El día que los profesionales olvidaron que eran humanos

Muchos parecen máquinas autómatas que no perciben las realidades más allá de sus logros y el salario que perciben

Por: Filanderson Castro bedoya
julio 03, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El día que los profesionales olvidaron que eran humanos
Foto: Pixabay

Aunque nuestro país tenga excelentes centros académicos universitarios y abunden profesionales y expertos excelentes, hay realidades que no se pueden ni deben evadir. Una reflexión para el estudiante y el profesional que día a día se enfrenta a la realidad colombiana.

Miles de quejas, demandas y reclamos inundan los buzones de sugerencias y estrados judiciales del país, en el foco de ellos se encuentran nuestros profesionales, aquellos que con esmero y dedicación le han entregado al tiempo y al desvelo sus ganas de tener un mejor futuro, de construir una mejor sociedad y ayudar a aquellos que lo necesiten con su conocimiento. Sin embargo, al parecer las dinámicas actuales han convertido a esos profesionales en máquinas autómatas que no perciben las realidades más allá del logro académico y el salario.

Para nadie es un secreto que la calidad en trabajo y atención de los titulados ha decrecido enormemente, principalmente en aquellos servicios que requieren la interacción cercana con las personas que demandan sus conocimientos, los médicos que parecen no apartar la mirada de sus computadoras o el ego típico del recién graduado que en medio de su confusión ante la realidad se considera superior al resto, son el pan de cada día en el trasegar profesional, académico y laboral de Colombia.

Se podría culpar de estas dinámicas disfuncionales a un solo grupo de individuos, pero lo cierto es que se han creado tantos factores que difícil sería considerar cuál ha sido el causante de este fenómeno. Entre la oferta de títulos a peso, la lucha laboral, el narcisismo académico y el estudiante está la base del profesional mediocre, debatiéndose entre aquel que en medio de su desinterés paga por su título y al graduarse no tiene idea de lo que va a hacer y el otro que se ha sumergido tanto entre sus textos y teorías que ha olvidado cerrar de vez en cuando los libros para echarle un vistazo a la realidad que lo rodea.

Así, con una atención totalmente deshumanizada, en ocasiones desinteresada y grosera por parte de muchos profesionales, las personas comienzan a acudir donde aquellos que sin evidencias ni experiencia prometen cubrir sus necesidades, sin título ni estudio alguno, generando más daño y confusión, restándole valor a la ciencia y la investigación pero que, sin duda alguna, los atienden de una manera más humana.

Así, entre algunos buenos profesionales, otros profesionales despistados e inexpertos, pseudoprofesionales y académicos narcisos, van de un lugar a otro aquellos que creen y necesitan, que esperan que el profesional con su conocimiento le reciba viéndose como un igual que como cualquier otro ser humano, tiene un conocimiento que aportar, una ayuda que brindar, un profesional que escuche, que vea, que atienda y entienda, que se muestre como un ser humano, no como un jarrón vacío, ni como un libro o una fría pantalla y que tampoco le engañe con técnicas o terapias fantasiosas, un verdadero profesional.

Queda entonces el reto institucional, académico, profesional y humano de mejorar la percepción humana de nuestros titulados, no solo de que el estudiante y profesional conozca e interactúe con su realidad, sino de que el país mejore también sus condiciones laborales, así pues, consiguiendo una mejor interacción experto-paciente, mejorando la visión que tienen las personas sobre los graduados, retomando la confianza en ellos y en la ciencia.

-.
0
203
Oscar Suarez, el general que destapó los falsos positivos y terminó descabezado

Oscar Suarez, el general que destapó los falsos positivos y terminó descabezado

"No estoy dispuesto a darle trabajo a alguien que apoye a un criminal como Petro"

Fico, el campeón en gastos de publicidad en Facebook

Fico, el campeón en gastos de publicidad en Facebook

Indicadores del cambio climático batieron récords en 2021

Indicadores del cambio climático batieron récords en 2021

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus