El fallido pacto ambiental para recuperar el río Manzanares en Santa Marta

"Lo ocurrido además de haber sido una desgastante e improductiva reiteración de lo que ha debido de hacerse y no se ha hecho, fue un show mediático y nada más"

Por: ABEL JOSÉ RIVERA GARCÍA
junio 20, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El fallido pacto ambiental para recuperar el río Manzanares en Santa Marta
Foto: Cortesía

Lo que a continuación expreso está fundamentado en la experiencia de 34 años de ejercicio profesional en varias entidades relacionadas con el desarrollo y la conservación del medio ambiente…

Veintitrés de tales años transcurrieron como profesional especializado y subdirector de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, Corpamag, durante los cuales recorrí, en ejercicio de funcionario, todos esos caminos de la ejecución de acciones en favor del medio ambiente.

Asistí, por tanto, a muchos foros y otros eventos de concertación social e institucional, por lo que puedo decir que de ellos muy pocos frutos cuajaron por falta de compromiso interinstitucional.

Ahora bien, en noviembre del año pasado año, el señor procurador Fernando Carrillo Flórez montó en Santa Marta un foro ambiental que resultó de pura nube. Cuando se fue, dejó todo en las mismas. Nunca más se han reunido los foristas que le acompañaron y firmaron el acta correspondiente. ¡Qué burla para este pueblo samario!

Hoy solo queda el eco, ya esfumándose, de las palabras del procurador. “La realidad es mucho más dramática de lo que yo pensaba y por ello la acción tiene que ser inmediata”, dijo, como si se enorgulleciera de estar descubriendo el agua tibia en una ciudad que no tiene agua para satisfacer las necesidades de sus habitantes.

Y su discurso continuó con una verdad de Perogrullo: “Aquí se le ha dado la espalda al mar, a los ríos, al agua, es hora de empezar a concientizar a la ciudadanía de lo que representa un momento como este en el que hay que comenzar a actuar porque hay compromisos que deben cumplirse”.

¿Cuáles compromisos? Los mediáticos, no hay duda, que luego se apagaron como las velas cuando se van acabando.  Además, ¿consenso para qué? Para seguir asistiendo, en casi todo el casco urbano samario, a la compra de agua en carros tanque, agua tomada quién sabe de qué afluentes.

Todo indica pues que, con Carlos Vives como figura imán para los medios, el propósito oficial de la Procuraduría General de la Nación era el de armar el show mediático, que al final se consiguió.

No fue más que repetir el tantas veces cacareado diagnóstico ambiental de las cuencas hidrográficas del distrito de Santa Marta y de la calidad de las aguas marinas y sus playas. La conclusión del foro se protocolizó con la firma de un documento memoria, al cual llamaron: El Pacto Ambiental por el Río Manzanares. Y con Carrillo Flórez a la cabeza, lo firmaron Carlos Vives y  Claudia Elena Vásquez, de Iniciativa tras La Perla; Carlos Díaz-Granados, Director de Corpamag; Rafael Martínez, en aquel momento alcalde en ejercicio de Santa Marta; Ulilo Acevedo Silva, director de Hoy Diario del Magdalena; William Gallo, de Salva tu río; Sandra Vilardy, secana de la Facultad de Ciencias Básicas de Universidad de Magdalena; Rosa Villafañe, líder indígena arhuaca; Miriam Awad, investigadora social; Ingrid Aguirre, gerente de Empresa de Servicios Públicos del Distrito de Santa Marta, ESSMAR; Domingo Chinea, presidente de la Sociedad Portuaria, y Juan Carlos Romero, gerente de la Marina de Santa Marta.

Ellos no han vuelto a reunirse para seguir posando para la foto frente a la enunciación de las funciones de ley de cada institución participante, respecto a los recursos hidrológicos y aguas costeras —eso es lo que contiene el malhadado pacto—; sin ningún compromiso en concreto para adelantar acciones, actividades o proyectos para corregir, mitigar, atenuar o prevenir la problemática ambiental del río en su ronda hidráulica del curso bajo y en el área costera de influencia.

Han transcurrido algo más de cinco meses desde la firma del pacto y los suscribientes no han vuelto a hablar de él. Ni siquiera una mesa de trabajo conjunta han realizado para hacerlo operativo; de tal manera que dicho pacto no ha definido su modus operandi, con una organización interna para desarrollar un programa de trabajo previamente concertado, o cualquier actividad que pudiese realizarse en beneficio del río Manzanares y su área costera de influencia. Nadie sabe, y por tanto nadie ejerce, las necesarias responsabilidades de coordinación, secretaría y ejecución por líneas de acción hacia la resolución de problemáticas identificadas.

Así como va, sin que pueda motejárseme de negativo, yo estimo que el dicho pacto no lleva a ningún Pereira. Tocará agotar acciones judiciales como tutelas y acciones populares y de cumplimento para que pueda operativizarse, como una viable estrategia ambiental de serios compromisos en beneficio del río Manzanares y la ciudad en general. Ante todo, es urgente que la Procuraduría, como líder del foro, convoque a las entidades y personas que suscribieron el pacto ambiental por el río Manzanares.

Lo que ha de operativizarse —redundante enunciación de las funciones de ley de cada institución participante— son los siguientes puntos:

- Realizar la contratación de la planta de tratamiento de agua potable del río Toribio y Córdoba (1600 lps) aguas debajo de la captación del municipio de Ciénaga, así como también la planta de tratamiento de agua potable (PTAP) del Curval (1000 lps).

- Establecer un sistema de monitoreo de la calidad del agua suministrada por el servicio de acueducto para informar su potabilidad de forma permanente. en igual sentido respecto a la calidad de las aguas costeras para contacto primario y secundario.

- En convenio con Corpamag establecer los POMCAS de los ríos que abastecen el sistema de acueducto, recuperar sus rondas hídricas, y solicitar la reasignación de caudales con prelación para el sistema de acueducto.

- Revisar y corregir las pérdidas técnicas entre las aducciones y las PTAP.

- Optimizar los sistemas de bombeo de todas las estaciones de bombeo de agua residuales existentes, la adquisición de nuevas bombas, construcción de colectores de aguas residuales, tales como el de la vía alterna y carrera 16, así como reponer y ampliar redes, acorde con la infraestructura instalada.

- Interconectar y dotar de sistemas de bombeo la zona de Plenomar y Bello Horizonte.

Desde el Ministerio de Vivienda

- Apoyar activamente la consecución de recursos adicionales y necesarios para superar el déficit de agua potable de Santa Marta

Desde Corpamag

- Elaborar y adoptar los POMCAS de las fuentes hídricas que abastecen el sistema de acueducto en especial de los ríos Piedras, Manzanares y Gaira en coordinación con el distrito, con el objeto de recuperar las rondas hídricas y evitar la ocurrencia de desastres.

- Imponer un plan de saneamiento de manejo de vertimientos al distrito de Santa Marta con cronograma de ejecución y presupuesto de inversiones detallado para efectos de evitar la descarga de aguas residuales sin tratamiento previo.

- Continuar con el monitoreo de las condiciones ambientales de la zona costera en convenio con Invemar.

- Revisar el funcionamiento del emisario submarino con el objeto de realizar las recomendaciones para establecer un sistema de tratamiento previo a la descarga final.

Desde la comunidad académica, la sociedad civil y las empresas

- Investigar, proponer recomendaciones y participar activamente en la construcción de soluciones.

- Participar activamente en los procesos de ordenamiento y recuperación ambiental que se adelanten por parte de las autoridades mencionadas respecto a dichos bienes públicos.

- Implementar tecnologías que optimicen el uso del recurso hídrico o liberen caudal del sistema de acueducto y garanticen la adecuada disposición de las aguas servidas.

- Presentar iniciativas tendientes a realizar jornadas de concientización ambiental, de recolección periódica de desechos y de actividades comunitarias que promuevan el sentido de pertenencia y deber de cuidado respecto a los bienes de uso público afectados ambientalmente, tales como los ríos y la zona costera del Distrito de Santa Marta.

- Realizar seguimiento a los compromisos establecidos a las autoridades y comunicar a la Procuraduría General de la Nación sobre el estado de los mismos.

Una desgastante e improductiva reiteración de lo que ha debido de hacerse y no se ha hecho. ¡Show mediático y nada más!

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
765

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus