El ABC del negocio de las vacunas contra el covid-19

Las farmacéuticas cerraron 2021 con 65.600 millones de euros facturados gracias al covid-19, más del doble que el sector de las vacunas de antes de pandemia

Por: Sergio Daza
febrero 09, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El ABC del negocio de las vacunas contra el covid-19
Foto: Pixabay

El covid-19, que desde principios de 2020 empezó a causar estragos en todo el mundo y por obviedad en todo el territorio nacional, ha significado, intencionalmente o no, un aumento exponencial de las ganancias para cada uno de los laboratorios que se montaron en esa célere carrera por encontrar una vacuna para combatir aquel popular y controvertido virus.

Desde otrora, la humanidad ha perseguido la manera de alcanzar la inmunidad para combatir y frenar la propagación y severidad de algunas enfermedades que como la varicela, la difteria, el sarampión y ahora el covid-19, han causado graves afectaciones en el plano social, económico, político y ecológico. Es por ello que desde que se descubrió y se inició la acelerada propagación del nuevo coronavirus comenzó, paralelamente, una carrera por descubrir en tiempo récord una vacuna que permitiera hacer frente a la repentina pandemia naciente.

Fue allí cuando aparecieron en amalgama de laboratorios que con rapidez comenzaron a elaborar y distribuir una vacuna para enfrentar las graves consecuencias que estaba causando el covid-19 a partir del aumento de índice de mortalidad y la gravedad de sus secuelas; sin embrago, no hay que dejar de lado que, sin duda alguna, el acelere que envolvió todo el esquema de elaboración y producción de la vacuna ha generado suspicacia en muchas personas, quienes a pesar de la propagación del esquema de inoculación, ven con escepticismo la aplicación de aquella, pues entienden que todo el proceso no se dio a cabalidad con los tiempos propios de este tipo de métodos y, en ese sentido, perciben aquel con recelo y credibilidad; empero, tampoco es menos cierto que existe otro gran grupo de personas que pese a la incredibilidad participan activamente de las etapas de vacunación y ven en ella una alternativa o solución a la situación presentada.

Al margen de lo anterior, esto es, de los detractores y partidarios de las vacunas, han sido otros los que, alejados de todas estas concepciones y soslayando la fiabilidad o credibilidad de aquellas, han visto en este un gigantesco negocio lucrativo, produciendo y comercializando toda serie compuestos de inoculación: que si la Pfizer, o Moderna, que si la única dosis de Janssen es suficiente o mejor una doble dosis de AstraZeneca, o ahora que si los famosos “refuerzos” son necesarios, y que comoquiera que no existe a veces la posibilidad de continuar con el esquema inicial, se legitima la inyección de compuestos disímiles bajo la premisa que “la mejor vacuna es la que está disponible” —pero todo esto último es otro tema—; en todo caso, retomo, son los grandes laboratorios los que más se han beneficiado con todo eso que ha venido sucediendo en los últimos dos años, su corrida contrarreloj por hacerse del dominio del mercado y los millones de dólares que hay detrás de todo ello les ha traído un fructuoso negocio que ahora quieren mantener con dosis de “refuerzo” —algunos países ya van para su quinta dosis—.

En efecto, la disminución de la eficacia de las vacunas, amén de ser un motivo de preocupación desde el plano de la salud, se erige en la evidencia de un fructífero negocio que rodea todo este acelerado esquema de vacunación que ha venido empujándose; de hecho, recientes estudios sobre la eficacia de los esquemas de inoculación han provocado una avalancha de pedidos de dosis para ser usadas como refuerzo en las últimas semanas, todo lo cual implica que es probable que la industria de covid-19 sea ya mucho mas grande que el negocio de la gripa; es así como, los principales fabricantes de estos antídotos han sumado —y seguirán sumando— decenas de miles de millones de dólares en este nuevo negocio e, igualmente, dispararán sus beneficios de una forma sin precedentes.

El caso más palpable y espectacular se ve reflejado en las firmas biotecnológicas, que actualmente no cuentan casi con negocio, pues su actividad hasta ahora ha sido desarrollar fármacos pero sin lograr que alguno alcance el mercado. Moderna, CureVac y BioNTech darán un salto de gigante desde los 179 millones de euros en ventas en 2019 a sumar ingresos por 24.052 millones en 2020, 2021 y 2022.

Es así como Pfizer, BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson cerraron el 2021 con cerca de 65.600 millones de euros facturados por sus inyecciones contra la covid-19, más del doble que todo el sector de las vacunas antes de la pandemia. Estas farmacéuticas han vendido al menos 5.850 millones de dosis en un año de oro, en el que han experimentado crecimientos vertiginosos. La multinacional Pfizer ha facturado el doble que en 2020, mientras que su socia alemana, la startup BioNTech, ha multiplicado su caja casi por cien durante el último año. Ambas concentran el 71,2% de las ventas.

En definitiva, es claro que los grandes laboratorios han encontrado en el desbarajuste del stats quo vivido en todo el mundo por cuenta del súbito covid-19, un camino para dar rienda suelta a la comercialización de aquellos insumos, convirtiendo en un verdadero negocio rentable la aplicación de tal mecanismo de prevención y combate que con el paso de los años, la ineficacia de las mismas en largos interregnos y la necesidad de refuerzos paulatinos, traerá consigo una impulsión de la comercialización de estos insumos que a la larga dejan cuantiosos réditos a sus productores, todo lo cual aunque no es mal  si es una palpable aserción a tener en cuenta, y en ese sentido, cada quien sacará sus conclusiones.

-.
0
200
Cómo se las arregló Cesar Mora para soportar el matoneo por ser bajito

Cómo se las arregló Cesar Mora para soportar el matoneo por ser bajito

El Cementerio San Pedro en Medellín, donde las tumbas se volvieron piezas de museo, cumple 180 años

El Cementerio San Pedro en Medellín, donde las tumbas se volvieron piezas de museo, cumple 180 años

¿Quién dijo que un cantante no podía actuar? Silvestre le cerró la boca a los que no daban un peso por él

¿Quién dijo que un cantante no podía actuar? Silvestre le cerró la boca a los que no daban un peso por él

El líder sindical que prendió las alarmas de la corrupción en Emcali: el hueco sería de $216 mil millones

El líder sindical que prendió las alarmas de la corrupción en Emcali: el hueco sería de $216 mil millones

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus