, con unos resultados que poco han esclarecido el crimen.

Sin que estén claras las razones de su retiro que le significó dejar un altísimo cargo y la confianza con el Procurador para convertirse en un fiscal anónimo de Fusagasugá , Jaimes regreso a la Fiscalía, vía concurso, en los turbios años de Eduardo Montealegre y Perdomo. Por su parte Ordóñez vinculó a su esposa Rubby Duran a la Procuraduría .

La suerte lo acompañó, cuando de regreso al búnker, después de cuatro años en el pueblo cundinamarqués, entró a la Unidad de delitos contra el crimen organizado en Bogotá. Era el año de 2015, pero fue allí donde conoció en el 2018 a Francisco Barbosa quien había sido nombrado Consejero presidencial para derechos humanos por su amigo el Presidente Iván Duque. Intercambiaron por circunstancias de trabajo sin que jamás se le ocurriera a Jaimes que podría terminar en el tercer cargo en la Fiscalía: coordinador de fiscales delegados ante la Corte Suprema de justicia.

La confianza que logro con el fiscal Barbosa dio para que este le entregará el polémico caso del expresidente Uribe, quien decidió renunciar al senado para que su expedienté pasara de la Corte Suprema de justicia a la Fiscalía en cabeza de su copartidario Francisco Barbosa.

interna-ordoñez

Una vez Ordóñez tuvo que dejar la Procuraduría por decisión del Consejo del Estado que le tumbó su nombramiento, se comprometió a fondo con el Centro Democrático y fue uno de los aliados claves de la campaña por el No al Plebiscito por La Paz. Duque terminó nombrándolo embajador suyo ante la OEA en Washington.

Los antecedentes de cercanía de Jaimes con Ordóñez y este a su vez con el procesado Álvaro Uribe, no pesaron a la hora del Fiscal Barbosa entregarle el caso. Esta decisión se convirtió en una carta de tranquilidad para la defensa del ex Presidente Uribe, el penalista Jaime Granados. Y las cosas les salieron. Aunque el caso está lejos de concluir, continúan las audiencias del juicio en las que muy seguramente la defensa del senador Cepeda apelará la decisión de la Fiscalía, el ex Presidente Uribe arranca con ventaja.

-.
0
14600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
“Mi prioridad es la defensa de mi honorabilidad”: Uribe

“Mi prioridad es la defensa de mi honorabilidad”: Uribe

Petro llama a Alejandro Ordoñez

Petro llama a Alejandro Ordoñez "violador de derechos humanos"

"El aborto es un crimen con letras mayúsculas"

El paso del caso Uribe a la Fiscalía, no le facilita el camino

El paso del caso Uribe a la Fiscalía, no le facilita el camino