El descache de Vargas Llosa con el coronavirus

"Son increíbles las frases del premio nobel de literatura que adjudican a un virus pandémico afiliación política"

Por: Ignacio coral
abril 07, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El descache de Vargas Llosa con el coronavirus

Definitivamente se ha desatado otra pandemia, la de propaganda anti-China en las redes sociales y los medios de comunicación. Pandemia propagandística que al mejor estilo goebbesliano (juega con eslogans, mentiras, oculta verdades e inventa fantasmas) ha permeado las mentes de nuestros intelectuales, como trágicamente sucedió con el fantasmagórico castrochavismo que ganó el plebiscito por la paz en Colombia.

Es el caso del nobel Mario Vargas Llosa, quien el pasado 15 de marzo escribió en El País de España un artículo titulado ¿Regreso al Medioevo?, en el cual desliza (no solapadamente) la tesis de Trump del “virus chino” como causante de la pandemia que aqueja al mundo. En efecto, Vargas Llosa sin vergüenza ni pena algunas dice: “nadie parece advertir que nada de esto podría estar ocurriendo en el mundo si China Popular fuera un país libre y democrático y no la dictadura que es. Por lo menos un médico prestigioso y acaso fueran varios detecto este virus con mucha anticipación y, en vez de tomar las medidas correspondientes, el gobierno intento ocultar la noticia, y silenció esa voz o esas voces sensatas y trato de impedir que la noticia se difundiera, como hacen todas las dictaduras… es bueno que ocurra esto ahora y el mundo se entere de que el verdadero progreso esta lisiado siempre que no vaya acompañado de la libertad. Lo entenderán de una vez esos insensatos que creen que el ejemplo de China es decir, el mercado libre con una dictadura política es un buen modelo para el Tercer mundo. No hay tal cosa: lo ocurrido con el coronavirus debería abrir los ojos de los ciegos”.

Por favor. Son increíbles estas frases en un premio nobel de literatura, adjudicando a un virus pandémico afiliación política. Causa risa, produce grima y vergüenza ajenas. Pero qué se puede esperar de un personaje que en el mismo artículo y en el párrafo anterior al que transcribimos califica a La Peste de Albert Camus como “ese libro mediocre”, escandalizado o envidioso por la enorme reedición de este libro convertido actualmente en un best seller.

Esta apreciación de Vargas Llosa no sabe uno si es peor o igual a toda esa monserga anti-China que se riega por las redes sociales. Peor o igual a aquella estupidez que se pregunta malicioso, por qué el virus no pasó de Wuhan a Shanghái o Beijín, sin entender la estricta cuarentena a la que se sometió voluntariamente una población de alrededor 9 millones de habitantes en aras de no permitir la expansión del virus al resto del país, hecho solo dable en un país de una cultura ancestral, políticamente solidaria, donde el interés particular cede al del colectivo.

Peor o igual al novelón de los animales, portadores del virus, que se comen allá y que para argumentarlo descubren el techo de una casa de donde salen volando miles y miles de murciélagos , como si el techo de una casa fuera su hábitat natural. O ese otro de que China creó en sus laboratorios el virus para después vender la vacuna que ya la tenía o la de aprovechar la pandemia para comprar las acciones de las empresas extranjeras a bajo precio, como si los capitalistas fueran unos pobres pendejos.

De dónde saca Vargas Llosa aquello de que un médico prestigioso detectó el virus con mucha anticipación y el gobierno chino lo silenció  (menos mal que no metió en el guión “mediante execrable asesinato”), cuando la realidad es que tan pronto se conoció, las autoridades de salud y las políticas, tomaron las medidas oportunas y más efectivas para controlarlo. Si no hubiese sido así, China no estaría contando el cuento ni estaría aportando su ayuda solidaria en equipos y personal médicos. Aquello se parece a la metida de pata de Human Rights Watch quien señaló las medidas de la cuarentena en Wuhan como violación de los derechos humanos, afirmación que ese organismo internacional tuvo que echar para atrás ante la contundente evidencia de los hechos.

Para desgracia y lamentación de los Vargas Llosas, los Trumps y demás malquerientes antichinos, hoy 6 de marzo publica El Tiempo la noticia de que un grupo de científicos, nada menos que norteamericanos, afirma que: “Pudimos determinar a partir de decodificar el material genético del nuevo coronavirus, que no se trata de una creación de laboratorio, sino que es producto de la evolución natural”. Entre esos científicos se cita a Robert Garay, profesor de la Universidad de Tulane y el infectólogo californiano Kristian Andersen, quienes agregan que no se trata de un arma biológica creada por el hombre. Es imposible haberlo creado en un laboratorio. Su origen es totalmente natural. “La naturaleza encontró una mejor manera para diseñarlo”. Su ensayo científico fue publicado en la revista Nature Medicine en su edición de marzo.

¿Serán estas afirmaciones,argumentos suficientes para echar por tierra insensateces como las de Vargas Llosa? Su artículo no tenía necesidad de incluir propaganda ni adoctrinamientos políticos, ya que al hacerlo efectivamente nos regresó al medioevo.

-.
0
1204
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La literatura acercó aún más a Santos y a Petro

La literatura acercó aún más a Santos y a Petro

Cancelar a Vargas Llosa: otra estupidez mamerta

Cancelar a Vargas Llosa: otra estupidez mamerta

Nota Ciudadana
Cinefilia personal

Cinefilia personal

Vargas Llosa, Tiempos recios y autoritarismo

Vargas Llosa, Tiempos recios y autoritarismo