El ciclista que encontró la muerte en las montañas del Tour de Francia

Tom Simpson había sido campeón del mundo y era firme candidato al título hasta que las anfetaminas y el sobreesfuerzo le explotaron el corazón

Por:
julio 19, 2019
El ciclista que encontró la muerte en las montañas del Tour de Francia

Tom Simpson fue el primer ídolo que tuvo el ciclismo británico. En 1966 había ocupado un histórico sexto puesto. Un año después tenía un solo objetivo, ser campeón de la carrera por etapas más importante del mundo. Para eso estaba dispuesto a todo, incluso a atiborrarse de fármacos para no sentir la violencia de las montañas más escarpadas de Europa.

Simpson no era ningún pintado en la pared. En los Juegos Olímpicos de Melbourne ganó una medalla de bronce en la prueba de persecución por equipos y había sido campeón del mundo de ruta en 1965. Si, tenía peso para poder aspirar a subir en lo más alto del podio en los Campos Elíseos. A la extenuante preparación le había agregado una receta especial: anfetaminas. Los controles antidoping en ese año, 1967, eran incipientes. Simpson no veía ningún problema en sortearlos.

El Tour no empezó bien para él. Una infección estomacal que adquirió en las primeras etapas le hizo perder mucho tiempo. Pero tenía una fecha marcada en su calendario, el 13 de julio de 1967, en el temible Mont Ventoux. El ataque se fraguaría en la zona boscosa, poco antes de que empezara el paisaje lunar en donde los pedalistas se sofocarían ante la canícula del verano francés. El ataque solo duró unos metros y lo resistió el súper escalador español Julio Jiménez quien no tuvo problemas en superarlo.

Simpson empezó a sentirse mal. Poco a poco zigzagueaba por la carretera, como si llevara un yunque en la espalda. Se cayó a la cuneta faltando tres kilómetros a media. El médico del Tour, Dumas, le ordenó a su equipo que se bajara de la bicicleta. Pero Simpson estaba decidido a terminar la etapa. Solo pudo andar trescientos mas hasta que se desplomó. Como se verán en estas imágenes Tom Simpson fue atendido por un espectador que le alcanzó a dar respiración boca a boca. Era tal el nivel de exigencia que Simpson, en el suelo y ya agonizante, seguía girando sus piernas como si estuviera pedaleando. Aunque lo llevaron en un helicóptero para atenderlo, Simpson murió a dos kilómetros de la cima del Mont Ventoux, justo donde ahora existe una estatua en su honor. Estas son las escalofriantes imágenes:

-Publicidad-
0
3483
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Letras, un puerto para graduarse como ciclista aficionado

Letras, un puerto para graduarse como ciclista aficionado

Egan Bernal, el pelado de Zipaquirá que les dañó la fiesta a los franceses

Egan Bernal, el pelado de Zipaquirá que les dañó la fiesta a los franceses

El triste final de Miguel Bermúdez, el boyacense que llevó el ciclismo colombiano a Europa

El triste final de Miguel Bermúdez, el boyacense que llevó el ciclismo colombiano a Europa

Nota Ciudadana
Tour de Francia: Nairo lo ha dado absolutamente todo

Tour de Francia: Nairo lo ha dado absolutamente todo