El Desafío me aburrió tanto que me puse a ver MasterChef

La decadencia del reality de Caracol es notoria. Un programa que no conecta con nadie y que perdió su objetivo: ser un desafío. Una semana después me pase a RCN

Por: Alfredo Bejarano
marzo 16, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El Desafío me aburrió tanto que me puse a ver MasterChef

El pasado martes inició la temporada número 18 de El Desafío, el reality insignia de Caracol y un programa que desde que inició en 2004 no me lo pierdo. Es la excusa perfecta para compartir en familia y salir de la rutina caótica y estresante.

Con una expectativa gigante, y después de haber visto una de las mejores temporadas de Yo me llamo, esperaba que El Desafío siguiera con esa línea innovadora a la que el canal de los Santo Domingo nos tiene acostumbrados, pero desde el primer minuto algo no me convenció: modelitos fisicoculturista que no representan ni al 0,01 % de la poblacion colombiana. Y ojo, ya han habido otras temporadas de superhumanos, pero en ellas había más humanos que super.

Lo real es que, primero, al ver a los participantes no sentí ninguna conexión, ni siquiera por la región, que siempre jala de alguna forma. Y segundo, al ver que esta temporada empezó desde el primer capítulo a victimizar a los concursantes, me perdió. En ese momento cambié de canal, y la espontaneidad de los participantes de MasterChef me hizo ver que en El Desafío, los superhumanos parecen más superactores.

Ha pasado ya una semana desde el estreno del reality, y aunque intento verlo todas las noches, siempre me pasa lo mismo, termino cambiando a RCN y veo MasterChef, un programa en el que los famosos, sin importar que sean famosos, muestran su lado humano y real. Logran conectar con un público que se ven representados en ellos, algo que Caracol enterró en esta temporada de El Desafío.

-.
0
40300
Cuando Roy Barreras era un médico acupunturista entregado a curar enfermos y no a cazar votos

Cuando Roy Barreras era un médico acupunturista entregado a curar enfermos y no a cazar votos

Ser gay en Tuluá hace 70 años, la valentía de Álvarez Gardeazábal

Ser gay en Tuluá hace 70 años, la valentía de Álvarez Gardeazábal

Revelaciones de la noche de horror en la cárcel de Tuluá

Revelaciones de la noche de horror en la cárcel de Tuluá

La disputa entre Duque y Maduro por Monómeros que quedó en manos de Petro

La disputa entre Duque y Maduro por Monómeros que quedó en manos de Petro

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus