El auge del amarillismo en redes tras el atentado del ELN

Infortunadamente, la web está invadida de contenidos violentos y cada vez parecemos acostumbramos más a esto, se nos volvió paisaje

Por: Juan Pablo Pérez
Enero 22, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El auge del amarillismo en redes tras el atentado del ELN
Foto: Pixabay

Minutos después del lamentable atentado el pasado 17 de enero, perpetrado por el ELN (Ejército de Liberación Nacional), muchas personas compartieron imágenes y videos de lo que acababa de acontecer. Estas fueron registradas, inicialmente, por las personas que se encontraban en la Escuela General Santander. Sin embargo, a los pocos minutos muchas personas en Colombia, entre las que me incluyo, y alrededor del mundo ya almacenaban principalmente en sus dispositivos móviles las crudas secuencias de los restos humanos alrededor del carro detonador del aparato explosivo, sin demostrar algún tipo de pudor y compasión con los seres queridos de las víctimas.

Las redes sociales son, indudablemente, herramientas fundamentales para la comunicación entre los seres humanos. Este fenómeno se ha vuelto tan popular que inclusive muchas personas se informan de acuerdo a la inmediatez de las publicaciones de sus contactos, muchas veces sin recurrir a los medios de comunicación, como fuente real noticiosa, y por tal razón se cae fácilmente en las noticias falsas.

Es aquí cuando se abre el debate sobre qué se debe compartir mediante la red social, especialmente Whatsapp, y qué no. Se pensaría que el sentido común invitaría a no compartir contenido sensible que afecte la sensibilidad de los seres queridos de las personas víctimas de un accidente o ataque terrorista… pero, infortunadamente, la web está invadida de contenidos violentos y cada vez parecemos acostumbramos más a esto, se nos volvió paisaje.

Curiosamente, este debate también existe en los consejos editoriales de importantes medios de comunicación. Al respecto, Javier Darío Restrepo, experto en ética periodística, quien dirige el Consultorio Ético de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNP), le dijo al diario El Colombiano: “Entre los efectos sociales de una multiplicación de videos de esta naturaleza está el que los crímenes así mostrados llegan a convertirse en costumbre; el dolor de las víctimas se mirará con indiferencia y, sobre todo, el crimen deja de ser una tragedia para la sociedad y se muta en mercancía”.

Con base en lo anterior, uno de los diarios más importantes del mundo, The New York Times, acaba de ser cuestionado acerca de por qué publicó imágenes sangrientas y amarillistas, en general, sobre la reciente masacre en un Hotel de Nairobi, capital de Kenia. Una de las preguntas de un lector fue la siguiente “Estos no son solo cuerpos. “Estas son personas cuya familia y amigos están leyendo su artículo y experimentando un trauma indeleble al ver las fotos de sus seres queridos”.

El periódico mediante Meaghan Looram, directora de fotografía, contestó lo siguiente: “Nuestros editores siempre toman en consideración el interés periodístico de la historia y nuestra responsabilidad para con nuestros lectores de transmitir honestamente los eventos del mundo, por horribles e inquietantes que puedan ser estos eventos”. Ver imágenes acá.

Es evidente que las imágenes que el diario The New York Times compartió expresan mucho sin necesidad de mostrar en un primerísimo primer plano un resto corpóreo de alguna víctima. Estos retratos han tenido un tipo de edición y generan impacto, cosa que no sucede en muchos de los contenidos que se comparten entre los contactos de redes sociales, quienes lo hacen de manera irresponsable.

En ese orden de ideas, el llamado es a que las personas que utilizan las redes sociales compartan con criterio el contenido y tengan cuidado con el material que puede ser sensible para los familiares de las víctimas, niños y, especialmente, que no nos volvamos más indolentes a las calamidades que padece nuestro país.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
391

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Por el ojo de la chapa

Por el ojo de la chapa

Nota Ciudadana
La paz es nuestra

La paz es nuestra

Cuatro cadetes de la General Santander dan la pelea por sus vidas

Cuatro cadetes de la General Santander dan la pelea por sus vidas