El desespero de Gustavo Petro

La elección de Hollman Morris como candidato a la alcaldía de Bogotá fracturó la colectividad del senador. Muchos aseguran que no midió las consecuencias de su decisión

Por: Daniel Mauricio Amaya Ramírez
agosto 12, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El desespero de Gustavo Petro

El ambiente electoral en torno a la alcaldía de Bogotá ha puesto a Gustavo Petro a tomar decisiones que quizá más adelante lamentará... y lo hará porque tras el rechazo de Ángela María Robledo como posible candidata de la Colombia Humana a la alcaldía de Bogotá, el exalcalde decidió apoyar a Hollman Morris.

En una contienda del todo por el todo, parece que Gustavo está dispuesto asumir el costo político de su apoyo programático al exgerente de Canal Capital en un escenario lamentable para la izquierda colombiana, en el que se desprenden del proyecto personas emblemáticas como María Mercedes Maldonado, Juana Afanador, Sara Tufano entre otras, que en principio le reclaman a Petro su incoherencia al respaldar un candidato envuelto en problemas de maltrato intrafamiliar.

¿Será que el metro está por encima de los derechos de las mujeres? Quizá en esta contienda el tema del metro ha tomado gran relevancia y no es para menos, es un tema que lleva en la agenda de la capital más de 50 años y, que sin duda, merece el estudio técnico para definir finalmente qué es lo mejor para la ciudad. Sin embargo, Petro, quien ha liderado la campaña por la realización del metro subterráneo, pone su empeño para que Morris sea el próximo alcalde de Bogotá, siendo esta la causa fundamental para evidenciar la ruptura de la Colombia Humana. Basta revisar los últimos trinos entre María Mercedes Maldonado y Gustavo Petro para saber que son convicciones irremediables las que están de por medio.

Las integrantes y críticas dentro del movimiento de la Colombia Humana han luchado fervorosamente por ideales feministas de igualdad, labor que me parece dantesca de materializar en un país ultraconservador y patriarcal, en el que ganar un espacio adicional de equidad para la mujer es bastante difícil. No obstante, la batalla central de estas mujeres líderes, que desde sus campos laborales y académicos llevan una vida luchando, hoy se ve opacada por una decisión basada en mero cálculo político. Petro quiere participar por participar en esta contienda sin medir la consecuencias que pagaremos los bogotanos.

Quiero pensar que aún hay espacios para el diálogo entre las izquierdas de este país. No puede ser que nos pase lo mismo que en las presidenciales, donde los intereses irremediables de cada líder político no permitieron el acercamiento con la ciudadanía, sabiendo que este tipo de hechos solamente benefician a los candidatos de la derecha como Juan Manuel Galán o el delfín Turbay, que piensan llegar a la alcaldía de Bogotá en paracaídas.

Simplemente espero que la decisión de un líder representativo de la izquierda como lo es Gustavo no signifique una debacle para un movimiento que ha tenido unas bases críticas y posturas relevantes en los momentos recientes más difíciles de este país.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
4402

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana

"Peñalosa le quita recursos a la educación para dárselos a la policía"

Oneida Pinto replica la fórmula Petro para atornillarse en el cargo

Oneida Pinto replica la fórmula Petro para atornillarse en el cargo

“A mí las Águilas Negras no me amenazan de muerte, quien me amenaza es el uribismo”

“A mí las Águilas Negras no me amenazan de muerte, quien me amenaza es el uribismo”

Estas aves desaparecerían si Peñalosa urbaniza la reserva Thomas Van der Hammen

Estas aves desaparecerían si Peñalosa urbaniza la reserva Thomas Van der Hammen