Opinión

El desastre ambiental, una amenaza mundial real

Cuando el presidente de la superpotencia afirma sin pudor que es falso que exista el cambio climático, no es su voz la que afirma semejante estupidez, son las grandes transnacionales

Por:
julio 05, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El desastre ambiental, una amenaza mundial real
Por estos días la temperatura en algunos países del Oriente Medio alcanzaba 64 grados centígrados, la más alta en la historia de la humanidad

El profesor Francisco Leal Buitrago publicó el miércoles un artículo en El Espectador, en torno al drama al que nos abocamos los seres humanos, como consecuencia del desastre ambiental que se agiganta. Lo que hace más interesante su descripción, es la consideración de dos factores que se suman y agravan el problema. El capitalismo, como modo de producción dominante, y el poder político que sirve a sus intereses.

Por estos días la temperatura en algunos países del Oriente Medio alcanzaba 64 grados centígrados, la más alta registrada en la historia de la humanidad. Era tal la fuerza de los rayos del sol, que las palmeras y los árboles en las calles se prendían solos. Una especie de anuncio del trágico destino que se avecina. En varios países europeos se realizan de tiempo en tiempo marchas, exigiendo de sus gobiernos medidas urgentes para combatir el fenómeno.

Hay acuerdos internacionales, compromisos de disminuir la emisión de gases contaminantes, desafortunadamente en proporciones demasiado bajas para la gravedad de la situación. Los residuos industriales, las asombrosas cifras de toneladas de basura que se producen diariamente, la tala de los bosques, la extinción de numerosas especies animales y vegetales, la erosión, los terremotos, los sorprendentes cambios del clima con sus inviernos y sequías, todo aterra.

El deshielo de los nevados en las altas cordilleras y en los polos avanza a pasos agigantados. Pero el horror del apocalipsis que amenaza la existencia misma de nuestra especie y de la naturaleza, se sigue aproximando sin que nada realmente importante se haga para evitarlo. Una lógica irracional domina las mentes de la mayoría de las gentes, que viven como si nada de eso ocurriera. Incluso buena parte niega el problema y se burla de quienes lo advierten.

 

Una lógica irracional domina las mentes de la mayoría de las gentes,
que viven como si nada de eso ocurriera.
Incluso buena parte niega el problema y se burla de quienes lo advierten

 

Cuando el presidente de la superpotencia hegemónica en el mundo afirma sin el menor pudor que es falso que exista el cambio climático, en realidad no es su voz la que afirma semejante estupidez. Es la voz de las grandes corporaciones transnacionales que lo han llevado al cargo para que defienda a rajatabla sus intereses económicos. Las mismas que financian estudios de importantes universidades para que se encarguen de afirmar que el problema no existe.

Y que luego pagan a importantes cadenas de la información, para que difundan con bombos y platillos tales resultados. Después de todo hay de por medio grandes negocios. El caso del glifosato es apenas un pequeño ejemplo. Monsanto lo produce para distribuirlo mundialmente. Gobiernos como el de Colombia lo compran, con el propósito de fumigar los cultivos de coca a fin de erradicarlos. Cientos de millones de dólares cuentan más que el cáncer de los campesinos.

No importa que no se produzca el resultado esperado. Entre otras cosas porque si se produjera, se terminaría el negocio de la corporación. Son muchísimos los cultivos legales en todo el mundo, que usan el glifosato para combatir plagas. Y en idéntica proporción crece el riesgo de los factores cancerígenos. Basta con mirar alrededor. Cada vez más personas padecen y mueren de cáncer, en proporción inimaginable hace muchos años. Nos envenenan impunemente.

Al fin y al cabo eso abre la oportunidad para otros grandes negocios, como el de la salud. Tratamientos y medicamentos costosos que exigen cada año más recursos por parte de los Estados, así como la expansión de las grandes compañías privadas dedicadas a esa modalidad de lucro. Qué tal si hacemos mención de la novísima técnica del fracking para la extracción de hidrocarburos. El empleo del agua en cantidades impensables, así como su irremediable contaminación.

La gran minería del carbón, del oro, la explotación de maderas, actividades que involucran transnacionales para quienes la destrucción de la naturaleza significa una nueva oportunidad de negocios. Es lo que prima mundialmente, lo que aceptan empresarios y gobiernos de países como el nuestro, y de casi todos los países. La lógica capitalista del consumo y la ganancia arrasa absolutamente con cualquier argumento a favor de la humanidad.

Aparecen teorías económicas que hacen énfasis en la vida y la naturaleza por encima de la ganancia. Pero no pasan de ser curiosidades académicas que nadie pone en práctica. Así también se informa de avances científicos y tecnológicos, que permiten identificar planetas similares a la Tierra, a los que teóricamente se podría viajar y poblar por encima de las astronómicas distancias. ¿Alguien piensa que lo llevarían en el viaje interplanetario?

La sola formulación de esa salida envuelve la idea de la destrucción del planeta y la sucesiva extinción de otros. ¿Quién puede impedirlo? ¿Cómo? Habría que desplazar del poder a indolentes intereses económicos y gobiernos poseedores de una superioridad militar aplastante. Medio siglo de guerra insurgente nos probó que ese no era el camino. Se requiere de educación, de consciencia, de lucha de millones y millones de seres humanos. ¿Nos alcanzará el tiempo?

 

 

 

-Publicidad-
0
920
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Qué lucha armada, ni qué ocho cuartos

Qué lucha armada, ni qué ocho cuartos

El bicentenario y la distancia de Bolívar a Duque

El bicentenario y la distancia de Bolívar a Duque

El foro de Sao Paulo y la santa ira del uribismo

El foro de Sao Paulo y la santa ira del uribismo

Salgamos hoy todas y todos, por la vida y la paz

Salgamos hoy todas y todos, por la vida y la paz

Exguerrilleros que exponen y negocian en Corferias

Exguerrilleros que exponen y negocian en Corferias

¿Qué hay detrás de las palabras de Nancy Patricia?

¿Qué hay detrás de las palabras de Nancy Patricia?

Cualquier cosa puede pasar allí, es cierto

Cualquier cosa puede pasar allí, es cierto

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes