En Redes - Las2orillas

El bar de Yina Calderón que la convirtió en una vecina indeseable

La influenciadora compartió un vídeo con sus seguidores donde mostró su nuevo apartamento. Sin embargo, sus vecinos no la quieren mucho

Por:
junio 26, 2020
El bar de Yina Calderón que la convirtió en una vecina indeseable

Por medio de vídeos en vivo que fueron realizados a través de su cuenta de Instagram, donde tiene más de 1,8 millones de seguidores, la influencer Yina Calderón compartió con sus seguidores el nuevo apartamento que acaba de comprar.

La opita mostró detalles del inmueble como la vista que tiene a la ciudad, el espacio donde instalará un gimnasio y hasta el bar donde guardará trago y hará fiestas.

Sin embargo, no todo ha sido color de rosa. La misma Yina confirmó que los vecinos no la soportan sin siquiera haberse mudado. En efecto, ya ha recibido llamados de atención por parte de la administración del edificio. Según Yina Calderón, ya le han llamado a la policía dos veces.

No obstante, la influenciadora ha manifestado que no dejará de hacer las escandalosas rumbas que la caracterizan y que en más de una ocasión le han valido hasta el interés de la prensa pues ha sido noticia en todo tipo de medios de comunicación. Solo el tiempo dirá si los vecinos logran silenciar a la influenciadora o seguirá dando de qué hablar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Nos fuimos a visitar a Benson ! 🐶🐶 #lunes !

Una publicación compartida de Yina Calderón. (@yinacalderonoficial) el

-.
0
14500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
La mujer que le pondrá fin al imperio de las Kardashian

La mujer que le pondrá fin al imperio de las Kardashian

En redes
Las inhumanas burlas al bebé de Luisa Fernanda W

Las inhumanas burlas al bebé de Luisa Fernanda W

Nota Ciudadana
Facebook, Instagram y Twitter: ¿redes sociales o antisociales?

Facebook, Instagram y Twitter: ¿redes sociales o antisociales?

Instagram: el infierno son los otros

Instagram: el infierno son los otros