El colombiano que ha robado más de dos millones de dólares sin usar un arma

Juan Carlos Guzmán, hace 20 años salió escondido en el fuselaje de un avión. Aprendió siete idiomas, tiene 20 identidades falsas, ha recorrido 59 países y ha robado millones de dólares

Por:
agosto 05, 2014
El colombiano que ha robado más de dos millones de dólares sin usar un arma

Un joven de familia humilde, proveniente de un municipio del Valle se va del país escondido en el tren de aterrizaje de un avión hasta Miami y de ahí en adelante, aprende siete idiomas, maneja aproximadamente unas 20 identidades falsas, recorre unos 59 países y ha robado más de dos millones de dólares, todo ello sin necesidad de un arma. Aunque usted no lo crea, no es la sinopsis de una película de Hollywood sino la historia de Juan Carlos Guzmán Betancourt, un colombiano que se cansó de que la prensa contara su historia llena de imprecisiones y decidió hacerlo él mismo, de la mano del periodista caleño Andrés Pachón, dando como resultado Alias, un libro dónde el propio Guzmán Betancourt cuenta su historia.

“En Alias, se dice no sólo lo que dice él, sino que esa información se contrasta y eso fue un acuerdo que se hizo con él”. Cuenta Pachón, quien ha sido el único comunicador que ha tenido contacto directo con este hombre que se le ha negado a cualquier cantidad de medios internacionales. El interés de Pachón por contar la historia de Guzmán Betancourt viene desde 2005, cuando éste se fuga de una cárcel en Londres. Desde ahí fue que intentó contactarlo sin mayores resultados, por lo cual en 2011 tuvo que elaborar El suplantador basándose en testimonios de policías y demás personas que sí habían tenido contacto con él. Tras haber conocido El suplantador estando en la cárcel, Guzmán decide ponerse en contacto con el periodista.

“Es un hombre que tiene una sonrisa electrizante con la que puede vender nieve a los esquimales, hace todo sin recurrir a la violencia, con modales muy suaves” Dijo Christian Plowman, detective que le ha seguido la pista. Según Pachón “No intimida. Por el contrario, es una persona con un gran sentido del humor y con un poder de palabra impresionante, que puede enredar a cualquiera, pero en verdad es una persona que cae muy bien”.

1043-gde

Hay quienes lo comparan con Frank William Abagnale Jr, quien fue la inspiración para la película Atrápame si puedes, que en 2002 estelarizó Leonardo DiCaprio. “Somos dos personas muy distintas. Él se dedicó a cosas que estudió muy bien (…) Yo soy una persona que hago las cosas muy espontáneamente. Yo no planifico nada”. Dice Guzmán, en la primera entrevista ante cámara que se conoce de él.

Pese a sus orígenes humildes, este hombre es sumamente elegante, de buenas maneras y educado. “El glamour es como todo, algo que se adquiere con la práctica, y en mi caso hace parte del trabajo, de la rutina. Solo basta con tener cierto nivel de refinamiento para que en los hoteles crean que eres un huésped y no pregunten mayor cosa”. Por esa razón es que ha podido robar a “clientes” (Él los llama así) como la esposa del rey de Arabia Saudita, obteniendo botines que han llegado hasta los US$ 280.000.

Guzmán es enfático en que sabe muy bien a quien roba. Únicamente se mete con individuos capaces de pagar una suite de US$ 2.000 la noche, de esa manera se asegura que no está robándole a gente que verdaderamente necesita lo que él se lleva. Igualmente, pese a que dice haber visitado más de 59 países, solamente acepta haber actuado en Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia. “Porque ahí están los mejores clientes”. Comenta en medio de risas.

Alias

Tampoco oculta su homosexualidad. “Siempre he sido gay. Lo he sabido desde que era chiquillo. De hecho, entre los trece y los quince años tuve una suerte de noviazgo con un chaval, pero nadie supo nada al respecto. Hoy en día tengo un novio mexicano, pero no creas que se trata del típico charro mexicano. En absoluto. Es un tío blanco, rubio y de ojos azules. Parece un vikingo, mide un metro con 97”.  (Lea la entrevista completa aquí)

“Me llaman y es un tipo con un acento demasiado español diciéndome que es él. Lo primero que yo le digo es: Usted es colombiano ¿Por qué habla como español? Me dice que me tiene que contar la historia”. Recuerda Pachón sobre el primer contacto que tuvo con Guzmán, así como también del escepticismo ante la noticia de que este hombre buscado por Rolling Stones o Discovery Channel lo escogiese a él para contar su versión. “Resultó ser verdad, el personaje me contactó, me dijo que quería hablar, que había leído el libro y que habían cosas ciertas y otras no tanto”.

De esta manera se llevaron a cabo las cuarenta horas de entrevistas, divididas en veinte encuentros en las que Pachón registró la visión de este personaje que apenas terminó bachillerato y según dice, hace lo que hace porque ya no sabe, ni puede, hacer otra cosa; es su trabajo, su profesión. El periodista enfatiza en que Alias no es una apología al delito, sino que se trata de un personaje cuya historia es rica periodísticamente hablando.

juan1

En efecto, si tenemos en cuenta los temas que por esta época se han vuelto recurrentes en la televisión colombiana, muy probable es que en algunos años, este libro sea el punto de partida para una serie. La publicación consta de 26 capítulos pensados para facilitar una lectura entretenida y dinámica dónde se cuenta una historia que editorialmente exigía un final, pero que según Pachón, es de nunca acabar.

Durante el tiempo que se hicieron las entrevistas, Guzmán era un hombre libre. Sin embargo, al poco tiempo volvió a desaparecer, salvo por escasos correos electrónicos que manda de vez en cuando. “En este momento puede ser más interesante aún porque no se sabe dónde está hoy, nadie lo sabe. Solo sé que se encuentra por Japón o Rusia”. Dice Pachón.

Ante la pregunta si todo lo que ha tenido que pasar, ha valido la pena, Guzmán responde afirmativamente, casi que por inercia. “Pues, le he dado nueve vueltas al mundo, conozco cantidad de países y he llegado a un nivel al que muchísima gente quisiera llegar. Me he auto-educado, he conocido gente maravillosa, que vale la pena, he ayudado a muchísima gente y no, no me arrepiento”.

-.
0
9606
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

"Santiago no pertenecía a la Primera Línea, no estuvo en marchas y no fue detenido por la policía"

Familiares niegan que Santiago Ochoa perteneciera a la Primera Línea

Familiares niegan que Santiago Ochoa perteneciera a la Primera Línea

Las mujeres de Víctor Mallarino

Las mujeres de Víctor Mallarino

La irresponsabilidad de Gustavo Bolivar: veía el partido de Millonarios durante la plenaria del Senado

La irresponsabilidad de Gustavo Bolivar: veía el partido de Millonarios durante la plenaria del Senado