El cura de Los 12 apóstoles, el grupo de Autodefensas que tiene en la cárcel a Santiago Uribe Vélez, da misa en Medellín

A pesar de cargar varios señalamientos encima, Gonzalo Palacio oficia en las parroquias de los barrios San Joaquín y Laureles donde una víctima lo reconoció

Por:
Octubre 18, 2017
El cura de Los 12 apóstoles, el grupo de Autodefensas que tiene en la cárcel a Santiago Uribe Vélez, da misa en Medellín

Fue María Eugenia López la que lo vio en plena misa en la iglesia del Barrio San Joaquín. Ella era una campesina que había perdido a su esposo y a sus cinco hijos en la masacre de La Solita, una vereda de Yarumal en Antioquia, llevaba veinte años buscando al sacerdote Gonzalo Palacio. Ella tenía las pruebas que vinculaban al cura con la atrocidad. Como en otros casos, el cura violó el secreto de confesión y le entregó al grupo de Los 12 apóstoles, la información del lugar donde se escondía su familia que buscaba protección en el pueblo.

Cuando concluyó la oración, López se acercó al púlpito y le gritó: “usted mató a mi familia”. Al cura Palacio no se le movió una pestaña. Con una suavidad inesperada le dijo: “Si tiene algo que decir vaya a la Fiscalía”.

Ella como todos en Yarumal conocía la historia. El cura que tenía al frente junto a otros once personas reconocidas del pueblo entre los que se encontraba, según los señalamientos, el ganadero Santiago Uribe Vélez y los comerciantes Beatriz Calle, Nonato de la Cruz Vargas, Emiro Pérez, Paúl Martínez, Roberto López y Álvaro Vásquez Arroyave, habían conformado un grupo de autodefensa Los 12 apóstoles para ponerle resistencia al Frente 36 de las Farc que asolaba la zona. El cura aprovechaba el sacramento de la confesión para recoger información que le trasmitía al ejército, la policía y la organización paramilitar que a mediados de los años 90, empezaba a coger forma en Antioquia. Entre 1995 y 1997 fueron muchos los asesinatos y desapariciones de personas en Yarumal. María Eugenia sabía además que Palacio tenía dos biblias: en una guardaba la palabra de cristo, en la otra una Smith and Wesson calibre 32 con doce tiros que al parecer sabía usar muy bien.

Las denuncias de la gente y el testimonio del mayor Juan Carlos Meneses, quien se desempeñaba como comandante de la Policía llevaron a judicializar al cura y a los integrantes de Los 12 apóstoles. El párroco pagó cárcel durante seis meses a mediados de 1996 pero todos fueron desvinculados de los hechos en 1997. Los procesos penales estaban cerrados hasta que en el 2012 las declaraciones del mayor Meneses, completado por las versiones de Don Berna y Mancuso llevaron a que la Fiscalía de Eduardo Montealegre reabriera el proceso contra Santiago Uribe Vélez. Cuatro años después se ordenó el 29 de febrero su detención y permanece desde entonces en una Guarnición militar. Su juicio apenas comienza y la solicitud de su abogado Jaime Granados de libertad para llevar el proceso desde su domicilio fue negada.  Por muy posiblemente los procesos de los demás integrantes de Los 12 apóstoles serán reabiertos por la Fiscalía y las horas de tranquilidad y devoción del cura Palacio serán asunto del pasado.

Publicidad
0
17788
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Revelaciones sobre el pasado de Postobón con grupos ilegales

Revelaciones sobre el pasado de Postobón con grupos ilegales

Cinco minutos y una maleta

La finca más querida de Diomedes resultó ser un regalo del paraco Jorge 40

La finca más querida de Diomedes resultó ser un regalo del paraco Jorge 40

Reaparece el Alemán: el temible jefe paramilitar, ahora cerebro en la rendición del Clan del Golfo

Reaparece el Alemán: el temible jefe paramilitar, ahora cerebro en la rendición del Clan del Golfo